Ismael Pérez Vigil: Exclusividad y Primaria

Compartir

 

De la propuesta de apoyo a la Primaria, planteada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) el 22 de septiembre, y respondida por la Comisión Nacional de Primaria (CNdP) el 2 de octubre, se derivaron algunos eventos que vale la pena destacar. Por una parte, las diferentes reuniones sostenidas entre la CNdP y el organismo comicial y las reuniones con candidatos, partidos y factores políticos que apoyan el proceso de Primaria, para conocer la posición de estos; y por la otra, la declaración del CNE sobre su exclusividad para organizar procesos electorales.

Consultas con candidatos y partidos.

Desde el 23 de septiembre y hasta el día domingo 1 de octubre, la CNdP desarrolló un amplio proceso de consulta con candidatos, partidos políticos que los apoyan, otros partidos o factores políticos que apoyan el proceso, y múltiples personas con conocimientos en la materia y cuyas opiniones siempre han sido muy valiosas para la toma de decisiones políticas y electorales.

Dos aspectos destaco de estas reuniones; uno, las reuniones en sí; por primera vez en mucho tiempo, la CNdP logró reunir en una misma mesa a partidos políticos de la llamada Plataforma Unitaria y sus candidatos y otros partidos fuera de la Plataforma Unitaria que han presentado seis candidatos y otros, que aunque aún no apoyan candidatos o no se han decidido a hacerlo, trabajan y apoyan el proceso de Primaria. Esa es una demostración palmaria de que, si es posible la UNIDAD, por encima de diferencias, ante problemas comunes.

Lo segundo a destacar es que, en esas reuniones, con matices, con diferencias menores, con opiniones distintas, con análisis variados, pero todos expuestos libremente y escuchados por todos con respeto, al final se logró una posición consensuada en diversos puntos y que fue la que la CNdP recogió en el documento, llevado el lunes 2 de octubre al CNE.

Las reuniones con el CNE y la respuesta a su propuesta.

A las reuniones entre la CNdP y el CNE, sostenidas entre el 26 y el 28 de septiembre, ya me referí ampliamente en mi artículo anterior (ver CNdP-CNE y Primaria); no obstante, resumo brevemente lo ocurrido. La propuesta del CNE se contrae, de manera resumida en dos aspectos: uno, utilizar el sistema automatizado de votación del CNE en la Primaria, con todas sus implicaciones −por ejemplo, uso de identificación biométrica o capta huellas, centros de votación oficiales, capacitación y acreditación de los miembros de mesa con el sistema del CNE, vía página Web, etc.− y dos, lo anterior supone correr la fecha de la Elección Primaria para el 19 de noviembre.

Como es sabido, el lunes 2 de octubre la CNdP agradeció la propuesta del CNE, no rechazó el apoyo del CNE, pero si los términos planteados y reafirmó que su solicitud de apoyo se reducía a los cinco puntos que habían sido presentados durante la reunión del día 28 de septiembre: Disponer de algunos centros de votación oficiales; apoyo del CNE para contactar a la FFAA, con el fin de lograr la protección de los centros de votación el 22 de octubre; salvoconductos del CNE para el traslado del material electoral; facilitar contactos para el ingreso al país de reporteros internacionales; y apoyo para el ingreso al país de algunos expertos electorales y personalidades que serán invitados por esta Comisión, con motivo de la Primaria.

Pero la propuesta del CNE no se reduce simplemente al ofrecimiento del sistema automatizado y, en consecuencia, la necesidad de correr la fecha al 19 de noviembre. Veamos a continuación.

Los argumentos del rechazo a la propuesta CNE.

Los argumentos de la CNdP para rechazar la propuesta del CNE, se pueden resumir de la siguiente manera:

1)      La situación de los candidatos inhabilitados, pues no queda claro en la propuesta del CNE que este organismo acepte los 13 candidatos con los que ya cuenta la Primaria, tres de los cuales están inhabilitados.

2)      El rechazo a la votación manual por parte del CNE, que niega todo el esfuerzo ciudadano desplegado durante los últimos cuatro meses.

3)      La inseguridad respecto a la preservación de la identidad del elector, pues la utilización de los cuadernos electrónicos que se cargarían en las maquinas, sin asegurar el borrado de los mismos y de la memoria de la máquina, permiten identificar a los electores que votan en la Primaria, aun cuando no se conozca la opción por la cual votan.

4)      Otro punto que resaltaba como negativo en la propuesta del CNE, es que tampoco protege la identidad de los miembros de mesa, pues la CNdP debía entregar su listado de miembros de mesa para ser validados, acreditados, cargados en las mesas de votación y capacitados por el CNE.

La respuesta del CNE al rechazo de la CNdP.

La respuesta del CNE a estos planteamientos y otras solicitudes de la CNdP,  se produjo el mismo día 2 de octubre y fue un comunicado del ente comicial en el que, si bien “…ratifica su disposición de brindar apoyo técnico automatizado a la Comisión Nacional de Primarias” (SIC),  afirma que “tiene la competencia exclusiva para organizar elecciones” en el país; esta comunicación ha desatado cierta polémica, de la que se han valido algunos voceros y enemigos de la Primaria, para atacarla; pero, aunque no ha suscitado aun una respuesta por parte de la CNdP, creo que es un tema ciertamente muy complejo. Veamos por qué.

La “exclusividad” y votación manual.

Lo primero a destacar con respecto a la “exclusividad” del ente comicial, es que ese no era el criterio que compartía el equipo rectoral del CNE anterior, con el que negociamos hasta su renuncia en el mes de junio. Es de recordar que el 18 de abril, cuando ese CNE rechazó públicamente las propuestas de la CNdP, reafirmando su criterio respecto a la utilización del sistema automatizado, rechazó obviamente la votación manual propuesta por la CNdP en uno de los escenarios; pero, no rechazó la posibilidad de que ésta realizara dicho proceso manualmente y sin la participación del CNE:

En este escenario la CNP plantea realizar la elección manual, por lo tanto, el CNE no tendrá ninguna participación, en ese sentido cualquier coordinación con los entes del estado relacionados al uso de las escuelas públicas y la seguridad del evento electoral… la gestión de apoyo con las instituciones educativas públicas para el funcionamiento de los CV, debe ser realizada directamente entre el Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE) y la CNP… Al CNE no participar en la organización logística y técnica de la elección, la CNP deberá gestionar el apoyo directamente con el CEOFANB… En este escenario la CNP, será responsable de todo el diseño e impresión de los instrumentos electorales que se utilizarán en el proceso electoral, así como toda la organización técnica y logística de la elección…El CNE suministrará el último corte de registro que se tenga para la fecha que lo requiera la CNP.” (Respuesta a solicitud de apoyo técnico de la Comisión Nacional de Primaria al Consejo Nacional Electoral, 18 de abril de 2023, ver documento completo)

Como se puede apreciar, en esa ocasión el CNE consideró que la CNdP podía emprender por sí misma la organización de la Primaria, incluso con votación manual, sin ninguna alusión a una competencia “exclusiva” del ente comicial para organizar procesos electorales.

Los candidatos como sociedad civil.

En la opinión de algunos juristas, los candidatos, si bien la mayoría son propuestos por organizaciones políticas, compiten al margen de símbolos y partidos, algunos de los cuales, por cierto, no están reconocidos por el CNE; ellos, los candidatos, compiten como ciudadanos y de esa manera aparecen en la boleta electoral con la cual votarán los electores, por sus nombres y apellidos. De igual manera, el evento es organizado y desarrollado por un grupo de ciudadanos, la CNdP, que ha convocado a toda la sociedad civil y a los partidos, para que participen de un proceso, que dejó de ser un acto político, interno, de agrupaciones con fines políticos −como los denomina peculiarmente la Constitución, que ni siquiera habla de partidos− y esto tiene consecuencias que no se han tocado a fondo, ya que muchos consideran que ubica el evento de la Primaria en la parte final del ordinal 6 del artículo 293, que habla de “asociaciones civiles”; y no en la primera parte de ese artículo, que se refiere a las agrupaciones con fines  políticos.

¿Evento político partidista?

Ciertamente, si la Primaria es un evento convocado por los partidos políticos agrupados en la Plataforma Unitaria −que decidió organizar un evento para elegir un candidato unitario para competir en la elección presidencial de 2024−; en ese caso la Primaria cae de lleno en esa parte del ordinal 6 del artículo 293, que se refiere a las agrupaciones con fines políticos. Pero si esto no es así −y como hemos visto hay juristas que esgrimen razones al respecto− entonces aplicaría la parte final del ordinal 6 del artículo 293, que habla de “asociaciones civiles” −que deben solicitar la intervención del CNE o esperar una orden de la Sala Electoral del TSJ−, lo cual pone en duda la “exclusividad” de que habla el CNE.

Conclusión.

En ese comunicado del CNE, del día 2 de octubre, el organismo comicial abroga la facultad de cualquiera para organizar una elección y se atribuye la exclusividad de hacerlo; algo que nadie discute, para cargos públicos de representación popular. Sin embargo, muchos piensan que esa declaración del CNE “…no tiene carácter de Acto Administrativo y se trata de una opinión o manifestación de voluntad de un ente público… sin carácter obligante…”, porque no se trata de una sentencia o un amparo, que es lo que le correspondería a un tribunal o al TSJ.

Politólogo

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado