Gustavo Tovar-Arroyo: Éxodo, buscando la tierra prometida

Compartir

 

Desconcertante, muy desconcertante, que una nación como la venezolana…, en particular, que los venezolanos hayamos sucumbido a la tentación criminal del socialismo y que las 10 plagas ideológicas que la componen (semejantes a las de Egipto) nos hayan hecho huir de Venezuela en búsqueda de una incierta Tierra Prometida. Las plagas del hambre (moscas), de la enfermedad (úlceras), del odio (langostas), de la injusticia (piojos), de la corrupción (ganado), del narcoestado (oscuridad), del caos (granizo), de la sangre derramada de nuestro pueblo (sangre), del asesinato a nuestros niños Ícaros (primogénitos) y plaga peor, la del chavismo (ranas), nos han obligado a un ÉXODO tristísimo y para algunos infrahumano.

Los venezolanos que algún día fuimos referencia de prosperidad, desarrollo y humanidad, terminamos desterrados andando miserablemente por los caminos de América para encontrar un espacio que reivindique nuestra dignidad y libertad. Ha sido tortuoso, muy tortuoso, especialmente para aquellos con menos recursos y que posiblemente en algún momento del pasado se dejaron tentar por las falacias y mentiras del traidor Hugo Chávez Frías. 

Es tarde para lamentos, sin embargo, no lo es para la conciencia. Se avecina un nuevo desafío electoral (y moral) para liberarnos de La Peste Chavista y sus canallescas plagas de control político y social, y si anhelamos verdaderamente ser libres, si no queremos seguir emigrando hacia una “tierra prometida” que no existe, que está en Venezuela, incluso, si queremos que nuestros familiares vuelvan y transitemos juntos de la tiranía a la democracia tenemos que atender al llamado de la conciencia, el único que nos hará libres.

Y sí, es importante saber, confirmar, enjuiciar, lo que Chávez, Maduro, Cabello, Rodríguez, Padrino y esa retahíla de asesinos y corruptos le han hecho al país, saber que está crisis histórica deriva de su criminal socialismo del siglo XXI, confirmar que fueron unos ladrones insaciables que lo robaron todo y a todos, enjuiciar su crueldad, su tortura, su cinismo, y aplastarlos primero moralmente y luego electoralmente, en una victoria tan abrumadora que no tengan ningún margen de maniobra y se vean obligados no sólo aceptar su derrota, sino a huir del país como han obligado a millones a hacerlo.

ÉXODO, es el último episodio histórico de esa ingente catástrofe humana que causó La Peste chavista en Venezuela, quedan dos más, un himno personal y una memoria también personal que refleja el INFIERNO que significó para mí relatar esta cruzada de conciencia histórica contra el olvido y contra el cinismo chavista.   

Nota: Hoy no te pierdas ÉXODO por el canal de:

 

Compártelo, el país nos grita, la historia nos obliga. No es tiempo de líderes, es tiempo de próceres…

¡Viva la libertad! ¡Viva Venezuela!

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado