Los gremios denunciaron los intentos de invasión a las haciendas ganaderas en Perijá

Compartir

 

Los presidentes de Fegalago, Paul Márquez (izquierda); Gadema, Luis Vargas (centro); y Fedenaga, Armando Chacín (derecha), denunciaron la invasión de tres fincas productivas al sur del municipio Machiques de Perijá, en el estado Zulia (Venezuela) el 14 de marzo de 2024.

Los gremios que agrupan a los productores ganaderos del estado Zulia hicieron un llamado de atención a las autoridades nacionales ante la inseguridad que vive el sector por presuntos intentos de invasión a fincas productivas de la subregión Perijá.

Las fincas amenazadas son Santa Rosa, Jordania y Tubarao. Todas están ubicadas en la parroquia Río Negro, al sur de Machiques de Perijá.

De acuerdo con estimaciones de la asociación de Ganaderos de Machiques, entre todas suman unas dos mil hectáreas que están en peligro de ser invadidas.

Estamos en un conflicto donde los productores estamos contra la pared, dijo el presidente del grupo, Luis Vargas, en una rueda de prensa ofrecida este jueves 14 de marzo.

En este sentido, el gremialista instó a las autoridades con competencia para que atiendan a este grupo de personas y a los propietarios de las unidades de producción.

La problemática, aunque no es nueva, forma parte de una larga lista de problemas que enfrenta el sector ganadero como la falta de combustible, la imposibilidad de trabajar con herramientas propias y los daños en las vías de acceso a las fincas y haciendas.

Vargas dijo que los productores están dispuestos a seguir trabajando. Sin embargo, destacó que con una amenaza de este tipo se ve cohibida la producción de estas unidades.

Son invasores de oficio con caras visibles

El presidente de Gadema aseguró que las personas que han ejercido estas acciones son invasores de oficio. Ahora bien, enfatizó en que las personas no están dentro de las unidades de producción, pero que esto hace que los propietarios se abstengan de llegar al sitio.

Sobre los posibles autores, aseguró que son caras visibles y que hacen vida en la carretera Machiques – Colón.

He observado con preocupación cómo estas personas tienen negocios cerca de Cachamana y de ahí van a abordar las entradas de las fincas, explicó.

Según detalló, se trata de un grupo de personas que van de unidad en unidad de producción invadiendo las fincas, armando parcelas para comercializarlas una vez que el Instituto Nacional de Tierras (INTI) les adjudique el terreno donde se instalaron. A esto agregó que el grupo hace actos de vandalismo dentro de las propiedades para hacer creer que las fincas están abandonadas.

Ellos simplemente llegan a las unidades, hacen lo que hacen y después se toman un video mostrando que los propietarios la dejaron abandonada o que no tienen el interés de seguir allí, pero no es así. Evidentemente se ven las señales de que el trabajo que hicieron es muy fresco.

Mencionó también que los grupos impiden el acceso estas tierras, pero que si los propietarios logran entrar a las mismas, el grupo impide su salida.

Vargas dijo que los propietarios de las tres fincas afectadas introdujeron la denuncia ante los organismos correspondientes y aseguró que el INTI está atendiendo a los productores afectados.

Hay disposición del gobierno

De acuerdo con el presidente de Gadema, el Gobierno nacional muestra disposición para atender la problemática de una forma rápida y de acompañar en todo sentido.

Entienden un poco la problemática del país (…) y comprendiendo ese entorno le dan la oportunidad al productor de activarse y acompañarlo en su conflicto, explicó.

Vargas afirmó que el gobierno entiende que este tipo de acciones socava un poco más (la crisis) por lo que proyecta al entorno.

John Asthar Chacón – Fe y Alegría Noticias

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado