Ramón Cardozo: El Juicio contra Alex Saab podría dar información valiosa

Compartir

 

Y para desmontar la corrupción en Venezuela

El juicio al empresario venezolano Alex Saab podría brindar información sobre la huella del lavado de dinero en Venezuela, y eso sentaría un precedente para poner límite a los estamentos del poder, según expertos.

Brian Nichols, subsecretario de Estado de EE. UU. para el hemisferio occidental señaló de manera enfática en una entrevista otorgada a la Voz de América el 08.10.2022, que dentro de las conversaciones que vienen adelantando el gobierno de Joe Biden y el régimen de Nicolás Maduro, la discusión sobre la liberación deAlex Saab “jamás está sobre la mesa. Pueden solicitar lo que quieran, pero eso no está sobre la mesa”. Respecto a la posibilidad de incluirlo en una futura negociación, agrega que “el Sr. Saab sigue en un proceso judicial, y si se quiere un comentario más detallado tendrían que preguntar al Departamento de Justicia de los Estados Unidos”.

Aunque Saab en estos momentos se encuentra en medio de un proceso judicial, y su liberación, según lo declarado por Nichols, jamás ha estado sobre la mesa en las “herméticas conversaciones” entre el gobierno estadounidense y el gobierno de Maduro, esa posibilidad es motivo de preocupación para la opinión pública venezolana. Los venezolanos, junto con la dirigencia opositora, se vieron sorprendidos por el canje de cinco exdirectivos de la petrolera Citgo, presos en las cárceles venezolanas acusados de delitos de corrupción por el gobierno de Nicolás Maduro, por dos sobrinos de la esposa de Maduro, que cumplían una condena de 18 años por delitos de narcotráfico en EE. UU..

¿Quién es Alex Saab?

Alex Nain Saab Morán nació en Barranquilla, Colombia, el 21.12.1975, de padres libaneses. A partir del año 2000, Saab expandió sus intereses a Venezuela, incursionando en el ramo de la exportación textil y en el de la construcción de viviendas sociales. En el 2011 Saab, junto con otros empresarios, apareció en un acto presidido por Hugo Chávez, firmando una “alianza estratégica para la constitución e instalación de kits para la construcción de viviendas prefabricadas”. En el año 2016, el empresario colombiano se involucró en el recién creado programa social gubernamental “Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP)” dirigido a distribuir alimentos subsidiados a familias venezolanas de escasos recursos.

El 8 de febrero de 2017, el presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, el entonces diputado Carlos Paparoni, denunció la corrupción del programa CLAP como una de las más grandes cometidas en Venezuela. Igualmente, periodistas venezolanos como Roberto Deniz y otros reporteros del portal Armando.Info comenzaron a investigar y denunciar varios casos que involucraban a Alex Saab con actos de corrupción relacionados con el programa de alimentos CLAP, con la construcción de viviendas, y con la exportación de oro, carbón y madera. A raíz de sus denuncias, Deniz tuvo que salir exiliado de Venezuela.

El 25 de julio de 2019, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó a Alex Nain Saab Morán en la lista de sancionados por tejer una “red de corrupción que opera el programa CLAP”. En esa misma fecha, la Fiscalía del Distrito Sur de Florida acusó formalmente a Alex Saab de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y siete cargos de lavado de instrumentos monetarios. La acusación también alega y busca el decomiso de más de 350 millones de dólares que representan la cantidad de fondos involucrados en la violación. El 26 de agosto de 2019, en vista de que Saab no había comparecido, el Tribunal de Distrito que llevaba su caso colocó a Saab en condición de prófugo. El 12 de junio de 2020, Alex Saab fue detenido en la República de Cabo Verde, de conformidad con una Notificación Roja emitida por la Interpol. El 21 de junio de 2020, el gobierno norteamericano solicitó a Cabo Verde la extradición de Alex Saab. El 17 de octubre de 2021, luego de 16 meses de litigios en tribunales inferiores, tribunales de apelación, en el Tribunal Superior y el Tribunal Constitucional, La República de Cabo Verde aprobó la solicitud de extradición de Alex Saab Morán a los Estados Unidos, donde permanece bajo custodia federal sometido a juicio.

Respuesta del gobierno de Maduro ante detención y extradición de Saab

Desde el momento en que fue anunciada la detención de Alex Saab en la República de Cabo Verde, el gobierno de Maduro ha desarrollado una intensa campaña política y comunicacional para exigir la liberación de Saab, a quien consideran un “secuestrado” del gobierno norteamericano. La postura de la Cancillería venezolana y de los abogados defensores de Saab se basa en tres argumentos principales. Primero: al empresario colombiano se le habría concedido la nacionalidad venezolana. Segundo: Nicolás Maduro lo habría nombrado “enviado especial de la República Bolivariana de Venezuela” el 9 de abril del 2018. Tercero: Saab habría sido nombrado “embajador y Representante Permanente Alterno de Venezuela en la Unión Africana” el día 26 de diciembre de 2020, por lo que Saab, como funcionario diplomático venezolano, estaría revestido de inmunidad y, por tanto, ni podría ser extraditado de Cabo Verde hacia los Estados Unidos, ni debería ser juzgado por los tribunales estadounidenses.

Como parte de su estrategia de presión para liberar a Saab, el gobierno venezolano suspendió en México la mesa de diálogo con la oposición venezolana; realizó múltiples gestiones diplomáticas ante el gobierno de Cabo Verde; contrató a reconocidos y costosos bufetes de abogados para defender a Saab, tanto en los juicios de Cabo Verde como en el de Florida, EE. UU.; impulsó una intensa campaña en medios de comunicación social y en las redes sociales bajo el lema #FreeAlexSaab; organizó actos con grupos de activistas en Venezuela y el exterior en respaldo de la liberación de Alex Saab. Uno de esos grupos de activistas vinculados al gobierno propuso que se intercambiara a Saab por algunos de los estadounidenses presos en Venezuela.

El 14.09.2021, el gobierno de Maduro nombró a Saab como miembro de la delegación oficial en las negociaciones con la oposición y advirtió que no se reiniciaría la mesa de diálogo hasta que no se lo liberara; el 17.10.2021 -el mismo día en el que Saab fue extraditado a EE. UU.- los seis ejecutivos de Citgo que habían recibido el beneficio de prisión domiciliaria, fueron trasladados de nuevo a un centro de reclusión. El 16 de septiembre pasado, estrenó y difundió el documental “Alex Saab: un diplomático secuestrado”.

¿Qué importancia reviste el juicio contra Alex Saab?

Elliot Abrams, quien de 2019 a 2021 sirvió como representante especial del Gobierno de EE. UU. para los asuntos de Venezuela, señaló en una reciente entrevista a EVTV (05.10.2022) que el intercambio que involucró a los sobrinos de Maduro se realizó porque estos presos ya no tenían información importante para los EE. UU., “pero Alex Saab sí que tiene cosas útiles que decir sobre Maduro y su esposa, Cilia Flores”.

El exdiputado Carlos Paparoni, comisionado contra la Corrupción y el Terrorismo del gobierno interino de Juan Guaidó, y quien fuera galardonado por el gobierno estadounidense por su “labor de inteligencia financiera y análisis que han sido clave para los esfuerzos internacionales por restringir los flujos financieros ilícitos que financian el control autoritario del régimen venezolano”, señala que este juicio reviste no solo una importancia política sino también moral para Venezuela.

Según Paparoni, “este sería el primer juicio vinculado al patrimonio público venezolano que se sigue contra alguien que es acusado por presuntos actos de corrupción que venía cometiendo de manera continuada”. Por otra parte, agrega Paparoni, “a través de este juicio, o de la cooperación del acusado, las autoridades estadounidenses y la sociedad venezolana podrían entender cómo opera la compleja estructura internacional que presuntamente ha utilizado el gobierno venezolano para lavar dinero producto de la corrupción en el país. Por ejemplo, Alex Saab ha sido señalado como el coordinador de las operaciones financieras entre el gobierno venezolano e Irán. Así mismo, Alex Saab debe conocer toda la estructura de negocio y de triangulación del lavado de dinero que ocurría a través de Rusia. También a Saab se lo ha vinculado con los buques con petróleo venezolano que iban a China para ser vendido con descuento. Toda esta información sería muy valiosa para finalmente desmontar toda esa estructura de corrupción”.

Además, desde el punto de vista de la justicia y la moral, Paparoni afirma que “a Saab se lo acusa de ser uno de los mayores responsables de la corrupción vinculada al programa de alimentación CLAP, corrupción que contribuyó a agravar en mucho el hambre que padecen los sectores más desprotegidos del país. Dictar justicia en este caso puede servir de ejemplo en nuestra sociedad de que no todo está permitido para hacer dinero, ni todo está permitido para mantenerse en el poder”.

Para el especialista en Derecho Penal Internacional y profesor universitario Fernando Fernández, “desde un punto de vista preventivo y disuasivo, el caso de Saab es importante para la sociedad venezolana porque la ayuda a entender las reglas de juego del mundo globalizado, la moderna dinámica del Derecho Internacional Penal, y los castigos que conlleva cometer delitos como el soborno transnacional, lavado de dinero o conspiración internacional para cometer cualquiera de estos delitos”. Asimismo, agrega Fernández, es importante recordar que “Venezuela, como país firmante de la Convención contra la delincuencia organizada transnacional, y de la Convención contra la Corrupción, está obligada a cooperar judicialmente con otros países en este y cualquier otro caso de corrupción transnacional”.

Situación actual del juicio contra Alex Saab en EE. UU.

El 1 de noviembre de 2021, la Fiscalía estadounidense solicitó al juez Robert Scola, del Tribunal del Distrito Sur de Florida, donde está radicado el caso, desestimar siete de los ocho cargos que pesaban contra Saab para cumplir lo acordado con las autoridades de Cabo Verde respecto de la sentencia máxima que se le podría aplicar al procesado. El 16 de febrero del año en curso, se había señalado que el juicio se iniciaría el 11 de octubre. Sin embargo, los abogados defensores de Saab han presentado nuevas incidencias relativas a la presunta condición diplomática del acusado que deben ser atendidas previamente antes de entrar a juzgar el cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

El 2 de mayo de 2022, el Tribunal Undécimo de Apelaciones devolvió el caso a la Corte de Distrito Sur de Florida para que ese tribunal considere en primera instancia si Alex Saab era o no un diplomático extranjero e inmune de enjuiciamiento. El 15 de septiembre, el juez negó la petición de Saab para obtener documentos del Departamento de Defensa, Estado y Tesoro, la CIA, la Seguridad Nacional, y la Guardia Costera de EE. UU., ya que nada en el expediente sugería que esas instancias estuvieran involucradas en la investigación que llevó a su imputación. Sin embargo, concede la petición en cuanto a la DEA, FBI, HSI e ICE. El 20 de septiembre, los abogados del acusado, miembros de la firma Baker & Hostetler LLP, presentaron una solicitud a ese tribunal para que se permitiera, a través de videoconferencia, el testimonio de testigos ubicados en Venezuela, con miras a probar que Saab gozaba de inmunidad diplomática al momento de ser arrestado en Cabo Verde. Esta solicitud fue autorizada por el juez Robert Scola el 22 de septiembre pasado.

A criterio del profesor Fernando Fernández “a la distancia, estimo que en el juicio que se le sigue a Alex Saab se están cumpliendo las reglas del debido proceso. Tantas incidencias que ha tenido este caso -no solamente en el trámite de la extradición-, todos los conflictos jurídicos, todas las incidencias procesales y todas las solicitudes a las cuales se le ha dado oportuna respuesta, ponen en evidencia que al procesado se le están dando todas las oportunidades posibles de aportar cualquier prueba o argumento para sustentar su defensa”.

Por su parte, Paparoni señala que los casos de investigación en los cuales ha participado el Departamento del Tesoro de EE. UU., no han tenido una decisión adversa y, aproximadamente, el 95% de ellos terminan en acuerdo. “Aunque no puedo asegurarlo”, sostiene Paparoni, “tampoco me extrañaría que, eventualmente, se llegue a un acuerdo, y toda esa valiosa información que daría el procesado sirva para abrir otros juicios que necesariamente tendrán un impacto político importante sobre el régimen de Nicolás Maduro”.

Abogado y politólogo venezolano.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado