La nueva arma China que con tan solo un disparo destruye el tanque más poderoso de los Estados Unidos

Compartir

 

Pekín ha puesto el acelerador y, según el estudio chino publicado, compromete a una de las armas más letales del ejército de EE.UU. Los Marines en un tanque de M1A1 Abrams durante un entrenamiento en un ejercicio.

La nueva arma china que es más peligrosa que una de las armas más letales de EE.UU.

Científicos chinos han revelado que el nivel de desarrollo de su nueva arma de energía cinética- (llamadas KEW, en inglés)-es tal que con tan solo un disparo podrían neutralizar un tanque estadounidense, aunque cuente con las medidas de blindaje avanzadas. Lo deja fuera de juego también si lo golpea de refilón, incluso aunque no muestre daños externos a simple vista. Y representa un salto cualitativo frente a los proyectiles perforantes convencionales.

Las conclusiones del estudio fueron publicadas el 8 de diciembre en la revista ‘Equipment Environmental Engineering’ y muestra el grado de desarrollo de la tecnología armamentística china, siempre marcada por el hermetismo. Confirmando el secreto a voces de que Pekín ha puesto el acelerador y adelanta de forma estratégica a EE.UU en sus investigaciones de misiles antitanque de destrucción cinética. Al tiempo que deja al descubierto la vulnerabilidad del armamento militar hasta ahora desarrollado.

Es más, coincidiendo con esta noticia hace unos días la revista de defensa estadounidense ‘The Warzone’ publicaba que gracias a las últimas imágenes satelitales, proporcionadas por la empresa Planet Labs Inc., se ha identificado una reproducción del portaviones USS Gerald R, Ford en el desierto de China central. El objetivo sería practicar maniobras de ataque como los realizados por la marina de Japón contra Pearl Harbour.

Resultados observados

Para entender la clave de la mecánica de funcionamiento de la nueva arma china en la publicación especializada ‘Galaxia Militar’ explican que los proyectiles de energía cinética aprovechan las altas velocidades para impartir sobre un objetivo una energía significativamente mayor que la inherente a los explosivos químicos que transportan. Provocando un daño considerable sobre el tanque, pese a su diseño robusto, principalmente gracias a la onda de choque que produce. Esta genera una tensión destructiva en la totalidad de la estructura que se dirige al interior del tanque. Lo que supone una diferencia significativa frente a los proyectiles clásicos, que generan daños en partes específicas dependiendo del punto de impacto.

Según detallan los medios asiáticos, los investigadores en sus ensayos se sirvieron de esferas sólidas de 20 kilogramos que se mueven a una velocidad cuatro veces superior al sonido. La energía cinética del proyectil es de aproximadamente 25 megajulios y podría dejar inoperativo a un tanque estadounidense como el Abrams de 40 o 60 toneladas, conocido como el tanque más letal del planeta.

El estudio encabezado por el científico Huang Jie, apunta que «el impacto de proyectil cinético de alta velocidad en el objetivo blindado exhibe líneas de espectro de respuesta de impacto con amplitudes a ciertas frecuencias que exceden los límites de seguridad recomendados por el estándar militar de EEUU MIL-STD-810».

Los daños observados en las pruebas realizadas por los científicos del Instituto Aerodinámico de Hipervelocidad del Centro de Investigación y Desarrollo Aerodinámico de China revelaron desde fractura de los pernos hasta la pérdida de agarre de la consola del estabilizador del cañón del tanque.

El impacto de proyectil cinético de alta velocidad en el objetivo blindado exhibe líneas de espectro de respuesta de impacto con amplitudes a ciertas frecuencias que exceden los límites de seguridad recomendados por el estándar militar de EEUU MIL-STD-810. Huang Jie – Científico.

Arrancando en el proceso completamente el cableado de la consola y dañando severamente las conexiones entre el ordenador de control de fuego y la torreta. Y según los medios chinos esto la hace un arma mucho más peligrosa que cualquier otro tipo de proyectil existente hasta el momento.

China, un alumno aventajado en defensa

Un aviso a navegantes que no es mera propaganda china, ya que anteriormente un analista sénior del reputado ‘think tank’ estadounidense RAND señaló, a tenor de las simulaciones de enfrentamiento militar entre China y EE.UU: «En nuestros juegos, cuando luchamos contra Rusia y China, EE.UU. recibe una paliza». Y Michele Flournoy, ex subsecretaria de defensa para la política de Estados Unidos, declaró de manera similar: «Los propios juegos de guerra del Pentágono muestran que los planes de fuerza actuales dejarían a los militares estadounidenses incapaces de disuadir y derrotar la agresión china en el futuro».

En nuestros juegos, cuando luchamos contra Rusia y China, EE.UU. recibe una paliza. RAND.

Mark Leonard, director del Consejo europeo de Relaciones Exteriores, haciendo balance de las fuerzas señala en un artículo «la comprensión de Beijing bien puede ser más precisa que la de Washington y estar más en sintonía con las aspiraciones de los países más poblados del mundo. La estrategia estadounidense no funcionará si se reduce a poco más que una búsqueda inútil para actualizar un orden que se desvanece, impulsada por un deseo nostálgico de simetría y estabilidad de una era pasada. China, por el contrario, se está preparando para un mundo definido por el desorden…,un mundo que, en muchos sentidos, ya ha llegado». Eso puede llevar a un enfrentamiento entre el poder menguante y la fuerza ascendente (el llamado efecto Tucídides).

El futuro de las fuerzas armadas chinas

Las fuerzas armadas chinas evolucionan a pasos agigantados, como es el caso de tecnología de sigilo y armas de nuevo concepto. Ya que están en camino de aumentar las capacidades de este arma de forma que podría con un solo disparo, que supere en más de nueve veces la velocidad del sonido, llegar a partir por la mitad un tanque.

La situación, en cabeza, de China en la búsqueda de nuevas tecnologías militares también se mostró con el anuncio, este verano, de que la Armada del Ejército Popular de Liberación chino estaba probando el cañón electromagnético más potente del mundo, capaz de lanzar proyectiles de 124 kilogramos a una velocidad de 700 km/h en menos de 0,05 segundos.

El arma presenta una serie de bobinas dispuestas a lo largo del cañón del arma. Cada bobina se activa una tras otra para crear un campo magnético que puede levitar e impulsar un proyectil hacia adelante. Las pistolas de bobina también se conocen como pistolas Gauss o aceleradores magnéticos.

Otro caso es el ‘Silent hunter’, un sistema de arma láser chino que tiene un alcance de 4 kilómetros y es capaz de perforar las corazas y comprometer a vehículos blindados ligeros. Y más recientemente, destacó el anuncio de China de un nuevo material capaz de soportar hasta 3.000 grados centígrados. Cubre las superficies de los vehículos y armas hipersónicas y los protege de las temperaturas extremas provocadas por la fricción de la atmósfera. Que ha sido siempre uno de los grandes retos a resolver cuando se dan este tipo de vuelos.

El equipo de investigadores involucrados señaló que el material «cambia las reglas del juego» y «revoluciona» el campo de las armas hipersónicas. Y Ai Bangcheng, subdirector de la Academia China de Aerodinámica Aeroespacial en Beijing que lideró la investigación, confirmaba que la prueba fue un éxito rotundo.

El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, en inglés ), con sede en Washington D. C., confirma que Pekín es un alumno aventajado. Y comenta: «El gigante asiático se ha embarcado en un programa concertado de modernización. Desde sus inicios el Ejército Popular de Liberación (EPL) de China estaba lleno de masas de reclutas mal entrenados. Pero esto ha cambiado…Ahora sus capacidades son formidables. La considerable y sofisticada fuerza de sus misiles balísticos y de crucero desafía la capacidad de EE. UU. para operar desde sus pocas bases aéreas en el Pacífico occidental, y amenaza con destruir los barcos estadounidenses».

El ABC de España

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado