Jesús Elorza: Los fantasmas rusos

Compartir

 

En el sector deportivo la comidilla del fin de semana estuvo relacionada con los Juegos del ALBA. Atletas, entrenadores, dirigentes y público en general no dejaban de comentar sobre los pormenores que rodeaban el desarrollo del evento.

Uno de los dirigentes deportivos manifestaba con cara de asombro que esos juegos no pasaban de ser una caricatura política. Argumentaba que desde el recorrido del «fuego patrio» lo que quedó en evidencia fue toda una pantomima para rendirle culto a la personalidad de un dirigente de la revolución bolivariana del siglo XXI.

—Explícate —pidieron los que estaban escuchándole.

—Bueno, solamente vean el recorrido: inicio en el Paseo de la Resistencia Indígena para continuar a la Estatua de la Libertad, Monumento al Gran Cacique Guaicaipuro, seguir al ¡¡¡Cuartel de la Montaña 4F!!!, Panteón Nacional y terminar en la Plaza Bolívar de Caracas.

—¿Y dónde queda lo del culto a la personalidad? —Preguntaron algunos.

—Siéntense, no se vayan a caer con lo que les voy a decir. La antorcha de los V juegos Deportivos del ALBA será encendida con el fuego patrio que simboliza la llama eterna en memoria del Comandante Eterno y Supremo Hugo Chávez; luego un recorrido señalado acompañado de la consigna «Chávez vive, la revolución sigue» y, al final, en la Plaza Bolívar se vio a una concurrencia de milicianos con gorras y franelas rojas-rojitas con la cara del difunto eterno, perdón, del Comandante Eterno…

—Luego de la fanfarria inaugural, se le comenzaron a ver las costuras al circo montado por el régimen —dijo muy serio un entrenador—. Desde hacía meses se nos informaba que para esta edición de los juegos el país invitado sería Rusia y por lo tanto las exigencias de preparación técnico deportivas deberían ser mayores para lograr tener un resultado competitivo contra esos atletas rusos. Pero la realidad fue otra, los rusos en la mayoría de los deportes del calendario «no se presentaron». De 35 disciplinas previstas solo van a participar en siete. Supongo que esta farsa era para darle publicidad demagógica a este circo. Los burócratas organizadores estarán en sus oficinas muertos de la risa y diciendo entre ellos «los hicimos caer por inocentes».

—Más allá de los problemas técnicos de forfait por la no presencia de los fantasmas rusos, debo decirles —señalaba un dirigente deportivo abogado especialista en derecho internacional— que los organizadores de este evento no tomaron en cuenta las implicaciones geopolíticas que implicaban la invitación especial a los rusos para que participaran en los juegos. Todos debemos recordar que desde que se descubrió la política de Estado de Vladimir Putin para dopar a los atletas rusos las organizaciones internacionales del deporte, federaciones deportivas y el Comité Olímpico decidieron excluir a los atletas rusos de los eventos deportivos. Hecho que fue ratificado al producirse la sangrienta y genocida invasión de Rusia a Ucrania. Al no tomar en cuenta este hecho, el régimen venezolano con sus organizadores de la V edición de los juegos, colocan a Venezuela en la delicada posición de ser sancionada o suspendida por dejar que Rusia participe en los referidos juegos del ALBA. Me atrevo a pensar —dijo el dirigente abogado— que la decisión del régimen que nos gobierna era la de mostrar al mundo que está al lado de los rusos en su invasión a Ucrania y con la política de Estado para el dopaje de los atletas.

Un atleta intervino, para decir que esa decisión de excluir a los rusos de los eventos deportivos, a principio de este año se encuentra en revisión para tratar de buscar una salida que les permita a los rusos participar en las competencias deportivas con mira a los Juegos Olímpicos de París en el 2024.

—Es cierto lo que dice el atleta —señaló su entrenador—. Recordemos que el Comité Olímpico Internacional detalló una «vía» para que los atletas rusos y bielorrusos pudieran clasificarse a París 2024: los atletas de esos países volverían a la competición como «Atletas Individuales Neutrales», sin su bandera nacional, himno u otros símbolos y cumpliendo el requisito de no haber apoyado activamente la guerra en Ucrania.

—Sí, es cierto que esa decisión fue tomada por el COI —dijo el dirigente abogado—, pero, en esa decisión hay dos aspectos esenciales: uno, la participación como atleta neutral, es decir, sin bandera nacional y sin himno. Dos, quizás este es el elemento central de la decisión, mostrar que no ha apoyado activamente la invasión a Ucrania. Ahora me pregunto, si esos requisitos han sido cumplidos por los atletas rusos invitados a los juegos del Alba o si por el contrario los organizadores se hicieron los pendejos para dejarlo pasar. Lo que puede acarrear sanciones para las organizaciones deportivas venezolanas.

Un dirigente del atletismo venezolano intervino para ratificar por su colega el ahogado y quiso hacer del conocimiento de todos la decisión del Consejo de World Athletics —nuevo nombre de la Federación Internacional de Atletismo— que ratifica el vigente veto a los atletas rusos «para el futuro previsible», decisión que va a contravía del empeño del Comité Olímpico de Internacional de encontrar una manera de que los rusos puedan competir como neutrales en próximas competiciones.

«La muerte y destrucción que hemos visto en Ucrania, incluyendo las muertes de 243 atletas, no han hecho sino reforzar mi determinación en este asunto», dijo el presidente de World Athletics Sebastian Coe, quien ha sido el líder más franco sobre el tema desde la invasión de Rusia.

—Creo importante señalar que la mayoría —expresó un atleta—, por no decir todos los atletas con los que he compartido, me indicaban que eran pertenecientes al Ejército ruso, puesto que esa era la vía para asignarles las becas correspondientes para poder continuar con sus entrenamientos y representar a su país en las competencias. Ahora bien, es bueno recordar que en este 2023 se cumple el centenario de la creación del Club Deportivo Central del Ejército Ruso, mundialmente conocido como CSKA, el más grande (10.000 deportistas) y popular del país, y que reúne a la flor y nata (550 profesionales). De las 71 medallas ganadas por Rusia en los Juegos de Tokio 2020, 45 las consiguieron miembros del CSKA. La mitad aproximada de los olímpicos rusos en esos Juegos pertenecían al CSKA, además de unas decenas más a organismos o clubes del Ministerio del Interior. El ejército ruso también cuenta con su rama juvenil, paramilitar, a cuya cabeza está el gimnasta Nikita Nagornyy, campeón del mundo y de Europa individual. Otro gimnasta, Ivan Kuliak, fue suspendido por la Federación Internacional (FIG) para competir durante un año después de lucir provocadoramente en su maillot una Z, símbolo del ejército invasor, junto a un rival ucraniano en una prueba de la Copa del Mundo de artística.

A manera de conclusión es importante señalar que esta quinta edición de los juegos del ALBA, al igual que las cuatro versiones anteriores, representan el mayor despilfarro de los recursos nacionales al ser nuestro país el que corre con todos los gastos ocasionado por el evento: transporte, alojamiento, alimentación de las delegaciones, material, premiación e instalaciones.

Además, en esta edición no se le prestó ningún tipo de atención, por complicidad manifiesta o silenciosa, a las consecuencias geopolíticas que se derivan de una competencia deportiva en donde participan o pretenden participar atletas representantes de un país condenado por su política de estado para el dopaje de los atletas o repudiados y condenados por la invasión genocida a Ucrania.

Licenciado en Educación, profesor en la UPEL – @jesuselorza

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado