Emmanuel A. Rodríguez: El camino sinodal en Alemania entre conversión, renovación y conflictos

Compartir

 

El Informe encargado en 2014 por la Conferencia Episcopal Alemana a las universidades de Mannheim, Heidelberg y Giessen (Informe MHG, por sus iniciales) tenía que investigar la implicación de sacerdotes, diáconos y religiosos varones en el abuso sexual de niños, niñas, adolescentes y jóvenes desde 1946 a 2014. Los obispos alemanes encomendaron esta investigación a un equipo externo, buscando obtener información lo más veraz posible sobre este lado oscuro de la Iglesia, tanto por el bien de los afectados como para tomar las decisiones que fueran necesarias, evitando que se repitan dichos comportamientos en contextos eclesiales. En los resultados, se identificaron a 1.670 clérigos abusadores (el 4,4 % de todo el período) y a 3.677 víctimas1.

Por otra parte, como sabemos, el papa Francisco convocó en octubre de 2021 a la Iglesia universal a ponerse en marcha en un Camino Sinodal de tres años que culminará en la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos en octubre de 2024. No obstante, serán los sínodos diocesanos y/o regionales los que harán llegar sus sugerencias al Sínodo de Obispos, en el cual se buscará escuchar realmente el soplo del Espíritu Santo2. En este sentido, se espera que los obispos alemanes lleven las conclusiones del Camino Sinodal al Sínodo de los Obispos.

Sin embargo, para algunos curialistas vaticanos, los obispos y católicos alemanes estarían aprovechándose de los resultados del Informe MHG sobre la pederastia eclesial para romper con el modelo de Iglesia que ha venido siendo tradicional, así como arriesgando su unidad con las aproximadamente 6 mil diócesis existentes en el mundo. Para otros menos temerosos, la Iglesia alemana está debatiendo, votando y aprobando importantes propuestas que traen consigo una redefinición del sacerdocio; de la presencia de la mujer en la Iglesia; del poder y de su ejercicio en el seno de la Iglesia y también de la moral sexual3.

Adentrándonos al sínodo alemán

Un sínodo es un tiempo de gracia; es el camino de los discípulos de Emaús (Lc 24, 13-35) a quienes Jesús les pregunta sobre qué van conversando en el camino y ellos, sin darse cuenta de que era el Señor, le narran la historia de Jesús de Nazaret. “En aquel relato los peregrinos de Emaús se encontraban carentes de esperanza y, al reconocer a Jesús al partir el pan, se renuevan en la vida eucarística, misionera y eclesial”4.

Así, no debemos olvidar que, como menciona el papa Francisco, todo Sínodo tiene riesgos y oportunidades. Riesgos como “el formalismo, el intelectualismo y el inmovilismo” y oportunidades para una “conversión pastoral en clave misionera y también ecuménica”5. En relación a esto, hace algunos meses, el Vaticano envió una carta donde les notificaba a la mayoría de los obispos alemanes que no pueden crear nuevos organismos y dotarles de autoridad sobre diócesis o sobre obispos, tal y como aparentemente funcionará el llamado Consejo sinodal6.

Georg Bätzing, presidente de los obispos alemanes, comunicó al Vaticano que el Consejo sinodal no viola la autoridad de los obispos y que el actual código de Derecho Canónico les permite seguir adelante. Al mismo tiempo, se lamenta que este comunicado sea la primera iniciativa del supuesto “diálogo” que acordaron en noviembre de 2022 entre Roma y los representantes del Sínodo7.

No obstante, más allá de los debates originados entre el Vaticano y los impulsores del Sínodo, todos ellos válidos, es necesario resaltar la preocupación del Camino Sinodal por la persona, su sexualidad y su vulnerabilidad. La vida en pareja, el amor y la prevención del abuso en todas sus dimensiones, también buscan ser temas abordados dentro del Sínodo Alemán8.

Pero este Camino Sinodal no hace que peligre la comunión de la Iglesia, pues los impulsores del Sínodo tienen muy claro que hay resoluciones que pueden ser implementadas en las respectivas diócesis o por la Conferencia Episcopal del país sin comprometer la unidad de la Iglesia universal. De la misma manera, hay otras resoluciones que, referidas al celibato opcional de los curas, a la homosexualidad o al sacerdocio de las mujeres han de ser debatidas y, si fuera el caso, votadas de nuevo en otro foro en el que se encuentren todas las diócesis del mundo9; en este caso, el Sínodo de los Obispos.

Uno de los puntos a favor del Sínodo Alemán es que los afectados han deseado implicarse en sus deliberaciones. Así, la presidencia del Camino Sinodal fijó estructuralmente la colaboración de los representantes de los afectados. De esta forma, se ha convenido la forma exacta de la colaboración en un diálogo entre los representantes del Comité Consultivo, la presidencia y el Comisionado de la Conferencia Episcopal Alemana para Cuestiones de Abusos Sexuales10.

Sin embargo, al Vaticano parece preocuparle más lo expresado en un texto oficial que presenta al Consejo sinodal como un “órgano consultivo y de decisión sobre el desarrollo esencial de la Iglesia y de la sociedad, que debe tomar decisiones fundamentales de relevancia supra-diocesana”. Al mismo tiempo que se ocupará de “cuestiones presupuestarias, o de planificación pastoral y perspectivas de futuro”. Pero lo que ha encendido las alarmas del Vaticano es que “su composición sería análoga a la de la actual Asamblea sinodal”, es decir, no estará conformado solamente por obispos11.

Ser pacientes, dialogar y acompañar

Estas palabras acompañaron la entrevista realizada al papa Francisco el pasado mes de enero cuando le preguntaron su opinión respecto al Camino Sinodal de Alemania. Él expresó que, “debemos ser pacientes, dialogar y acompañar a estas personas en el verdadero camino sinodal”. Además, agregó que el objetivo es “ayudar a este camino más elitista (alemán) para que no termine mal de alguna manera, sino que también se integre a la Iglesia”12.

En este sentido, recordemos que el cardenal alemán Walter Kasper, quien ha sido crítico al Camino Sinodal, había dudado desde el principio que este proyecto de renovación reflejase la estructura que quería Jesús para la Iglesia13, pero ¿cómo estamos seguros de lo que quería Jesús de Nazaret?

En la entrevista antes mencionada, el papa Francisco señaló que el proceso alemán no es ni útil ni serio, y lo comparó con una consulta global de católicos que convocó y que culminará con dos grandes reuniones en el Vaticano este octubre y el próximo. Respecto al Camino Sinodal Alemán, expresó lo siguiente: “Aquí el peligro es que se filtre algo muy, muy ideológico. Cuando la ideología se involucra en los procesos de la Iglesia, el Espíritu Santo se va a casa, porque la ideología vence al Espíritu Santo”14. Esperemos entonces que los impulsores del Camino Sinodal en Alemania puedan escuchar realmente al Espíritu Santo, pero, al mismo tiempo, que el Vaticano pueda acompañar este proceso de conversión, renovación y conflictos, con verdaderos sentimientos de paternidad-maternidad.

¡Así sea!

Notas:

MARTÍNEZ, J. (2022). La revolución de la Iglesia en Alemania. Noticias Obreras. Artículo de prensa recuperado de: https://www.noticiasobreras.es/

KAST, H. (2022). El Sínodo de la Iglesia que peregrina en Alemania. Humanitas, Revista de Antropología y Cultura Cristiana, 99. Pp.112-125. Recuperado de: https://www.humanitas.cl/

Ver nota 1.

Ver nota 2, p. 113.

Papa Francisco (2021). Discurso del Santo Padre Francisco en el momento de reflexión para el inicio del proceso sinodal, sábado, 9 de octubre. Documento completo recuperado de: https://www.vatican.va/

Ver nota 1.

Martínez-Brocal, J. (2023). La Iglesia alemana desobedece al Vaticano y seguirá adelante con el Consejo sinodal. ABC Sociedad. Artículo de prensa recuperado de: https://www.abc.es/

Ver nota 2.

Ver nota 1.

Bätzing, G., Sternberg, T., Kortmann, K., Bode, F-J (2021). Transparencia y responsabilidad. Declaración de la presidencia del Camino Sinodal: actuar de forma consecuente contra el abuso sexual y la violencia en la Iglesia. Recuperado de: https://www.synodalerweg.de/

Ver nota 7.

Winfield, N. y D’Emilio, F. (2023). Pope warns German church reform process elitist, ideological. AP News. Recuperado de prensa recuperado de: https://apnews.com/

Ver nota 7.

Ver nota 12.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado