Eduardo Fernández: El día del Maestro

Compartir

 

Hoy hago llegar mi testimonio de solidaridad en su día a todos los maestros venezolanos.

Las maestras y los maestros venezolanos son unos héroes del deber cumplido. Se ha escogido el día 15 de enero para rendirles homenaje y para destacar el enorme servicio que ellos prestan a la Nación y al segmento más valioso de la nación que son sus niños y sus jóvenes. Honrar a los maestros supone algo más que dedicarles un día en el año. Se trata de dignificar su trabajo. De reconocer la importancia de su misión. De permitirles desarrollar su labor en un ambiente propicio y, además, de remunerar su trabajo con justicia y equidad.

La situación de los maestros hoy es muy lamentable. Trabajan en escuelas que apenas se mantienen en pie. Locales semidestruidos, carentes de los servicios básicos fundamentales. Con niños desnutridos y pobremente vestidos y calzados. Con dificultades para llegar a la escuela tanto por parte de los educadores como de los educandos. Con problemas familiares en la mayoría de los casos, de los niños y de los jóvenes. Sin agua potable, sin baños y sanitarios adecuados, sin alimentación que facilite la asimilación de las enseñanzas por parte de los alumnos.

Las maestras y los maestros ganan un sueldo miserable. En países como Japón, por ejemplo, los maestros son los funcionarios del estado mejor remunerados y mejor tratados. En Venezuela, hay sobrados recursos para la corrupción, pero no hay dinero para la educación, no hay recursos para pagar adecuadamente los eminentes servicios que prestan los maestros.

Tengo la firme esperanza de que la celebración del día del maestro en este año 2024 sea la última que se produce en las condiciones tan dramáticas que acabo de describir. El año que viene, a estas alturas, espero que se esté iniciando un nuevo gobierno, cuya tarea prioritaria sea ocuparse de la educación, de las maestras y de los maestros, de mejorar el salario y el ingreso familiar de todos los trabajadores, pero, particularmente, de los trabajadores de la educación. Hoy hago llegar mi testimonio de solidaridad en su día a todos los maestros venezolanos.

Traducción »

Sobre María Corina Machado