Por la crisis inmobiliaria en China, las acciones de Evergrande cayeron más del 20%

Compartir

 

Las acciones de Evergrande se desplomaron en la Bolsa de Hong Kong tras anunciar que no podrá emitir más deuda.

Las acciones de China Evergrande Group se desplomaron este lunes un 21 % después de que la endeudada promotora anunció este domingo que no puede emitir nueva deuda.

El valor de las acciones de la empresa -que volvieron a cotizar en la Bolsa de Hong Kong a finales de agosto tras casi año y medio suspendidas- cayeron un 21,8 %.

Asimismo, el subíndice Inmobiliario del índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, cayó un 2,5 % al cierre de las cotizaciones.

Evergrande recomendó a los titulares de valores de la empresa y a los inversores potenciales que actúen “con cautela” a la hora de negociar con las acciones de la compañía.

Este domingo, Evergrande anunció en un comunicado que no puede cumplir con los requisitos para la emisión de nuevos títulos de deuda en este momento, ya que su filial Hengda Real Estate Group está siendo investigada por la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China.

El anuncio se produjo solo unos días después de que Evergrande dijera que había aplazado sus reuniones de reestructuración de deuda por tercera vez.

A mediados de mes, la Policía de la ciudad suroriental china de Shenzhen informó de la detención de un número indeterminado de empleados de la filial de gestión de patrimonio Evergrande Wealth, aunque el grupo aseguró que los arrestos “no afectarían” a sus operaciones.

El pasado agosto, Evergrande presentó una solicitud de quiebra en EEUU para proteger sus activos de los acreedores mientras sigue negociando la reestructuración de su deuda.

La posición financiera de muchas inmobiliarias chinas empeoró después de que, en agosto de 2020, Beijing anunció restricciones al acceso a financiación bancaria a las promotoras que, como Evergrande, habían acumulado un alto nivel de deuda apoyando durante años su crecimiento en agresivas políticas de apalancamiento.

En los últimos meses, ante la crisis en el sector, el Gobierno ha cambiado su tono y ha anunciado diversas medidas de apoyo, con los bancos estatales abriendo asimismo líneas de crédito multimillonarias a diversas promotoras.

El pasado mes de marzo, la promotora china informó de un plan de reestructuración de su deuda ‘offshore’, que entonces ascendía aproximadamente a 140.284 millones de yuanes (17.702 millones de euros), que permitiría canjear la deuda por nuevos pagarés de la empresa con distintos vencimientos, entre otras medidas.

La reestructuración propuesta aliviará la presión de endeudamiento en el extranjero de la compañía y facilitará los esfuerzos para reanudar las operaciones y resolver problemas en el país, dijo entonces Evergrande.

Evergrande ya estuvo bajo el foco en 2021 tras conocerse que al menos media docena de empleados amortizaron productos de gestión de patrimonios antes de las fechas previstas, aunque más tarde fueron amonestados y obligados a devolver los fondos.

EFE y Europa Press

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado