Gustavo Franco: La ‘Vinotinto’ dejo buenas sensaciones en el partido contra Italia

Compartir

 

El partido de Venezuela contra Italia era, de arranque, uno que generaba mucha intriga. Era la primera vez que la selección se medía contra una selección europea de primer nivel en la que prácticamente todos sus jugadores juegan en una liga de importancia como la italiana, sino es que están en alguna otra como la inglesa. Además, Italia y sus jugadores son conocidos por ser muy rigurosos en el aspecto táctico. Cómo saldría parada Venezuela ante una selección con esta historia y de este calibre —aunque en un proceso de reconstrucción bajo el mando de Luciano Spaletti— era una propuesta muy interesante para entender cómo avanza el proceso del ‘Bocha’ Batista.

La verdad es que hasta aproximadamente el minuto 75, el partido fue bastante igualado. Cuando ambas selecciones empezaron a hacer cambios, la balanza se decantó a favor de Italia, debido que disponen de una mayor cantidad de jugadores que juegan en grandes ligas.

En cuanto al desarrollo del partido, el primer gol de Italia se produjo tras una recuperación en salida de Venezuela, que Mateo Retegui supo capitalizar. Inmediatamente, Darwin Machís también aprovechó un error en la salida de Italia y empató el partido.

Lo mejor de Venezuela fue que estuvo bien parada y supo limitar a Italia durante la mayor parte del partido, al tiempo que también supo inquietar al portero italiano. Lo que debe mejorar la ‘Vinotinto’ es en su capacidad para acercarse al arco rival. Esto es porque, en muchos partidos Venezuela depende de las galopadas de sus atacantes o de la conducción acertada de sus mediocampistas para generar ocasiones de peligro al rival. O incluso para ganar metros en el campo. Venezuela, efectivamente, debe trabajar en cómo ganar la posesión de la pelota en zonas donde no tenga que correr tanto (como ocurrió en el primer gol), y en la construcción de jugadas a través de pases y combinaciones.

A partir del minuto 75, sobre todo con el ingreso Jorginho al campo, Italia ganó en posesión de la pelota y en construcción de juego. Salomón Rondón, y el ingresado en la segunda parte —Yhonder Cádiz— veían cada vez más lejos el arco de Gianluigi Donnarumma. Y en esta dinámica de cada vez inquietar menos al arquero italiano, vino el segundo gol de Retegui, justamente con asistencia del jugador ítalo-brasileño que juega en el Arsenal.

Tras una buena exhibición contra Italia, ahora Venezuela debe jugar contra Guatemala y tendrá que demostrar que lo hecho en el partido anterior no es casualidad. Que el rendimiento es igual, y que siendo ante una selección que en el papel es muy inferior a Italia, el resultado tendría que ser mejor. Y, además, se tendría que ver una mejor demostración en la construcción del juego.

Lo bueno es que con el ‘Bocha’, hay un rendimiento constante. Haya victoria, derrota, o empate. Y las victorias últimamente han sido más comunes.

Periodista deportivo. Es editor del portal web Línea de Tres  – @GusFrancoH

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado