Gustavo Coronel: Rosales sin flores, solo espinas

Compartir

 

El diario de viernes

Si usted ve a alguien caminando por las calles con aire de indignación podría sospechar que le compró un carro usado a Manuel Rosales.  Por supuesto, podrían existir muchas otras razones pero la sospecha se justifica porque Rosales no es confiable. Su comportamiento  ha estado caracterizado por la ambigüedad y la falsedad.

Y este es un defecto fatal. Por eso, muy pocos venezolanos piensan en él como un adversario genuino del dictador de zarzuela Nicolás Maduro. Por el contrario, desde la gobernación de Maracaibo se le ha visto cooperando activamente con Maduro, en melosa cohabitación.

Los venezolanos que rechazan al régimen con decisión no aceptan que Rosales los represente, mucho menos ahora, por la manera aviesa como se ha comportado en todo lo relacionado con la candidatura presidencial  de oposición. No solo se negó a participar en las primarias de Octubre 2023 sino que hizo activa campaña para desacreditarla. Ha maniobrado por meses en contra de María Corina Machado, sospechamos que en secreta componenda con Maduro, ayudando al dictador por debajo de la mesa a eliminar las candidaturas de  los opositores de verdad.  Súbitamente, en los pocos minutos previos a final del registro, decidió inscribirse, sonando como un sacrificado por la democracia.

 

Esta conducta doble de Rosales no es la única señal de su comportamiento censurable. Su relación con Monómeros, la empresa venezolana que actúa en Colombia, ha sido criticada abiertamente debido a sus intentos de lograr negociados para su entorno, aprovechando su influencia durante el interinato de Juan Guaidó.

Yo no le compraría un auto usado.

 El otro grande de la guitarra venezolana Rodrigo Riera

Rodrigo Riera
Rodrigo Riera

Al lado de los nombres de Antonio Lauro y Alirio Díaz es posible colocar el de Rodrigo Riera. En su estupenda biografía de este gran guitarrista (Rodrigo Riera, La Parábola de la Tierra), Alejandro Bruzual explica la razón por la cual su nombre no ha tenido tanta resonancia como los de los otros dos gigantes.  Lauro decidió temprano que sería compositor, Díaz siempre supo que su camino era el de concertista de la guitarra. Riera pasó años buscando su camino.

Como Díaz Riera nació en Carora. Aún adolescente,  lustró los zapatos de Agustín Barrios Mangoré, el gran guitarrista paraguayo, encuentro que le dejaría un recuerdo imborrable. Su vida fue de constante actividad en el mundo de la música popular, en la radio y hasta en el cine, cuando tocó la guitarra en “La Balandra Isabel llegó esta tarde”.

Como compositor no fue tan prolífico como Lauro pero sus obras han encontrado su ubicación en la literatura mundial para la guitarra, en especial las cuatro composiciones que incluyo a continuación: 

 

 

 

 

 

Todas son de una gran belleza y en ellas Riera muestra su temperamento esencialmente melancólico, extraña mezcla de humildad y rebeldía.

Una burla cruel: Donald Trump vendiendo biblias

Aprovechando la llegada de la semana santa, a fin de recaudar algún dinero para pagar sus múltiples deudas con la justicia, Donald Trump d[se ha puesto a vender biblias, utilizando el lema : “Pongamos América a rezar de nuevo”. En video de promoción que he tenido la oportunidad de ver Trump dice: “Yo tengo muchas biblias en mi hogar. Es mi libro favorito. Además, agrega, incluyo en el precio una copia de la Constitución, la Declaración de la Independencia y el Juramento a la Bandera”. El humorista Stephen Colbert ha dicho que esta versión de la Biblia parece tener una foto central similar a las que publicaba PLAYBOY.

Trump ha hecho de pedir dinero un arte, logrando hasta ahora pagar los millones de dólares a sus abogados sin tener que meterse la mano en el bolsillo. Ha vendido barajitas, zapatos, monedas de “oro” con su efigie y otras chucherías.

La venta de la Biblia, sin embargo, es la que más choca por su evidente insinceridad rayana en la blasfemia, porque este es un hombre que ha violado todos los mandamientos bíblicos de manera abierta. Ha cometido adulterio con reinas de la pornografía, en su propio hogar de Nueva York (Trump Tower); ha fundado una universidad en la cual desfalcó a centenares de estudiantes quienes  creyeron en sus promesas falsas (la universidad fue cerrada por orden judicial); ha sido condenado por abuso y asalto sexual; ha sido condenado por fraude financiero en sus empresa y enfrenta hoy tres otras acusaciones criminales por obstrucción de justicia y apropiación indebida de documentos propiedad del estado.

Y vende biblias diciendo que ese es su libro preferido! La versión en portugués será distribuida por Jair Bolsonaro, la versión Húngara por Víctor Orbán y se prepara una versión en Coreano para ser vendida por Kim Jong Un, los miembros de esta cruzada religiosa que ha iniciado el devoto Trump.

Carta sobre Venezuela que estoy enviando a miembros del Congreso de USA

Dear

Re: A Sos For Venezuela

I am a Venezuelan/U.S. (2011) dual citizen, living in Virginia since I decided to leave my native country, Venezuela, in 2003, after I became convinced that the person in power, Hugo Chavez, was a dictator and would lead the country to ruin. The magnitude of the tragedy he and his successor and ideological pupil, Nicolas Maduro, have generated in Venezuela is one of the worst in this century, comparable with those taking place in Gaza, Ukraine, Afghanistan, Syria or Cuba.

The Venezuelan regime has been in power for 23 years, refusing to accept free and democratic elections, being supported, in fact partnered, by an armed force that has abandoned its duty to respect and comply with our Constitution, which specifically demands (Article 350) that all Venezuelans should act to restore lost democracy and freedom to the country. During these years, more than seven million people have fled the country, generating acute problems to other countries in the region, including the U.S.  Hundreds of citizens are in prison for opposing the dictatorial government and thousands have died violently, many at the hands of the repressive forces used by the regime. The U.N. and the international Justice and Human Rights organizations have produced reports documenting these abuses.

Thanks to the perseverance of a courageous opposition leader, Maria Corina Machado, democratic Venezuelans saw a great opportunity to go to the polls this year and defeat the regime without resorting to domestic violence. However, the regime is making this impossible with the use of illegal and arbitrary maneuvers.

The country is now in crisis. The greatest single ally Venezuelans can muster to help bringing freedom and democracy back to the country is the United States, particularly if politically allied to Canada and the European Union.  Although I realize the numerous and critical geopolitical pressures being exerted on the U.S. during these times and the demands being made for their help from so many hot spots around the world, I am sure that with relatively modest political and economic resources timely applied and by utilizing strong sanctions and political and economic  pressure in a much more decisive manner that has been the case up to now, the U.S.  can force a democratic outcome in Venezuela.

A prompt return to democracy in Venezuela will not only be coherent with the principles held by the U.S. in the promotion of freedom and democracy in the western hemisphere but it will also be of almost  immediate benefit to the U.S. by (1), Moderating and eventually reverting the massive movements of Venezuelans into the U.S., easing the pressure on U.S. borders; (2), Installing a democratic government, willing to work with U.S. government and private enterprise in the multiple tasks of national reconstruction, opening the country  to U.S. investment and, (3), reestablishing a link with the U.S. energy industry, to help in the energy transition which is currently taking place all over the world, Venezuela  contributing again to security of energy supply to the United States.

Timely action is of the essence, to move forcefully and without further hesitation in the vigorous promotion of free and fair elections in Venezuela, using significant leverage to obtain this objective.

I hope you can support this action that would bring relief and hope to millions of Venezuelans, long suffering intolerable abuse at the hands of a regime associated with international terrorist and criminal groups actively bringing drug and crime into this country.

I am at your service if you would need further information on this urgent matter,

Sincerely,

Gustavo Coronel

 

Publicado por Gustavo Coronel miércoles, 27 de marzo de 2024: Una Venezuela ahogada en basura moral necesita rebelarse

*Es la hora de colocar la bandera al revés en pedido de ayuda universal de auxilio

*Venezuela deberá prepararse para un escenario de rebelión abierta, liderada por una sociedad civil de coraje cuya lanza principal sea, como lo ha sido históricamente, la iglesia católica

*Los aliados de la Venezuela democrática preparan un severo plan contra el régimen

*Abundan los recaudos que documentarán un Núremberg criollo

El llamado Consejo Nacional Electoral venezolano, integrado por abiertos o solapados títeres del régimen, ha maniobrado para permitir solamente el registro de candidatos a la presidencia de Venezuela que no le presenten peligro alguno al régimen, desvirtuando así la naturaleza del evento y abofeteando, por enésima vez, a la Venezuela decente.

Ninguno de los inscritos posee el  nivel necesario para ocupar la presidencia de Venezuela. Los menos malos, Antonio Ecarri, Daniel Ceballos y Enrique Márquez son jugadores de doble A, lejos de las grandes ligas.

El resto está  integrado por lo que podemos llamar, sin riesgo de exageración, un gran basurero moral e intelectual que exuda mediocridad por todos sus poros, a saber:

Nicolás Maduro, reposero y analfabeta funcional,

Claudio Fermín, político de pacotilla, de larga trayectoria invertebrada,

Luis Eduardo Martínez, alacrán, político oportunista y educador pirata,

Benjamín Rausseo, cómico de insoportable vulgaridad,

Juan Carlos Alvarado, politiquero de oficio de tercera categoría,

Javier Bertucci, falso predicador, basura pseudo-religiosa y acusado de corrupción,

José Brito, político roba gallinas, quien se cambia de etiqueta política como de interiores,

Manuel Rosales, ofidio lleno de astucia, traidor de rebosada insinceridad, como podrá advertirse en este video:

 

Al inscribirse y negar la voluntad popular expresada en las primarias este grupo exhibe ínfimas credenciales intelectuales y ciudadanas y una deleznable calidad moral. Han traicionado la acción de la oposición democrática  que llevó a cabo un impecable ejercicio de primarias en el cual se inscribió todo quien deseara hacerlo, comprometiéndose a aceptar sus resultados en aras de una candidatura de unidad. Este grupo basura no participó en esa primaria y ahora se apresura, sin pantalones, a participar en el sainete indigno montado por Maduro y su pandilla. Al hacerlo validan la inhabilitación arbitraria de la candidata ganadora de las primarias y se arrodillan ante la pandilla que trata de perpetuarse en el poder.

De los tres tipos de venezolanos, el peor es el de los alacranes

¿Qué buscan estos venezolanos miserables al registrarse en un torneo arreglado por el régimen, en el cual ellos solo serán comparsa? Buscan dinero y/o migajas de poder. Son miembros de una clase de venezolanos que mantienen a nuestro país en el foso del atraso y la mediocridad. En nuestra actualidad política es posible identificar tres grupos: La gente claramente digna y buena, la gente claramente mala y abiertamente criminal y el grupo de los alacranes, quienes son los peores enemigos del país porque mantienen la pretensión de estar trabajando en beneficio de todos cuando solo lo hacen en función de sus intereses mezquinos.

Es fácil  combatir a Maduro y a su pandilla, porque estos sociópatas ya no hacen intentos de disfrazarse de gente buena. No existe problema en identificar a los buenos venezolanos porque actúan de manera coherente con sus principios. El peor peligro está representado por la basura moral, astuta, cambiante,  que hoy dice algo que suena bien hoy para decir algo diferente mañana, que se disfraza de demócrata para destruir a la democracia, que habla de virtudes ciudadanas para esconder su horrible corrupción. Es el grupo de quienes cultivan pretensiones de sinceridad mientras practican actos de traición.

La lección de Martín Lutero: “Aquí me planto. No puedo hacer otra cosa”.

Los venezolanos han tratado de solucionar la tragedia chavista/madurista “por las buenas”, llegándose al extremo de la sumisión en aras de una falsa convivencia pacífica que – es preciso decir  – resultaría moralmente inaceptable. Cada uno de estos intentos pacíficos ha sido visto por el chavismo/madurismo como señal de resignación y vasallaje, haciéndolos sentir empoderados para aplicar a la población venezolana cada vez mayores dosis de sometimiento y humillación.

Es necesario que los venezolanos decentes y honestos pongan un límite a las humillaciones y tragedias que están dispuestos a sufrir en nombre de las soluciones “pacíficas”. En mi opinión ese límite ha sido ya claramente sobrepasado pues tenemos tiempo viviendo como esclavos y rehenes resignados de una pandilla cívico-militar   criminal e ignorante que ha traicionado a la Nación. En realidad, estamos incumpliendo los dictados de la constitución vigente, la cual nos demanda en su artículo 350 actuar para restituir la democracia y la libertad escamoteadas por la pandilla criminal transnacional que se mantiene en el poder.

Todo lo que vemos ocurrir en Venezuela nos indica que el camino de la redención ciudadana para Venezuela es el de la rebelión ciudadana, combinada con la máxima presión de nuestros aliados externos. No habrá descanso para los venezolanos dignos hasta que los miembros de la pandilla que ha arruinado material y espiritualmente el país paguen por sus crímenes. Las propuestas de convivencia que hacen estos líderes celestinos, moralmente melcochudos, son vergonzosas y muestran una gran pequeñez ética.

¿Quienes podrían liderar esta rebelión ciudadana?

La sociedad civil venezolana tiene ya líderes de coraje agrupados en torno a María Corina Machado quienes representan la Venezuela digna. Los hemos apoyado en sus tareas y los seguimos apoyando. Creo que hay otros segmentos de la sociedad civil que representan formidables aliados: los colegios profesionales, el sector universitario, los empresarios dignos (no los entreguistas a lo Fedecámaras que ya conocemos), el vapuleado sector laboral y aquellos miembros del ejército aún no prostituidos.

En especial, creo que el papel protagónico por excelencia en esta rebelión ciudadana que deberá ocurrir le corresponde a la Iglesia Católica venezolana, esa gran fuerza moral que ha sido históricamente la lanza principal de la democracia venezolana, combinando gran coraje ciudadano con los mayores principios morales. Hoy, ese papel parece corresponderle de nuevo.

 La verdad es que:  Si no nos rebelamos cívicamente para expulsar del poder a la pandilla criminal, para exigir la aplicación de la más severa justicia contra los culpables del desastre venezolano estaremos incumpliendo con nuestro deber ciudadano, convirtiéndonos en cómplices por omisión del gran crimen contra la nación. Es algo que he venido diciendo desde que Chávez llegó al poder, cuando juró falsamente sobre una constitución que llamó agonizante, ante el silencio cobarde de los líderes de ese momento, algunos de quienes – como Henrique Capriles – están activos hoy.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado