La Chevron iniciará nuevas perforaciones en Venezuela para aumentar la producción petrolera

Compartir

 

Tres personas familiarizadas con el tema dijeron a Reuters que el esfuerzo podría ayudar a acelerar el objetivo de la petrolera de recuperar 3.000 millones de dólares en dividendos impagos y deuda de sus proyectos en el país

Chevron iniciará una gran campaña de perforación en Venezuela, con el objetivo de incrementar en al menos 65.000 barriles por día (bpd) la producción de petróleo en el país para fines de 2024.

Tres personas familiarizadas con el tema dijeron a Reuters que el esfuerzo podría ayudar a acelerar el objetivo de Chevron de recuperar 3.000 millones de dólares en dividendos impagos y deuda de sus proyectos en el país.

Las empresas conjuntas de Chevron con Pdvsa producen ahora unos 135.000 bpd y han exportado un promedio de 124.000 bpd a Estados Unidos este año, según estimaciones independientes y datos de envío.

Los flujos de petróleo actuales marcan un aumento de 70% con respecto a la producción promedio en 2022.

Casi todo el aumento de producción de 70.000 bpd del país en lo que va del año proviene de los proyectos Chevron- Pdvsa, sin embargo, para ir más allá se necesitan grandes plataformas de perforación especializadas que podrían ser difíciles de encontrar en Venezuela, dijeron las fuentes.

El objetivo de producción de Chevron de alcanzar los 200.000 bpd para finales del próximo año podría contribuir en gran medida a ayudar a Venezuela a lograr su objetivo de superar el millón de bpd.

La campaña de Chevron exige la incorporación de al menos dos potentes plataformas de perforación. El equipo se instalará inicialmente en el proyecto Petroindependencia en la Faja del Orinoco, mientras que otras dos empresas conjuntas, Petropiar y Petroboscan, serán las próximas.

La idea es perforar dos pozos por mes en el Orinoco, afirmó una de las personas.

El plan de perforación no requerirá nuevas aprobaciones estadounidenses porque las áreas involucradas están incluidas en la licencia de Chevron, recibida en noviembre. Sin embargo, requerirá un proveedor de yacimientos petrolíferos capaz de proporcionar plataformas de entre 1.000 y 1.500 caballos de fuerza, una tarea difícil en el entorno actual en Venezuela, agregaron las personas.

Los proveedores de servicios petroleros estadounidenses en Venezuela siguen limitados por una licencia estadounidense que solo les permite mantener los activos y empleados existentes en el país. Necesitan autorización para importar nuevos equipos o celebrar contratos con Pdvsa o sus empresas mixtas.

Reuters

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado