El gobierno de Venezuela le pidió al de Argentina que no envíe gendarmes para custodiar su Embajada en Caracas

Compartir

 

La ministra Bullrich iba a enviar ocho efectivos pero la canciller Mondino pidió que espere. En la residencia hay seis colaboradores de la opositora Corina Machado en calidad de “huéspedes”.

El Gobierno frena el envío de gendarmes a la Embajada en Caracas: las razones.

Por pedido de la Cancillería, el Gobierno decidió frenar el envío de ocho gendarmes que salían hacia Venezuela en estas horas para custodiar la embajada argentina en Caracas.

Como lo anticipó Clarín, en la residencia argentina están alojados desde hace una semana y en calidad de “huéspedes” seis colaboradores de la líder opositora María Corina Machado, sobre cuyas cabezas penden órdenes de prisión impuestas por la dictadura.

La Cancillería le pidió a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich que detuviera el envío de los efectivos que iban a ser enviados en dos tandas. Una de seis y otra de dos gendarmes, según detalló el jueves en diálogo con Radio Mitre la ministra Bullrich.

Ahora, de acuerdo con altas fuentes venezolanas en el exilio que permanecen en Caracas, el envío de los Gendarmes queda en suspenso por dos razones. Dijeron que a través del vicecanciller Leopoldo Sahores y del secretario de Asuntos Americanos, Mariano Vergara, se está negociando en secreto un salvoconducto para los seis “huéspedes” venezolanos que están en situación compleja.

Son ellos los que tienen que pedir el asilo a la Argentina y el Gobierno negociarlo con Maduro que, en las últimas horas, está concentrado en responderle las críticas que le empezaron a hacer Lula da Silva, de Brasil, y Gustavo Petro, de Colombia, por impedir a Corina Yoris -la opción electoral de Machado- que se presente en las elecciones. Hace días que Maduro no se “trenza” con el gobierno de Milei con quien mantiene un choque permanente y máximo estado de tensión.

Los seis huéspedes argentinos están en la disyuntiva de que no quieren perderse el proceso electoral y si viajan a la Argentina se alejan del mismo. Pero si se quedan en Venezuela pueden ser detenidos e incomunicados como está haciendo la dictadura con otras voces disidentes. Para la Argentina es complejo tenerlos haciendo política dentro de la Embajada si se pretende darle carácter humanitario al asunto.

En esa negociación están la canciller Diana Mondino, Sahores y Vergara con el régimen y con los venezolanos de Corina Machado.

Es Mondino la que tiene que pedir a Bullrich los gendarmes, que se podrán volver a activar para antes de las elecciones presidenciales que anunció Nicolás Maduro para el 28 de julio. Hay un sólo joven de la Policía Nacional Bolivariana custodiando la residencia argentina en la capital venezolana y otro en las oficinas de la Embajada.

Montar una pelea con el chavismo que seguramente no va a permitirle la entrada a los gendarmes argentinos con armas a custodiar la sede es una opción que los diplomáticos quieren evitar, sobre todo cuando se trata de proteger a los ciudadanos venezolanos que están alojados en la residencia. Están bajo el cuidado del encargado de negocios de Argentina, Gabriel Volpi y su familia en la residencia argentina en Caracas, asediada por el régimen.

A mi me ocurrio lo mismo, Pero con la PNB me intentaron prohibir mi trabajo, en ese momento realizaba un pase en vivo para Argentina y me hostigaron hasta que me fui. Primero era un policia y luego vienieron cuatro mas. — Beatriz Adrián (@Beadrian) March 28, 2024

Les habían cortado la luz el lunes pasado, y ahora hay versiones contradictorias sobre si la restauraron o no. Pero es el modo del régimen de intimidar. Lo hicieron con la embajada de España en Caracas cuando alojó al opositor Leopoldo López, que en un operativo hermético fue sacado del país rumbo a Madrid. Y lo hicieron contra la embajada de Francia por unas críticas que hizo allí el ex jefe de la sede, Romain Nadal, hoy al frente de la delegación en Buenos Aires.

Recientemente, la periodista y defensora de derechos humanos Beatriz Adán publicó una foto en Twitter de la sede argentina y sin especificar a qué se refería escribió. “A mí me ocurrió lo mismo, Pero con la PNB (la Policía Nacional Bolivariana) me intentaron prohibir mi trabajo, en ese momento realizaba un pase en vivo para Argentina y me hostigaron hasta que me fui. Primero era un policía y luego vinieron cuatro más”.

Entre tanto, el politólogo Nicmer Evans, que tiene más de 120.00 seguidores, le respondió: “Periodista que por temor a identificarse reservo el nombre, me informa que: ‘Estuve por los alrededores de la embajada de Argentina y me retuvieron por 15 minutos. Hay funcionarios de la GNB a dos cuadras, me identifiqué como periodista, esto es abuso contra la prensa’”

En la residencia se encuentran: Pedro Urruchurtu, coordinador de Relaciones Internacionales de la campaña de Machado; Magalli Meda, jefa de campaña de la proscripta María Corina Machado y su nombre es considerado como uno de los posibles sustitutos en los comicios; Humberto Villalobos, coordinador electoral de campaña; Claudia Macero, ex jefa de redacción del diario El Nuevo País; Omar González, periodista. jefe de campaña de Machado en el estado Anzoátegui y diputado de la Asamblea Nacional; Fernando Martínez Mottola, fue ministro de Transporte y Comunicaciones durante el gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez, columnista del diario El Nacional.

El Clarín de Argentina

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado