Estados Unidos vuela un bombardero nuclear cerca de Corea del Norte y Kim Jong le hace una dura advertencia

Compartir

 

El poderoso bombardero B-52 de Estados Unidos que tiene capacidad nuclear

Estados Unidos hizo el lunes 6 de marzo maniobras militares con un bombardero estratégico B-52H con capacidad para portar bombas nucleares. Este ejercicio se hizo en conjunto con las Fuerzas Armadas de Corea del Sur.

El Ministerio de Defensa surcoreano fue el encargado de entregar información sobre estas maniobras, realizadas en el mar Amarillo, en aguas que comparten con Corea del Norte. En ellas han participado también aviones de combate surcoreanos F-15K y KF-16, informa la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El pasado viernes 3 de marzo, Estados Unidos sobrevoló la zona con un bombardero B-1B, también con capacidad para lanzar bombas atómicas, en respuesta a los recientes lanzamientos de misiles de parte de Corea del Norte.

El despliegue de este bombardero estratégico B-52H demuestra la abrumadora capacidad y disuasión de la alianza y responde a las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte, apuntó el Ministerio de Defensa surcoreano en un comunicado.

Ante estos ejercicios militares, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte hizo un llamado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con el que pidió la suspensión de estas maniobras conjuntas realizadas por Estados Unidos y Corea del Sur.

Las maniobras y la retórica de estos aliados han llevado las tensiones a un nivel extremadamente peligroso, dijo el viceministro Kim Son-gyong, en un comunicado publicado por la agencia de prensa estatal KCNA.

¿Una declaración de guerra? La dura advertencia de Corea del Norte a Estados Unidos por misiles

Las tensiones en la península coreana continúan sin señales de ceder y han aumentado en las últimas semanas.

Corea del Norte advirtió este martes a Estados Unidos y sus aliados que consideraría como una clara declaración de guerra la intercepción de los misiles de prueba que lanza recurrentemente sobre el océano Pacífico. Washington y Seúl intensificaron su cooperación en defensa y reforzaron sus maniobras conjuntas ante este aislado país con capacidad nuclear que en los últimos meses multiplicó sus pruebas de misiles.

Pionyang alega que sus programas nucleares y armamentístico son de autodefensa y arremete contra los ejercicios militares de Washington y Seúl, que entiende como preparativos para una eventual invasión.

Se vería como una clara declaración de guerra contra la RPDC (República Popular Democrática de Corea) en caso de que tuviera lugar una respuesta militar como la intercepción de nuestras pruebas de armas estratégicas, dijo en un comunicado Kim Yo-jong, la hermana del líder Kim Jong-un.

El océano Pacífico no pertenece al dominio de Estados Unidos o Japón, continuó en su comunicado, publicado por la agencia oficial de noticias KCNA. Corea del Norte está siempre preparada para tomar una acción apropiada, rápida y abrumadora, agregó.

Kim Yo-jong, figura destacada en el régimen que encabeza su hermano, ha insinuado que ese país no se quedará de ‘bajos cruzados’ si Washington intercepta de alguna manera las armas estratégicas utilizadas en los ensayos, ya que considera que no perjudican la seguridad de ningún otro territorio y se llevan a cabo en áreas que no pertenecen a la jurisdicción de Estados Unidos.

Ensayos de Washington y Seúl

A partir del 13 de marzo, las fuerzas armadas estadounidenses y surcoreanas llevarán a cabo durante diez días sus mayores ejercicios conjuntos en cinco años, bautizados Escudo de Libertad. Además, el pasado viernes, estos dos países aliados realizaron unas maniobras aéreas que contaron con la participación del bombardero estadounidense B-52, que dispone de capacidad nuclear.

En otro comunicado el martes, el Ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores acusó a Washington de agravar las tensiones entre ambos países de manera deliberada al organizar estas maniobras aéreas. A pesar de nuestras reiteradas advertencias, Estados Unidos continúa agravando la situación de manera deliberada, declaró el ministerio en un comunicado publicado por KCNA y fechado el lunes.

Pyongyang disparó su primer misil en más de ocho días, cuando a principios del mes de noviembre llegó a lanzar un centenar de proyectiles.

Los ejercicios aéreos conjuntos muestran claramente que el proyecto de utilizar armas nucleares contra la RPDC continúa su curso al ritmo de una verdadera guerra, agregó. La semana pasada, Pionyang instó a Naciones Unidas a pedir el fin de las maniobras militares de Washington y Seúl en la zona y defendió su propio arsenal nuclear como la forma más segura de garantizar el equilibrio de poder en la región.

Llamado de Corea del Norte a la ONU

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte exhortó a la ONU a pedir la suspensión de los ejercicios conjuntos entre Corea del Sur y su aliado, indicaron los medios estatales. Las maniobras y la retórica de estos han llevado las tensiones a un nivel extremadamente peligroso, dijo el viceministro Kim Son-gyong en un comunicado publicado por la agencia estatal KCNA.

La ONU y la comunidad internacional tendrán que urgir con firmeza a Estados Unidos y Corea del Sur a detener inmediatamente sus comentarios provocadores y los ejercicios militares conjuntos, añadió. El comunicado llega después de que las autoridades de Seúl y Washington anunciaron más de diez días de ejercicios militares a gran escala.

Los dos países aliados también realizaron unas maniobras aéreas combinadas con un bombardero de largo alcance estadounidense y aviones de combate surcoreanos, el último de varios entrenamientos conjuntos en semanas recientes. Los actos irresponsables de estos dos países solo llevarán la situación regional a una fase muy crítica e incontrolable, dijo Kim.

AFP – Revista Semana

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado