María Corina Machado acusó a Nicolás Maduro de ir a una escalada bélica para evitar la ruta electoral

Compartir

 

La líder opositora venezolana María Corina Machado consideró este jueves muy preocupante que el gobierno de Nicolás Maduro use la escalada bélica con Guayana por el territorio de Esequibo como excusa para salirse de la ruta electoral de las Presidenciales, previstas para el segundo semestre de 2024.

Nosotros creemos que es muy preocupante, muy preocupante que el régimen utilice esta escalada bélica como una excusa para salirse de la ruta electoral, afirmó Machado en una intervención telemática ante la delegación de la relaciones del Parlamento Europeo con Mercosur, en la que abogó por desescalar el conflicto.

El Consejo de Seguridad de la ONU tratará este viernes a puerta cerrada el conflicto del Esequibo abierto por Venezuela, que reclama este territorio del estado de Guyana, algo que el presidente del país afectado, Irfaan Ali, considera como una amenaza inminente para su integridad territorial y para la paz mundial.

Tenemos que desescalar esto. Se trata de un asunto de Estado. No podemos convertirlo en una diatriba política, y muchísimo menos en una escalada de un conflicto regional, clamó la líder opositora venezolana ante la Eurocámara.

María Corina Machado, Venezuela y Guyana

Venezuela ha incorporado a sus mapas ese territorio, que ahora llama Guayana Esequiba, y ha animado a la empresa estatal petrolera PDVSA a que comience a otorgar licencias de explotación en ese territorio.

Estos planes y las recientes graves acciones de las autoridades de Venezuela, en referencia a la detención de un antichavista y a las órdenes de captura contra otros tres, Machado los enmarca en un intento del chavismo de distraer la atención de la desafección que, según ella, siente cada vez más el pueblo venezolano hacia el chavismo.

Maduro trata, dijo, de distraer la atención y obviamente pasar a un plano muy peligroso (…) de un conflicto fronterizo, tratando de cohesionar alrededor de un planteamiento nacionalista, patriota, a todos los sectores fundamentales del oficialismo, involucrando a las Fuerzas Armadas.

Y explicó la retórica cada vez más agresiva del chavismo debido, entre otras cosas, a la escasa participación ciudadana en la consulta que convocó el pasado domingo sobre Esequibo y que puso de relieve su bajísima capacidad de convocatoria.

Se convirtió entonces en un referendo a Maduro y no al Esequibo. Y por eso es muy importante que la comunidad internacional entienda que esto fue un repudio al sistema, a la forma como se pretendió chantajear a la sociedad, pero no el rechazo o nuestra justa reclamación sobre el Esequibo, afirmó Machado.

El chavismo ha perdido completamente su base social

Desde el domingo, en su opinión, el chavismo ha visto que ha perdido completamente su base social, que ya ni siquiera el chantaje y el miedo, que eran prácticas masivas y sistemáticas, rinden fruto, que esto ha sido triunfo de la dignidad en los lugares más recónditos, en las zonas más populares, que eran sitios donde el chavismo ejerció un control total, la gente se ha rebelado.

Y por lo tanto, advirtió, esto genera para el régimen una enorme fragilidad de cara a un proceso electoral, que trata de evitar.

Por lo que Machado lanzó un llamamiento a la comunidad internacional a mantenerse firme en la celebración de las elecciones presidenciales el próximo año para avanzar en una transición pacífica y estable en Venezuela.

El gobierno de Nicolás Maduro puede aprovechar la crisis para aplazar las elecciones

Maduro maniobra con Guyana

Venezuela ha desempolvado un conflicto territorial con un país vecino que se remonta al siglo XIX y del que muchos no se acordaban. El Gobierno de Nicolás Maduro convocó el pasado fin de semana un referéndum en el que preguntó a los venezolanos si estarían de acuerdo con la anexión del Esequibo, un territorio selvático rico en minerales y petróleo que pertenece a Guyana. Pero detrás de su relevancia estratégica y tamaño, que quintuplica el de Bélgica, hay una maniobra política. El chavismo se volcó en esta votación. El voto a favor, según las autoridades, alcanzó un 95%, con un 50% de participación, aunque no hay una sola fotografía de un colegio electoral que documente una afluencia masiva. Maduro convocó la consulta en octubre, un día después de las primarias de la oposición que ganó por una amplia mayoría María Corina Machado, a quien las autoridades chavistas tienen inhabilitada para participar en procesos electorales. Machado, según las encuestas, sería la favorita en la contienda presidencial prevista para 2024. Pero la celebración de esas elecciones no está todavía asegurada.

En plena escalada de la tensión con Guyana, el chavismo ya ha echado mano del conflicto territorial para agitar el espantajo de la conspiración interna y aprovechó para señalar al equipo cercano de Machado. Si la crisis se agrava, el mandatario venezolano tendría además la facultad de decretar un estado de emergencia y aplazar la votación. Hoy la alerta es máxima. El presidente guyanés, Irfaan Alí, el único jefe de Estado musulmán en América, viajó hace unos días hasta la frontera con uniforme militar e izó una bandera de su país en un cerro. Venezuela movilizó al Ejército cerca de esa zona y Estados Unidos anunció maniobras militares conjuntas con Guyana.

Entre los dos países media ahora la Corte Internacional de Justicia de la ONU, que no ordenó suspender la consulta venezolana, pero que advirtió a Caracas de que no puede hacer nada que modifique la situación sobre el territorio que administra y controla de facto la Guyana. Entre las preguntas del referéndum había una que planteaba crear un Estado en el Esequibo y dar la nacionalidad a 125.000 personas que viven allí.

Las instancias para resolver estas disputas son los organismos internacionales de arbitraje, no las consultas populares. Aun así, Maduro no da señales de querer reconocer la jurisdicción del tribunal de la ONU. De hecho, existe una sentencia del Tribunal Supremo venezolano que dicta que el país no acata decisiones de instancias internacionales en su territorio. Pero mientras se dirime el conflicto en los tribunales, el chavismo tiene la excusa perfecta para declarar la conmoción interna y aplazar las elecciones por tiempo indefinido. Y esto es una amenaza para una disputa electoral justa y con garantías democráticas.

El País de España

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado