En los Estados Unidos hay poca fe de que en Venezuela ocurran unas elecciones libres

Compartir

 

El máximo responsable del Gobierno de Estados Unidos para temas de América Latina, Brian A. Nichols, ha advertido de las carencias democráticas que aún persisten en Cuba, Nicaragua y Venezuela y, en relación a este último país, ha admitido a día de hoy que la inhabilitación de opositores y el aumento de la represión no permiten albergar «mucha esperanza» de que vayan a organizarse elecciones libres, si bien cree que «todavía hay tiempo» para que el «régimen» de Nicolás Maduro «cambie de ruta».

Nichols, que ha visitado España para plasmar las prioridades de la Administración de Joe Biden en América Latina, ha abogado durante un acto en Casa de América por la celebración en Venezuela de elecciones «inclusivas» y «competitivas», si bien considera que «eso depende de Maduro y de los que le rodean».

El secretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental ha explicado que Washington asumió «un riesgo calculado» al aliviar parte de las sanciones contra Venezuela y ha recordado que el permiso temporal para ciertas actividades expira el 18 de abril, momento en el que el Gobierno norteamericano se reserva el derecho de retomar todos los castigos.

En este sentido, ha apuntado que la «esperanza de un camino democrático» fue lo que condujo al Acuerdo de Barbados suscrito en octubre por chavistas y opositores, pero a día de hoy «los representantes de Maduro no han cumplido los compromisos», entre otras cosas por el mantenimiento de la inhabilitación a María Corina Machado y la imposibilidad de su teórica sustituta, Corina Yoris, de inscribirse a las presidenciales.

Estados Unidos tiene «graves preocupaciones» por las detenciones de opositores y activistas en estas últimas semanas. Nichols ha resaltado los llamamientos de España en favor de la activista hispanovenezolana Rocío San Miguel y ha pedido su «inmediata liberación».

Cree además que las críticas públicas del Gobierno de Colombia y de su presidente, Gustavo Petro, a la represión sobre la oposición en Venezuela son «importantes», ya que se trata de un dirigente con «mucho peso» en la región.

Sobre el compromiso de España

Sobre la posibilidad de que España pueda promover dentro de la UE una relajación de las sanciones en Venezuela, ha apuntado que se trata de decisiones «independientes» y que, en cualquier caso, se mantiene un «contacto muy estrecho» con vistas a actuar de manera «coordinada» a ambos lados del Atlántico.

«No dudo del compromiso firme de España de apoyar la democracia a nivel global», ha señalado el secretario de Estado adjunto al alabar el papel español especialmente en América Latina, enfatizando el peso que tuvo dicha región durante la presidencia del Consejo de la UE en la segunda mitad de 2023.

Además, ha aplaudido la implicación española en «prioridades compartidas» como el desarrollo económico, la defensa del medio ambiente, la lucha contra la corrupción o la adopción de políticas migratorias justas. España se ha ofrecido a acoger parte de los migrantes que se inscriban en decenas de centros que Estados Unidos prevé abrir en Centroamérica para favorecer las canales legales de inmigración.

«Los migrantes deben aprovechar estas vías legales en lugar de emprender un peligroso viaje», ha dicho Nichols, que ha advertido de que las autoridades norteamericanas serán «firmes» en frontera ante un flujo de llegadas que califica de «abrumador».

Nota de Europa Press.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado