José Gerardo Mendoza: Nada positivo  

Compartir

 

Yo no tengo tiempo de odiar a los pobres porque de allá vengo, ni tengo tiempo de odiar a los ricos porque para allá voy, de esa forma pensamos quienes por algo que no se explicar “la vida es así” y además el momento es para no dejar de estar preocupado por los tiempos que vivimos; se dice que ser rico es malo y viene de la boca para fuera, aparte de que esa idea de los fracasados  universalmente de igualdad todos por decreto y hacia abajo, no prosperan, ni en el  núcleo familiar porque aun siendo gemelos no se piensa igual y a donde cabe  que en que cabeza puede ser feliz un padre de familia que vea a  sus hijos mal alimentados sin estudios, sin futuro, conste mis lectores que este no es mi estilo, ruego a Dios que siempre me inspire en positivo  cuando vaya a escribir, me envié palabras bonitas que las pueda compartir  con ustedes; no saben cuánto sufro al ver y vivir esta crítica situación, que ninguno nos escapamos, aun conociendo que esta nación sigue siendo la más rica y  linda del planeta y en este mensaje es como la preocupación que hoy siente mi mente; como se inspiró el sistema en la Republica Democrática del Congo o en Biafra que según los críticos dicen que la situación de esos países son mejores que la de Venezuela, algo muy difícil de explicar y que pecado tan grande hemos cometido.

Por razones de salud y la de los que me leen me gusta actuar en positivo y enérgico para inspirar respeto y no lástima, porque tengo suficiente razón para hablar bien de mi país y su idiosincrasia, quien va a dudar de las bondades de esta nación virgen, para que abran los ojos  y sepan apreciar de lo que fuimos dotados; les cuento algo que me sucedió hace dos semanas me llama un tipo que dice ser especialista en política internacional con un tono de voz Cubano con mezcla de inglés  y me dijo: mira chico donde sacas tu tantas cosas positivas de una nación que ha terminado y arruinando todo lo que sea productivo, en un país donde se han ido un poco más de ocho millones de personas  en busca  de mejoría aunque sea para comer completo; hoy una nación con puras trabas y casi un año o más para que les permitan abrir cualquiera empresa bien sea pequeña, mediana o grande y después viene un marabunta a controlarlas sin que respeten, donde te falta la electricidad, el agua,  la gasolina, el gasoil  que es el primer renglón de la agricultura, el transporte, el sistema de salud en decadencia total, una moneda que estaba por encima de varios países de Europa, hoy no queda ni la sombra, un país que no tiene alianza con el sector  Bancario, con la inflación más grande del mundo, con un aseo urbano (Fospuca) que sus tarifas son quiebra negocios, con un rosario de industrias y comercios quebrados, el sector construcción en cero siendo este el mayor generador de mano de obra  a nivel mundial y sin anhelos de posibilidades de vivienda; aparte de que este tipo subió el tono de voz y trato de endosarme  esas feas palabras que usan para insultar o irrespetar a los políticos, todo lo que este fulano me manifestó no cabe ni en diez artículos  ni en el espacio que me permiten; después de recibir ese bombardeo a mi nación me presgine y dije  como suelen decir “los Caroreños también tienen razón”.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

Volcancito2@gmail.com – IG. Volcancito2 – jgmendozad

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado