Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Josep Borrell dijo que Venezuela avanza hacia la “desinstitucionalización”

Josep Borrell dijo que Venezuela avanza hacia la “desinstitucionalización”

Compartir

 

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea Borrell Josep Borrell analizó la situación en el país caribeño y pidió que se celebren nuevas elecciones.

Venezuela avanza hacia la “desinstitucionalización” y eso es “malo”, advierte el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, quien aboga por plantear negociaciones entre los venezolanos para celebrar unas nuevas elecciones y aconseja “unidad de acción” a la oposición.

“Desgraciadamente, se ha avanzado en la desinstitucionalización en el país. Eso es malo para todos, también para la oposición, y hay que volver a plantear una negociación entre las partes en Venezuela”, dijo Borrell en una entrevista telemática concedida a la presidenta de EFE, Gabriela Cañas.

En las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, con una abstención del 70 % y con una escasa participación de la oposición, el chavismo gobernante en Venezuela se hizo con 253 de los 274 escaños que conforman la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), con lo que controlará la nueva Cámara que se instalará el próximo 5 de enero.

Al día siguiente de los comicios convocados por el régimen de Nicolas Maduro, los Veintisiete rechazaron el resultado de las elecciones por incumplir “los estándares internacionales mínimos” y exigieron la celebración de elecciones legislativas y presidenciales “creíbles, inclusivas y transparentes”.

La crisis venezolana solo se resuelve “volviendo a votar”

“La normalidad política y económica” de Venezuela “solo se conseguirá a través de una negociación entre los venezolanos”, insiste Borrell, quien insta a “no cerrar los ojos a la realidad” de que la crisis política, humanitaria y económica del país solo “se resuelve volviendo a votar”, y no con sanciones económicas ni con eventuales intervenciones militares extranjeras, de las que “afortunadamente” ya nadie habla.

En este sentido, Borrell subraya que las sanciones económicas a Venezuela, que la UE no secunda, están teniendo “un efecto muy grave sobre la situación humanitaria de la población”, pero a la vez aclara que “no exculpa de nada a la responsabilidad del gobierno del señor Maduro en la gestión económica del país”.

El jefe de la diplomacia europea asegura que hizo “muchos esfuerzos” para intentar conseguir la participación de todas las fuerzas políticas en las pasadas elecciones, aunque “no fueran perfectas”, pero la mayor parte de la oposición “no quiso presentarse”.

“No fue posible y ahora estamos con una Asamblea”, presidida por el líder opositor Juan Guaidó, “que ha llegado al final de su mandato (…) y otra que ha sido mal elegida desde nuestro punto de vista” y que toma el testigo el 5 de enero, constata Borrell.

Hasta que llegue esa fecha, el objetivo del alto representante es lograr el máximo consenso posible con la oposición y los países de la región sobre cómo afrontar la nueva situación política que se abrió en Venezuela tras los comicios.

Frente al nuevo escenario, el alto representante de la UE para la Política Exterior considera que a la oposición venezolana le convendría “reforzar su unidad de acción”.

Es el consejo que ha tenido ocasión de comentar en persona recientemente con Leopoldo López, “sin duda uno de los líderes de la oposición venezolana más importantes”, dijo, y con el cuál se reunió recientemente en Madrid, donde reside desde hace un tiempo y disfruta de mayor “capacidad de acción política”.

Lo que diga Zapatero “no es relevante” para el trabajo de borrell

Preguntado por si le parecía relevante la petición del ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero de que la UE reconsidere su postura y reconozca los resultados de las elecciones en Venezuela, Borrell contesta que no está en su “nómina” comentar lo que dice un ex jefe del Ejecutivo.

“No digo que sea irrelevante, lo que digo es que para mi trabajo no es relevante”, precisa.

“Para mí, lo que es relevante es lo que han dicho los 27 Estados de la UE, que han dicho que estas elecciones no se pueden reconocer porque no han cumplido los mínimos estándares democráticos. El ex presidente Zapatero tiene otra opinión, él sabrá por qué”, dice.

“Pero francamente a mí lo que me importa, me interesa, es que 27 gobiernos europeos, entre ellos el español, opinan lo mismo: que estas elecciones no se pueden reconocer porque no cumplen los estándares democráticos mínimamente exigibles. Y es eso es lo que para mi es importante”, zanjó.

EFE

 

 

Compartir
Traducción »