Orlando Ramírez: ¿Por qué y para qué María Corina XXXII?

Compartir

 

Venezuela, siempre ha representado un Gran Faro Potente para el mundo; no obstante ha sido oscurecido de la noche a la mañana por una fuerza vil; entonces, su luz ha languidecido y con ello de paso, se ha perdido: La Primera Independencia lograda a Sangre y Fuego por corajudos héroes de civiles y militares que dieron luz a otras naciones, ejemplo el insigne Universal Andrés Bello con 29 años en su patria, después de 19 años en Inglaterra, por último decidió irse a Chile, donde culminó el resto de su larga vida de 84 años, habiendo creado mucha sabiduría para la humanidad. Dejó una familia numerosa. En esas 3 naciones y una huella imperecedera de grandes conocimientos. Fueron Libertadores como Bolívar, Sucre, Urdaneta, Páez, y otros quienes en esas luchas incluyeron, a Suramérica, en nuestro país se culminó, con la Creación de la Nación venezolana, en 1830.

Después transitamos con un período muy largo de altibajos, hasta que alcanzamos en tantas idas y venidas al fin en 1958, la tan anhelada: Libertad y Democracia plena, y cerramos con ese glorioso ciclo en 1998; así la historia republicana lo recogerá en sus largas páginas sagradas y lo contará a los hijos y adultos con señales de 24 años de sufrimientos y destrucción, la gráfica es muy elocuente, lo dice todo; el andamiaje que sostiene a una nación, se vino abajo. Ha sido un retroceso, representado en décadas de atraso.  No hay duda que ha sido el más negro periodo de nuestra historia republicana, de casi un cuarto de siglo. Ellos llegaron por vía democrática, amparado al Estado de Derecho con 3 Poderes independientes. Ahora se resisten a realizar elecciones transparentes, justas y democráticas. Actualmente sin un Estado Derecho y sin Poderes autónomos.

Democracia y libertad
Democracia y libertad

Entretanto, la peor calamidad vivida en nuestro país es la huida casi bíblica de un pueblo, sin guerras representado por la Clase media poderosa, bien nutrida de conocimientos emanados por universidades, técnicas industriales y escuelas de oficio, todo en democracia. Esa es la riqueza del conocimiento y la sabiduría, formada durante largos años. Amén de los patrimonios materiales del petróleo, hierro, acero, oro, coltán, y demás minas y de ecosistemas en la Amazonía. Ahí está el futuro de Venezuela con un desarrollo industrial, forestal, agrícola para Refundar la Nación, coincidimos con el Episcopado de la Iglesia Católica. En la búsqueda del bien común. Bajo esa filosofía debemos avocarnos con la construcción de una importante infraestructura de autopistas, carreteras de primera, rurales, vías férreas, aeropuertos, puertos marinos y fluviales, siderúrgicas, fábricas de auto motriz, de rieles para trenes, industrias de panales de sol, aprovechando las energías incandescentes  del sol  tropical para producir energía sin más uso de hidrocarburos; también la construcción de barcos, de y urbanismos, conducida por los pensamientos de María Corina, como futura Presidenta de Venezuela y con ello la Primera Mujer en esas lides, con su equipo de expertos venezolanos y con asesoramiento y financiamiento internacional.

Hoy día, Venezuela sometida por un asalto criminal de nuestros diversidades ambientales, produciendo daños a la ecología llevada a cabo por bandoleros y criminales fundamentalmente en el sureste del país de grandes superficies, correspondiente a los inmensos estados con superficie gigantes de: Bolívar, Amazonas, Apure y Guárico y otros territorios, para lo cual se necesita una nueva división territorial para crear nuevos estados y la Municipalización para la Descentralización, como eje central del desarrollo del país.

Estos estados referidos, alcanzan el 60 % de la total superficie nacional, mayormente despoblados solo equivale a un 12 al 14 %, de la población venezolana. Estos territorios, ubicados en el Esequibo, territorio en Reclamación. Urge su repoblación, por millones de venezolanos que viven en ranchos insalubres en las montañas del Ávila, y el Valle de Caracas en el Estado Miranda, y de otras ciudades del país. En esos espacios ya vacíos se debe sembrar plantaciones de café, productivas y protectora del ambiente, como lo fue en el siglo XIX.   Además, al lograr La Segunda Independencia podamos en estos colosales territorios ubicar a la diáspora, a la cual invitaremos a que se integren en estos espacios y abandonados y olvidados, a la mano de Dios. Ellos deben recibir créditos para visualizar nuevos mercados teniendo, la vista puesta, primero hacia los países de Suramérica: como el colosal Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, y otras naciones. Qué representan más de 300 millones de personas.

Ha sido una división social, en que los padres se quedan en el país y sus hijos se ven obligados de tomar nuevos rumbos de más 7 millones de venezolanos deambulando por carreteras, caminos espinosos, montañas de grandes farallones, ríos crecidos y mares infestados de tiburones, como ha sido la singladura desde El Puerto de Guiria del Estado Sucre, en busca de Trinidad y Tobago, la cual sus autoridades, no nos han dado una bienvenida, han cerrado sus puertas. En ese tránsito hacia esa isla, han perecido familias enteras ha sido un infierno, para ese éxodo.

Continuaremos disertando esta serie: ¿Por qué y para qué María Corina XXXIII?

Profesor. Titular, Jubilado de la UNET, Dos postgrados en Desarrollo y Derecho Agrario-ULA- y Seguridad y Defensa Nacional, Iaeden del M de D. Escritor – forlandormontoya@hotmail.com

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado