Orlando Ramírez: ¿Por qué y para qué Maria Corina XXII?

Compartir

 

María Corina, Luz en las Tinieblas, con sus fuertes mensajes por lo que ha quedado Venezuela en una total obscuridad, ha sido un apagón de grandes dimensiones, que ha afectado a toda la nación, incluyendo las zonas limítrofes, en tan solo 24 años de desgobierno y de corrupción galopante e indetenible. Aún, no se han saciado lo suficiente de tanto saqueo. Solo para hacer una ligera comparación debo recordar que El General Marcos Pérez Giménez, después de haber hecho una obra material grandiosa, a la vista de nacionales y extranjeros; en tan solo 8 años, con presupuestos muchísimo menos. Con un barril de petróleo, de unos 2$; mientras que con el Comandante sobre pasó ingresos de 100$/por barril. Entonces.

Chávez que le correspondía sembrar el petróleo se dedicó, a sembrar liderazgo continental a través de la Chequera que andaba sin control por La América latina y maletines repletos de dólares que llevaba para los Kirchner como los descubiertos a Antonini Wilson en el aeropuerto Jorge Newberry en Buenos de Aires, y al mismo tiempo, Chávez, simultáneamente cometiendo la destrucción de más de 1000 empresas, mediante la nefasta y delirante expresión “exprópiese” cumpliéndose las ordenes ipso facto, nadie le refutaba, y con ello el quiebre de esas maravillosas empresas, con muchos años de fundadas, fueron pilares que no resistieron semejante envestida y a pesar que habían sido edificados con buenos fundamentos y con muy buen hormigón; aun así se resquebró el andamiaje de la construcción de un Estado democrático. Los pilares que sostenía a la nación, se vinieron abajo.

Esta ligera y verdadera descripción, ante los sentimientos rotos de todos nos condujo irremediable a un caos económico y social. Miles de jóvenes quedaron sin trabajo; no les quedó más remedio que exiliarse y otros huir para buscar nuevos horizontes a tierras lejanas. Así nació la desafortunada diáspora, sin la presencia de guerras con más de 7 millones de personas deambulando por el mundo pidiendo socorro, aún continúan abandonado al país, ese talento humano, creado en Libertad  Democracia, en nuestras gloriosas universidades, por cierto que esos jóvenes bien preparados es la mayor riqueza de una nación, como las de Israel y Japón. Bajo esa realidad, Venezuela se empobreció “en un abrir y cerrar de ojos” Hoy día ese éxodo casi bíblico, disgregado por todos los continentes, unos han rodado con suerte y otros pasándolas difícil, con hijos o padres a cuestas, otros se han quedado, sin la protección de los hijos y otros sembrando campos santos por esos caminos espinosos; y algunos alcanzando llegar a su destino con los pies ensangrentados y vientres vacíos.

En cambio, El General Marcos Pérez Giménez tuvo la sabiduría, de sembrar el petróleo. Su inteligencia también le dijo: qué al ver que su pueblo ya no lo quería más; cogió sus macundales y se fue a Europa, así lo dijo en varias entrevistas a los diferentes medios de comunicación; entonces permitió que llegara: La Libertad, Democracia, educación, salud y el progreso para todos después del 23 de enero del 1958. En cambio los Socialistas del Siglo XXI, han estado bajo  el asesoramiento de cubanos empobrecidos por el comunismo, argentinos, rusos e iraníes que les dicen que todavía no entreguen el gobierno, a ellos les conviene, porque siguen pegados a la “teta” de Venezuela, que los han amamantados hasta la adultez; acosta de sufrimientos de los venezolanos. Es una incongruencia, que no tiene sentido, después de haber sido Venezuela el sueño de suramericanos, y europeos

Todo lo han obscurecido, todo lo han ennegrecido en medio de tantas riquezas, de un país bendecido por La Providencia Divina y visualizado por El Sabio y Almirante Cristóbal Colón, en su tercer Viaje de descubrimientos, cuando llamó a estos lugares tan hermoso los visualizó, de inmediato y los  bautizó, como “Tierra de Gracia”

Ante todas estas realidades y miserias humanas, por más de 10 años de dictadura de Nicolás Maduro, sin la construcción de ninguna obra material positiva; en cambio sí hemos vivido en franco deterioro, acelerado en todos los servicios públicos: Luz Eléctrica, con unas vías de comunicación inservibles en carreteras y ciudades,  sin agua potable de calidad, sin gas doméstico, sin combustibles en un país con las más grandes reservas de petróleo. En medio de tan semejante empobrecimiento. Así nació, el Liderazgo de María Corina, con un claro mensaje de fortaleza de esperanza y confianza para ese éxodo casi bíblico, y para los venezolanos  de la tercera edad que se han quedado con unos ingresos que no alcanza de 10$/mensual, cuando la canasta básica sobre pasa los 500 $/mensual. Todo eso explica la pobreza tan acelerada de los venezolanos. Con muchos hurgando en los basureros.

A partir, en las próximas series de artículos comenzaré a trazar los pensamientos de María Corina,  es la Dama fraguada de “Acero fino templado”, no dúctil. Hecha a semejanza de sus padres y abuelos, que supieron construir empresas desde abajo hacia arriba, han sido legados de experiencia y enseñanzas, dejadas en su propio hogar. MC es una mujer con guáramo y carácter, siempre con lenguaje directo dirigido a la sociedad venezolana y contra las inclemencias del régimen. En ella se puede creer.

En los próximos escritos, en esta serie seguiré con el título ¿Por qué y para qué María Corina XXIII?

Profesor. Titular, Jubilado de la UNET, Dos postgrados en Desarrollo y Derecho Agrario-ULA- y Seguridad y Defensa Nacional, Iaeden del M de D. Escritor. forlandormontoya@hotmail.com

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado