Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Alfredo Monsalve López: Un carro de leña para todos

Alfredo Monsalve López: Un carro de leña para todos

Compartir

 

En el juego de beisbol, cuando un equipo anota una abrumadora cantidad de carreras, se acostumbra decir, por ejemplo: “mi equipo gano con un carro de leña”. Es decir, por paliza pues. Hoy, en pleno siglo XXI, cuando los habitantes de este planeta, azotados sin piedad por la mortal peste (Covid-19), sometidos además por una severa cuarentena inmisericorde, en el país sudamericano Venezuela, el régimen de turno ofrece a sus habitantes, a sus conciudadanos, a sus compatriotas, leña para que cocinen sin mayores problemas. ¡Abrase visto usted semejante locura! Mientras que, en otras latitudes, naciones que, por cierto, no tienen la capacidad de riqueza y reservas minerales que posee la Patria del hombre más grande que ha parido Venezuela: El Libertador Simón Bolívar, no utilizan la leña para cocinar. Sino para calefacción.

Mire o lea lo que señaló un militar de alto rango, el sr M/G Ovidio Delgado: «Vamos a cortar los árboles en las represas y con los compañeros políticos repartiremos leña a las personas, hay que buscar soluciones. Tenemos que adaptarnos. Paciencia al pueblo. ¿Qué vamos a hacer?» (Fuente: www.panorama.com.ve).  Un buen amigo, de manera jocosa, me comentaba que dentro de poco tiempo ofrecerán troncos de leña para navegar por el “mar de la felicidad”. No es que se quiera invisibilizar la “gestión de progreso” del régimen que lleva más de veinte años en el poder absoluto (muchos aseguran que, de acuerdo a como se ven las cosas, caminamos hacia los cincuenta), sino llamar la atención en el mundo para que vean, observen, analicen, opinen sobre la gestión del régimen comandado por el predecesor del difunto presidente. El amigo general, dice: “Vamos a cortar los árboles en las represas…”. Pero, ya va. ¿Acaso eso no es tala? ¿Y la tala no está prohibida? ¿No es un delito que están cometiendo? Ahora, más allá de la tala de árboles para repartir madera a las ciudades sin energía eléctrica y gas, ¿no es una manera de “remendar” un problema, incluso de violación de los derechos humanos a los que padecemos (incluido este humilde servidor) por ofrecer un plande los años desde cuando el hombre andaba por mundo? ¿Por qué leña y no gas? Porque el uso de leña para cocinar es supremamente dañino para la salud de las personas. Llámese lactantes, niños, niñas, adolescentes, abuelitos, embarazadas, etc.

Ahora bien. La pregunta pertinente: ¿por qué leña para los estados andinos? ¿Acaso solo en esas regiones hay escasez de ese preciado hidrocarburo?  La falta de gas es nacional. Habría que talar una significativa cantidad de árboles para satisfacer las necesidades de las personas hartas de andar con la bombona a cuestas. Otra cosa, Le preguntamos al general Ovidio: ¿Él y muchos generales cocinan con leña? ¿Conocerá el general las múltiples vicisitudes que atraviesa la gente de a pie, para obtener un cilindro de ese combustible? En Rubio, por ejemplo, una bombona de 18 kgs, piden (con dos o tres meses de adelantado) hasta 30 mil pesos colombianos (que es la moneda que se maneja en esta región andina). Al cambio, equivalen a unos 2 millones de bolívares. ¡Qué tal! Otra pregunta que ha quedado en el vacío: ¿Sabe el general, que oferta leña, por qué hemos llegado a esta aberración de repartir leña al pueblo?¿No se ha preguntado dónde diablo está el gas subterráneo o por tubería que ofreció el difunto Hugo a todas las familias venezolanas?

Para concluir mis opiniones, ¿conoce el sr general Ovidio sobre la siguiente información?: “La mayor amenaza del humo proviene de las partículas finas, … Estas partículas microscópicas pueden entrar en los ojos o sistema respiratorio, y provocar ardor en los ojos, goteo nasal, y enfermedades, como bronquitis. Las partículas finas pueden empeorar los síntomas del asma y desencadenar ataques de asma. Las partículas finas también pueden desencadenar infartos de miocardio, ritmo cardíaco irregular e insuficiencia cardíaca, …”. Sr Mayor General, no le dé una “paliza” al pueblo como en el béisbol. No reparta leña. Reparta gas doméstico. Se abre el debate pues.

alfredo.monsalve10@hotmail.com

 

Compartir
Traducción »