La importancia de leerle en voz alta a tu hijo desde que es un bebé

Compartir

 

*Los pediatras recomiendan la lectura en voz alta desde los primeros años de vida para estimular el desarrollo cognitivo, afectivo y cerebral.*Los expertos de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria aconsejan iniciar este hábito desde las primeras etapas de la vida del niño, para favorecer el lenguaje, el desempeño escolar y trabajar las emociones.

*Un vídeo en una pantalla, aunque esté adaptado para la edad del niño, no sustituye a un cuento leído por el padre o la madre, recuerdan los pediatras.

Fomentar la lectura en tus niños desde chiquitos es una muy buena idea. Y no sólo por inculcarles este hábito que les ayudará después en su etapa escolar, también es súper importante para que los peques se desarrollen bien en todos los aspectos. Y no es necesario esperar a que tu hijo empiece a leer en la escuela, ¡estamos hablando de comenzar mucho antes!

La lectura desde temprana edad estimula el desarrollo cerebral, cognitivo y afectivo del niño. Además, la lectura compartida desde etapas precoces de la vida es un tipo de comunicación que promueve el contacto humano y la relación afectiva de los menores con sus padres. Es decir, que cuando compartes momentos de lectura con los más chiquitines, estás creando vínculos muy especiales con ellos, según ha concluido un estudio realizado por el Grupo de Prevención en la Infancia y Adolescencia (PrevInfad) de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria y del Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la Salud, que han hecho públicos con motivo del Día Internacional del Libro, que se celebra el 23 de abril.

“La lectura en voz alta por parte de padres y madres desde edades precoces, como estímulo cognitivo y afectivo temprano, tiene numerosos beneficios para la infancia”, explica la Dra. Ana Garach del Grupo PrevInfad. Entre ellos, favorece la adquisición del lenguaje y repercute de manera directa en el desempeño escolar. Asimismo, influye en el desarrollo “al dar la oportunidad de escuchar, pensar, sentir, preguntar”, y permite trabajar las emociones. Conseguir estos beneficios de la lectura es más factible si se realiza desde edades muy tempranas, “incluso desde los primeros días de vida”.

Esta lectura en voz alta de la familia, que de acuerdo con la recomendación de PrevInfad, “introduce a la infancia en el territorio de la lengua materna de un modo pausado y afectuoso”, no puede ser reemplazada por productos audiovisuales. “Un vídeo en una pantalla o un audio, aunque esté adaptado para la edad del niño o la niña, no sustituye a un cuento leído por el padre o la madre”, asegura el Dr. Mengual.

PrevInfad indica en la recomendación, además, que “las intervenciones parentales sobre los hijos durante los tres primeros años de vida son eficaces para mejorar los resultados de su desarrollo durante la primera infancia”, un efecto que “se muestra en todo tipo de familia, sea cual sea el nivel socioeconómico”.

Esta recomendación de los pediatras está basada en la evidencia científica, pues ha habido diversas iniciativas en el ámbito internacional en las últimas décadas orientadas a esta promoción de la lectura en familia. La primera que recoge la monografía de PrevInfad es la de un grupo de pediatras y personal de enfermería en 1989, que fundaron en el Boston City Hospital de Massachusetts (EE UU) una organización cuyo objetivo era comprometer a las familias con la alfabetización de sus hijos con acciones como la lectura en voz alta. Con esta estrategia se previenen problemas del desarrollo y se estimula el aprendizaje infantil temprano. En las últimas décadas han surgido diversas iniciativas similares en Europa.

Lecturas para prematuros

En España también existen iniciativas, desde el ámbito clínico, encaminadas a potenciar los beneficios de la lectura para los bebés. Una de ellas ha sido la del Servicio de Neonatología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, que ha incorporado la lectura de cuentos a bebés prematuros para favorecer su desarrollo infantil dentro del programa “Cuídame”, que entrena a las familias en la atención a sus hijos mientras permanecen ingresados. Esta actividad, de acuerdo con sus responsables, favorece de forma significativa el desarrollo cerebral, especialmente en el área del lenguaje, en bebés con un peso inferior a 1.500 g.

El grupo PrevInfad concluye en su recomendación que “las intervenciones parentales sobre los hijos durante los tres primeros años de vida son eficaces para mejorar los resultados de su desarrollo en la primera infancia”. En la actualidad, de acuerdo con una encuesta realizada en 2023 a 326 pediatras en España, los pediatras de Atención Primaria son quienes más promoción de la lectura realizan (41,7% frente al 25% de los hospitalarios y al 7,7% de los residentes). Sin embargo, existen importantes diferencias entre profesionales. Dados los beneficios observados, AEPap anima a todos los pediatras de Atención Primaria a “incluir el consejo de lecturas compartidas desde que los niños nacen, dentro de la promoción de hábitos de vida saludables realizada en su consulta”.

Por eso, siguiendo los consejos de estos pediatras, no olvides leer a tu bebé aunque tengas la sensación de que no te está entendiendo. La ciencia confirma que los beneficios están demostrados y eso no sólo ayudará a reforzar su vínculo, también le ayudará en muchos aspectos de su desarrollo.

Karla Islas Pieck – Vida y Salud.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado