Arturo Molina: La unidad de la oposición: clave para el triunfo en 2024

Compartir

 

La crisis generalizada en suelo venezolano representa un momento crucial en el estamento contemporáneo. La calidad de vida se deteriora a pasos agigantados. La libertad y democracia están siendo borradas en el marco de los derechos que en ellas se consagran para los ciudadanos. El desarrollo no se percibe, y la miseria no tiene doliente gubernamental. La revolución del siglo XXI llega a un cuarto de siglo en el poder, y han convertido la excusa en su niña bonita para proseguir con la destrucción del país y sus instituciones.

La oposición tiene la responsabilidad histórica de unirse y presentar un candidato único que represente sus ideales y pueda derrotar al oficialismo en las próximas elecciones presidenciales del 28 de julio de 2024. La división ha sido su principal enemigo. A tal extremo se ha llegado que el odio ha abrazado y enemistado a amigos, compañeros, núcleos familiares, vecinos, quienes, a través de la aparente desunión de las cúpulas, terminan siendo ellos los que se enfrentan en la base. Los venezolanos han visto con frustración como la falta de unidad le ha facilitado las cosas al oficialismo para que se mantenga en el poder. Es la hora de dejar de lado las diferencias estériles, y enfocarse en el contexto del objetivo común que interesa a todos: alcanzar el cambio de sistema de gobierno para recuperar la tranquilidad y el derecho a vivir bajo el manto de la pluralidad.

El oficialismo ha demostrado poseer una maquinaria electoral poderosa, con control sobre los recursos del Estado y las instituciones. Para derrotarlo no es suficiente con decir que ellos registran un alto rechazo por parte de los ciudadanos. Hay que conectar a la gente con la confianza en sus dirigentes, lideres y representantes, pero eso no es posible con habladores de pendejadas. Es necesario convencer a quienes se les ha impregnado el manto de la frustración, para organizarlos y movilizarlos. En ese escenario la propuesta programática es fundamental. Allí el consenso es el protagonista.

La fecha para inscribir al candidato se acerca. Las decisiones que se tomen en las próximas horas serán cruciales para el devenir del mañana. La actuación responsable espera por los figurantes políticos, y surge la pregunta: ¿hay interés en el liderazgo opositor por cambiar el actual sistema de gobierno? Esperemos que sí.

jarturomolina@gmail.com – @jarturomolina1 – Trinchera Tachirense

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado