Tulio Monsalve: A confesión de parte

Compartir

 

Mis conocimientos son escasos, pero notables, y en el campo jurídico, más. Pero allí tengo la ventaja de una pareja jurisconsulta. Que me exige completar la frase: “relevo de prueba”. O sea si se declara: no hay nada qué probar. Veamos.

Es notable, hoy se discute sobre la vigencia, de los conceptos de Derecha e Izquierda. Ideas que resultan estrechas para explicar contradicciones en países que, pertenecer al “mundo de la derecha”, Pej., ¿aseguran que la democracia, es además de liberal, propia de la derecha?.

Discusión que se complica al surgir tesis de la globalización, como contraria a la regionalización Ej. ataques a Uasur y que va a terminar descartándola. Palmario cuando la estrategia de la globalización la concibe, y, reinterpreta con ferocidad el Depto. de Estado USA, o a través de la democrática troika: FMI, Unión Europea, Alemania y Davos. Y, si es necesario, confiesan, no con garrote Roosvelt, sino con la descarada diplomacia de las cañoneras. O, sibilinas, demandas en algún tribunal de Dellaware -caso de Citgo o minería del oro de Upata o confiesan, sin pudor: “si no le quitan inhabilitación a MCM, volverán a someternos a juicio”. Con el inmoral criterio jurídico que no permite a -Venezuela- defender sus derechos en el juicio que se le abra.

Otro ejemplo de “confesión de parte”, la Oficina de Investigación del Congreso de USA, ratifica “mea culpa”: “las sanciones contra Venezuela fallaron: no tumbaron, como prometieron a Maduro. Y sus sanciones y crearon crisis económica que llevó a 7.7 millones de venezolanos a padecer”, un holocausto, flagrante para la región.

Así, confiesan que Biden no ha promovido ninguna posición sobre la defensa de la integridad al territorial venezolana. Al contrario, el Comando Sur Fuerza Aérea viajo a Guyana para fortalecer relaciones.

Expresan que Biden aligeró alguna sanciones con las exportaciones de petróleo venezolano. Cuando las sanciones generaban muertes, enfermedades, sufrimiento, afectación de los servicios públicos, pobreza y un sin fin de consecuencias execrables.

El petrolero es por mucho el bien más importante de la economía venezolana: 25% del PIB, más de 80% de las exportaciones de mercancías y 30% ingresos fiscales.

Biden, celebra que se mantengan sanciones impuestas el 2018. Confiesa: “Sí, generaron muertes, enfermedades, sufrimiento, afectación de los servicios públicos, pobreza y sin fin de consecuencias más”… A confesión de parte relevo de pruebas.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado