Luis Alonso Hernández: Carlos Herrera, un gran educador

Compartir

 

Recientemente el profesor Carlos Herrera entregó la rectoría de la Universidad Arturo Michelena, la cual ejerció desde febrero de 2012 hasta el pasado mes de agosto. Durante ese tiempo, contribuyó al crecimiento de la institución y se ganó el corazón de mucha gente, pues siempre demostró respeto y empatía al interactuar con quienes formamos parte de la comunidad uamista. Además, su don de buen conversador y excelente dominio de las matemáticas sumó para que los estudiantes le admiraran dentro y fuera del aula.

Hoy, desde la responsabilidad que implica ser asesor en materia educativa, Carlos Herrera se mantiene atento al acontecer nacional e internacional, comparte opiniones y siempre está pendiente de su gremio, ese que agrupa a los profesionales de la Contaduría Pública y que el pasado 27 de septiembre le brindó un merecido reconocimiento, por los 50 años dentro de la profesión, ejercida apegado a los principios éticos que le inculcaron en casa, su madre, doña Carmelina y su padre, don Carlos Herrera.

De este gran hombre rescato la pasión que hasta hoy mantiene por la educación. Se inició en la Normal Simón Rodríguez y siguió en los liceos Andrés Eloy Blanco, Pedro Gual, Bartolomé Olivier y en el Instituto de Comercio Fermín Toro. A nivel universitario, es profesor jubilado de la Facultad de Ciencias de la Educación en las cátedras de Matemática, Lógica, Contabilidad, Análisis Matemático y Geometría. En esta facultad fue electo decano para el periodo 1983-1988, dependencia en la que demostró gran capacidad gerencial.

Es de los pioneros en la Universidad Arturo Michelena. Siempre se mantuvo al lado del rector fundador, el ingeniero Giovanni Nani Ruggeri, acompañándolo en la transformación de la Universidad Rómulo Gallegos y en el gran sueño que representó en su momento la Universidad Arturo Michelena, convertida en la actualidad en referente de la educación universitaria en la región central del país. En esta institución igualmente se desempeñó como decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales; vicerrector Administrativo y posteriormente rector. En todos estos cargos dejó su impronta de excelencia y compromiso.

Quise dedicar este espacio a quien considero un maestro, de esos que dejan huella positiva en sus pupilos. Un hombre humilde de corazón, bondadoso y siempre dispuesto a escuchar, aconsejar, nutrir, enriquecer a sus compañeros con experiencias de vida marcadas por un interesante recorrido por diversos sectores de la educación venezolana. Porque si alguien conoce sobre educación en este país, ese es el profesor Herrera, quien recorrió los Andes, los Llanos y el centro de Venezuela, formando juventudes y contribuyendo a una patria más justa, equitativa y solidaria.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado