Crecen las protestas en Rusia por la detención del líder Fail Alsynov

Compartir

 

Repudian la condena al nacionalista Fail Alsynov, acusado de incitación al odio étnico y sentenciado a cuatro años de prisión. Los manifestantes desafían al líder local, Radiy Khabirov, en la ciudad de Ufa.

Pese a la represión de la policía rusa, crecen las protestas en Bashkortostán y se trasladan a la capital regional

Cientos de partidarios de un activista de derechos humanos encarcelado organizaron una protesta este viernes en la capital de la república rusa de Bashkortostán y la policía detuvo al menos a siete personas, informó un medio de comunicación ruso desde el lugar.

La reunión en la ciudad de Ufa tuvo lugar desafiando al líder de la región, Radiy Khabirov, quien advirtió sobre acciones duras contra lo que llamó extremistas y traidores.

El medio en ruso SOTA Vision publicó un video que muestra a la policía advirtiendo a las personas a través de un altavoz que serían arrestadas si participaban en una reunión no autorizada.

Mostraba a una mujer siendo llevada por la policía a pesar de las protestas de las personas cercanas. La policía unió sus brazos formando una cadena humana para despejar el camino a un autobús que transportaba a personas detenidas, mientras los espectadores gritaban “¡Vergüenza!”

Bashkortostán, en los montes Urales del sur, cerca de la frontera entre Europa y Asia, es una de las más de 80 repúblicas y regiones que conforman la Federación Rusa.

Fue la tercera protesta de esta semana, pero la primera en la capital regional, en apoyo del activista por los derechos de las minorías Fail Alsynov, condenado el miércoles a cuatro años de prisión por cargos de incitación al odio étnico, que él negó.

Alsynov, de 37 años, es considerado un héroe por muchos miembros del pueblo étnico bashkir de la región por hacer campaña en favor de su lengua, cultura y derechos. Lideró protestas exitosas en 2020 para impedir el inicio de operaciones mineras en una colina que el pueblo bashkir considera sagrada.

El año pasado se pronunció contra el reclutamiento de personas de etnia bashkir para luchar por Rusia en Ucrania, diciendo que “ésta no es nuestra guerra”.

Las protestas públicas en Rusia son muy raras dado el riesgo de arrestos, especialmente desde el comienzo de la guerra. El momento es aún más delicado dado que el presidente Vladimir Putin se presentará a un nuevo mandato de seis años en marzo.

Alsynov fue acusado de insultar a los trabajadores migrantes en un discurso que pronunció en abril de 2023 en una protesta por los planes de extracción de oro en Bashkortostán, que se encuentra en los Montes Urales del sur de Rusia, cerca de la frontera entre Europa y Asia.

Sus partidarios dijeron que el caso en su contra era una venganza retrasada por su papel en las protestas de varios años antes, en las que los activistas bloquearon con éxito los planes de extracción en una colina que la población local considera un lugar sagrado.

Muchas gracias a todos los que vinieron a apoyarme. Nunca lo olvidaré. No admito mi culpa. Siempre luché por la justicia, por mi pueblo, por mi república, dijo Alsynov a un periodista del medio de comunicación en línea RusNews después el veredicto.

Vídeos publicados en las redes sociales mostraban a cientos de personas reunidas cerca del tribunal en la pequeña ciudad de Baymak, 1.380 kilómetros al este de Moscú. Algunos informes decían que eran varios miles.

Ante el avance de la policía, varios manifestantes arrojaron bolas de nieve a los agentes, en una jornada con una temperatura de -20°C.

Posteriormente, la prensa estatal informó de la apertura de una investigación criminal por los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Las grandes protestas en Rusia son extremadamente raras debido al riesgo de arrestos por cualquier reunión que los funcionarios estatales consideren no autorizada. Miles de personas han sido detenidas en los últimos dos años por oponerse a la operación militar en Ucrania.

Reuters

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado