Lo que pasará en España el 23 de julio

Compartir

 

Considero que Pedro Sánchez lleva tiempo dando saltos hacia delante y ya se le acabó el espacio. Va a perder las elecciones porque ha intentado todo por mantenerse en el poder y salirse con la suya gobernando a espaldas del consejo y opinión de los veteranos de su partido (los actuales gobernantes de comunidades autónomas); pactando acuerdos y cediendo un montón de concesiones a partidos independentistas de Cataluña, al brazo legal de E T A, a Podemos (que se ha comportado como un partido de oposición dentro del gobierno para no quemarse) y ha aprobado leyes o impopulares o demagógicas que le llevaron a la debacle en las elecciones de abril ahora, adelantándose a un previsible desgaste de aquí a diciembre, quiso jugarse la carta de convocar a elecciones adelantadas en plenas vacaciones y dentro de ellas en un puente feriado a ver si le favorece la abstención o si están más relajados los ánimos. Tiene una campaña con argumentos muy débiles y poco creíbles: no logra asustar a la gente con lo de que el partido popular va a pactar con Vox porque él pactó con los ex etarras y eso le ha restado apoyos, aparte no es capaz de responder porque no apoya entonces al PP para formar gobierno y cerrarle el paso a Vox cosa que, en una jugada magistral, si lo hizo el PP en algunas circunscripciones para evitar que gobernaran los ex etarras (Bildu).

La inflación está fuera de lo normal y aunque esté en parte justificada por el conflicto de Ucrania, tú sabes que a la gente le tocan el bolsillo y no entiende de razones sino que no le alcanza la plata. Pablo Iglesias renunció a la vicepresidencia hace un tiempo para no quemarse con el gobierno, pero no pudo remontar y su esposa ha sido muy torpe en el manejo de una ley contra delitos sexuales que gracias al apuro con que fue aprobada dejó un vacío por donde se han beneficiado de reducción de condena e incluso libertad cientos de personas condenadas por violación, agresión sexual, etc. Irene Montero, la esposa de Pablo Iglesias y ministra de igualdad y defensora de esta ley, creyendo que está en otra parte, le echó la culpa a los jueces que estaban liberando criminales para perjudicarla a ella. Ardió Troya.  Eso por la parte del PSOE. Y el PP no es que sean unos angelitos, pero ya con quedarse callados y no meter mucho la pata tienen asegurado el triunfo. No por méritos propios, sino porque los adversarios son muy malos.

Lo otro, no menos importante, es que, como bien lo sabes, ganar las elecciones no significa ser jefe de gobierno. Hay un trámite que es más que nada protocolario que es participar al Rey que el pueblo ha elegido a tal candidato y se le pregunta si él lo aprueba, cosa que invariablemente sucede porque el Rey es Rey pero no tonto. Después vas a las cortes y postulas tu candidatura a jefe de gobierno en vista de que al ser el más votado tienes más chance de que tenga éxito tu postulación y aquí empiezan las negociaciones para conseguir el apoyo que constituya una mayoría simple. Y aquí entran en el juego Vox por la derecha y Podemos (o lo que queda de eso), Sumar (el partido divide votos de Pedro Sánchez) por la izquierda. Y después un chiripero que puede votar a uno u otro o abstenerse para favorecer a uno u otro.

¿Cuál es la incógnita? Si el PP consiga la mayoría absoluta o una cantidad de escaños que pueda permitirle conseguir la mayoría con el apoyo de algunos partidos pequeños y no con Vox. Pedro Sánchez puede perder las elecciones pero luego conseguir consenso con su chiripero o, como ya hizo antes, impedir que el PP forme gobierno y llamar a nuevas elecciones. Cosa que sería lamentable por la perdida de tiempo y dinero. Así veo yo las cosas.

Elecciones Generales en España el 23 de julio

Costa del Sol

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado