Carolina Jaimes Branger: Carta a Daniela Antelo, una joven en búsqueda de lo esencial 

Compartir

 

Querida Dani,

Sé que esta carta te va a encontrar en paz y con el corazón lleno de esperanza. Tal vez te extrañe que te escriba, pero como dijiste que no quieres regalos de cumpleaños, porque no deseas que algo material te ate, te quiero regalar esta carta, si me lo permites, con un ánimo maternal, algo inevitable, porque además de que puedes ser mi hija, te quiero mucho.

Lo primero que quiero decirte es que admiro la valentía con la que has decidido emprender este viaje hacia la autenticidad, dejando atrás las ataduras de los bienes físicos en busca de un significado más profundo. Al despojarte de lo material, estás abriendo espacio en tu vida para lo esencial, para aquello que realmente importa: el amor, la conexión con los demás, la exploración de tu verdadero ser y el descubrimiento de la belleza en lo simple. A menudo, es en la ausencia de lo superfluo donde encontramos la verdadera riqueza. Recuerda que este camino puede presentar desafíos, pero cada obstáculo es una oportunidad para crecer. Permítete sentir, aprender y crecer a medida que avanzas hacia una existencia más plena y consciente.

Que esta nueva etapa te brinde la serenidad para escuchar la voz de tu alma, la fortaleza para seguir adelante con determinación y la alegría de descubrir la belleza en cada momento. Dani, la búsqueda de elevados valores y del significado de la vida es un viaje personal, difícil, retador, en ocasiones doloroso, pero a la vez muy lleno de encuentros sorprendentes, felices y plenos. Te aconsejaría que explores diferentes filosofías o espiritualidades hasta que encuentres aquello que resuene contigo. Además, que consideres practicar la gratitud, la compasión y la búsqueda de la realización personal a través del servicio a los demás. El autoconocimiento y la introspección también son clave.

Como te vas al Lejano Oriente sin fecha de regreso, te recomendaría explorar la meditación y el yoga, y también continuar con las prácticas de conexión con la naturaleza que comenzaste cuando decidiste viajar lejos de todo lo que había sido tu vida hasta ese momento, tanto dentro, como fuera de ti. Tal vez sería buena idea sumergirte en la filosofía oriental como práctica de vida a ver cómo te va. Ojo, no estoy hablando de religión, sino de espiritualidad. La lectura de literatura espiritual no dogmática es enriquecedora porque puede ayudarte en tu búsqueda personal, de manera que mantén la mente abierta y busca lo que sientas que te mueve, te conmueve y te haga feliz. Vete sin expectativas de que ocurran ciertos eventos, pero con toda la buena disposición a experimentar nuevas culturas y perspectivas. Eso, estoy segura, te llevará a descubrimientos increíbles sobre ti misma y el mundo que te rodea. También será muy emocionante y significativo el hacer contacto con la gente local: esas interacciones maravillosas enriquecerán tu viaje de maneras inimaginables.

Siempre toma tiempo para la reflexión: una de las ventajas de los viajes es que pueden ser momentos poderosos para reflexionar sobre tus metas, tus sueños y el significado de tu vida. Observa y valora cada experiencia, incluso las pequeñas cosas, y ojalá te animaras a mantener un diario para recordar todos los momentos especiales. Confía en tus instintos y toma todas las precauciones que sean necesarias. Espero que estos consejos te sean útiles. ¡Que tengas un viaje maravilloso!

Con inmenso cariño,

Carolina

Daniela Antelo y Carolina Jaimes Branger

Daniela Antelo y Carolina Jaimes Branger.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado