Las fallas eléctricas dejan sin suministro de agua a Acarigua y Araure en el estado Portuguesa

Compartir

 

Las comunidades organizadas le exigen a Hidrosportuguesa soluciones a la prolongada escasez del vital líquido.

La colocación de generadores de electricidad en la Planta Potabilizadora de Camburito fue una de las opciones planteadas por comunidades organizadas de Acarigua y Araure, estado Portuguesa en la búsqueda de soluciones permanentes para resolver la grave crisis de abastecimiento de agua que afecta a miles de familias desde hace más de una década.

Tras protestar a las puertas de la empresa Hidrosportuguesa en la avenida Libertador, vecinos de Centro I y II, Paraguay, América, Reja de Guanare y algunos sectores de Araure sostuvieron un encuentro con autoridades de la hidrológica para manifestar su preocupación por el mal servicio de agua, situación ésta que se ha agudizado con las constantes fallas en la energía eléctrica que han provocado la «salida» de los pozos que bombean el vital líquido al acueducto local.

Juan González, uno de los residentes afectados, señaló que desde hace diez años se viene arrastrando esta grave problemática con el suministro del agua en los municipios Páez y Araure, desmejorando la calidad de vida de miles de ciudadanos. «Hemos hecho entrega de un oficio a la hidrológica en la que estamos haciendo recomendaciones a corto, mediano y largo plazo para que la situación sea resuelta. Dentro de esas soluciones planteamos la colocación de generadores eléctricos en la planta de Camburito para enfrentar las recurrentes fallas eléctricas que están afectando el bombeo», explicó.

-A lo largo de la última década hemos tenido que enfrentar muchas fallas y la idea es hacer nuevas inversiones e ir recuperando el sistema del viejo acueducto, eso pasa, no solo con tener el generador eléctrico, sino también la reconstrucción del llamado «tanque millonario», ubicado al lado del Hospital JM Casal Ramos, ya que es necesario para presurizar el sistema. Igualmente, por la época de verano hay un bajo caudal del río que alimenta Camburito y se está haciendo la recomendación de hacer perforaciones, de tal forma que el faltante que pudiera tener el río, o cuando crece en temporada de lluvia, podamos abastecer parte de ese servicio de agua que necesitan las distintas comunidades, manifestó.

Por su parte Lucía Wakfie,habitante del barrio Paraguay, comentó que la hidrológica propone el empalme del pozo número 8 de La Espiga con el pozo del Parque Mano Nerio, además de reparar una válvula cerca de la sede del Cicpc para que haya un mejor manejo del caudal de agua, estimando que estos trabajo se tomen unos diez días para regularizar el servicio a gran parte del centro de las ciudades de Acarigua y Araure.

Indicó que también «se plantea la sustitución de los equipos viejos en la planta de Camburito, porque para nadie es un secreto que tienen más de 40 años y era un mientras tanto hasta que se construyera la represa Dos Bocas, que a pesar que dicen que esa estructura beneficiará en mayor medida a Cojedes y Yaracuy, sin embargo pudiera aportar alrededor de 4 mil litros por segundo a Acarigua-Araure, en comparación con los 1.200 que recibimos actualmente».

Yaxmin González Jiménez – Última Hora Portuguesa

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado