Raúl Ochoa Cuenca: En Venezuela nada es normal, nada

Compartir

 

No es normal que en Venezuela, por razones políticas, 278 privados de la libertad y de sus elementales derechos como seres humanos, estén muriendo víctimas de la injusticia y de las torturas, a las cuales son sometidos en las mazmorras de la dictadura,

No es normal que en Venezuela la tortura sea una política de estado. Y tampoco lo puede ser para los países libres del mundo entero.

No es normal que la economía venezolana, el gobierno la haya dolarizado con excepción de los salarios.

No es normal que el salario mínimo de un obrero al servicio del estado, así como los 4.3 millones de pensionados, sólo pueda adquirir alimentos para satisfacer sus necesidades básicas durante 7 días al mes.

No es normal que la complicidad criminal entre los poderes públicos en Venezuela, pisoteen diariamente el orden Constitucional y decidan la interpretación de la ley como instrumentos que beneficien su ilegal e inicua permanencia en el poder.

No es normal que al no existir la ausencia absoluta de Rectores del CNE, sino de 3 de los 5, la espuria Asamblea Nacional proceda a la designación de un Comité de Postulaciones, ya que se deben limitar a la selección de los renunciantes de la lista de elegibles de anterior designación.https://twitter.com/duquedeprado/status/

No es normal que en Venezuela, el ciudadano común, le tema más a un policía que a un malandro de barrio.

No es normal que en la nación con más reservas de petróleo probadas del mundo, las cosechas de alimentos se pierden porque no hay gasolina para su transporte.

No es normal que en un país con un ordenamiento jurídico, el presidente invite al embajador de una potencia extranjera (Cuba) a ser parte del consejo de ministros.

No es normal que después de tener la segunda más eficiente e importante industria petrolera del globo, hoy somos la primera vergüenza mundial.

No es normal que en una nación que exportaba electricidad a países vecinos y que su parque de generación del Sistema Eléctrico Nacional, asciende a 24.000 megavatios (MW) de capacidad instalada, esté reducida a solo 14.000 megavatios, derivando esto en los llamados apagones debido a la Indisponibilidad de la generación local de potencia eléctrica y al deterioro del sistema nacional de transmisión de líneas.

No es normal que después de tener uno de los mejores sistemas de educación primaria y  de secundaria en toda Latinoamérica, hoy (según la Unesco) somos los penúltimos.

No es normal que la deserción en el año escolar 2021-2022 fue del 23.75 %, aumentando   al 39 % para el año escolar 2022 – 2023.

No es normal que después de haber invertido grandes sumas en la formación y especialización de nuestros egresados universitarios en las mejores universidades del mundo, hoy ellos, por necesidad, hayan tenido que abandonar el país.

No es normal, por estas razones, que hoy sean otros países los que se beneficien de la gran profesionalidad y competencia de miles de médicos. Cuarenta mil, según www.eltiempo.com  del 13 de marzo de 2023.

No es normal que al menos 92 mil profesionales, entre médicos, científicos, ingenieros y arquitectos hayan emigrado de Venezuela.https://www.aa.com.tr/es/

No es normal que en el año 2019, el aporte del total del gasto público al mantenimiento y nuevas construcciones del sector educativo fue del 4,3%. En el año 2022 fue solo del 1.7 %. El más bajo de la historia republicana y el más bajo de toda latinoamérica. El 95% de las escuelas en el país, como todo él, se está cayendo a pedazos. Unidad democratica del educativo (UDSE)

No es normal que nuestros hospitales estén abarrotados de pacientes y no ser atendidos por total carencia de médicos y de insumos. (Los médicos son los llamados comunitarios, quienes no reúnen los conocimientos científicos necesarios. Su formación académica es de 2 años)

No es normal que una madre tenga que parir en la puerta del hospital, porque no tenía los dólares para comprar ni los guantes del médico.

No es normal que en una nación con un 29 % de la población compuesta por infantes, haya cerrado el pabellón de cirugía y trasplantes del hospital J M De Los Ríos.

No es normal que le paguemos a Cuba el equivalente en petróleo de 3 mil dólares mensuales por médico, de los cuales además se ha denunciado (no solo en Venezuela, sino también en otros países) la no idoneidad profesional (camilleros disfrazados de médicos) y a un médico venezolano, según la última tabla del ministerio de la salud, establece que el sueldo básico se calculará con base en sus años de servicio. De acuerdo con la información, un médico en Venezuela ganaría entre 30 y 97 dólares mensuales. https://eldiario.com/2022/03/28/tabla-salarial-de-los-medicos-y-trabajadores-del-sector-salud

No es normal que un país provea a su población una alimentación compuesta principalmente de carbohidratos. El 23.26 % % de los niños están desnutridos como consecuencia de la alimentación, que se basa especialmente en el consumo de alimentos poco energéticos, como pastas y mayonesa. https://pesquisa.bvsalud.org/

No es normal que el 92 % de la población venezolana solo consuma el 9 % de las proteínas necesarias. Así, el futuro de nuestros niños y jóvenes es espeluznante.

No es normal que un país con sus riquezas naturales y sus recursos humanos, hoy sea el antepenúltimo país más pobre del mundo.

No es normal que el producto interno bruto per cápita de Cuba, del cual sus fuentes de riquezas no son del todo claras ni transparentes, sea de 9.499 U.S $ y el de Venezuela de 1.541 U.S anual per cápita, ambas cifras al cierre del año 2021. https://www.google.com/search?q=what+is+the+gdp+per+capita+of+venezuela+today&rlz

No es normal que varios de este pre candidatos, visiten indigentes barrios en costosos vehículos, que tienen un valor, para esos habitantes, digno de un cuento de hadas.

No es normal que exista la muy fundada sospecha, de que durante los últimos 23 años se hayan desaparecido alrededor de 660.000 millones de dólares.

No es normal que informes aseguran que buena parte de esas inmensas fortunas están estacionados en el sistema bancario internacional y que no se trabaje en el intentar la recuperación del historicamente mayor botín producto de un atraco sin caretas ni antifaces

No es normal que una nación, que era el espejo latinoamericano de democracia y respeto de las libertades, hoy viva bajo la dictadura de un audaz, cínico, ignorante y despreciable ser.

En fin, y muy desgraciadamente, en Venezuela nada es normal, nada.

Anfi del Mar el 17 de junio del año 2023.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado