Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Orlando Ramírez: Al poeta Camilo Balza Donatti

Orlando Ramírez: Al poeta Camilo Balza Donatti

 

Una infausta noticia recorrió por diferentes medios de comunicación, el domingo 27 del presente mes, como fue la muerte del Gran Poeta Camilo Balza Donatti, enlutando el mundo de las letras venezolanasA la edad de 93 años, los cuales los vivió a plenitud, el hecho acaeció en la población rural de Santa Cruz de Mara, Estado Zulia, en donde residía desde fines de la década de los cincuenta, con su esposa Elisa,  compañera  de ruta  por casi setenta años.  Establecieron una familia  de cinco vástagos, todas personas de bien.   Amaba, profundamente el campo agrícola,  sintiéndose orgulloso, de esta conexión telúrica, a la que le rendía pleitesía.  Murió en plena facultades mentales y físicas.

Había nacido en la población campestre de Mapire, del estado Anzoátegui,  07 enero del 1927.  Se encontraba concluyendo  su monumental obra: Antología poética, referida a los poetas de un sin número de estados de Venezuela. En su extensa y valiosa investigación había concluido, que el estado Zulia, era la entidad de mayores números de poetas de toda Venezuela; siendo también  el estado Táchira entre los primeros e igual  su estado natal- Anzoátegui- y Mérida- Lamentablemente, no pudo haber concluido esa obra, por carecer de medios económicos.  Se quejaba, con toda razón, que en cambio para comprar armas no se escatimaba en gastos exorbitantes,  y donaciones a otros países, con la única finalidad de comprar adhesiones. La cultura para el régimen es irrelevante.  No forman partes  de sus prioridades.

Tenía varias profesiones: periodista, desde su edad temprana en 1946, empezó a escribir  el cual sería su leitmotiv. Fue ganador de infinidades de premios literarios regionales y nacionales. Sobre ensayos, cuentos literarios, poemarios, siendo un gran cultor de la metáfora en la que expresa el estado anímico de las personas.   Dedicó  a varios escritos a regiones,  el  llano y sus sabanas,  era su mayor evocación.  Consideraba a la poesía como género de mayor excelsitud, como una religión, con su propia doctrina y principios. Al establecerse en Caracas, a principios de la década de los cincuenta; cumplía labores para los periódicos nacionales: La Esfera, El Universal, El Nacional, también en revistas  culturales.

Camilo Balza Donatti

Otra de su profesión, era la de ser educador, quien era apasionado por la enseñanza de literatura  en diferentes liceos  de Maracaibo, como Udón Pérez, diurno y como nocturno, lleva el nombre del poeta Elías Sánchez Rubio, donde tuve la fortuna de conocerlo en la década de los sesenta. Sembró en mí, amor por las letras, desde entonces fui su amigo y admirador, por todo lo que hacía. Me comunicaba con él por vía telefónica o por Internet, de esa manera estaba al tanto  de sus quehaceres literarios o agrícolas. Todo eso me estimulaba, por mi afición al arte de escribir. Sus alumnos nos regocijamos de oírlo recitar, haciendo gala de una memoria prodigiosa, la cual la conservó casi intacta hasta su muerte.  Cultivaba el arte de declamar. Haciendo recitales por diferente salones culturales de Venezuela. Alcanzó a ser Individuo de Número de la Academia de la Historia del Zulia. Su última profesión fue de abogado, graduado en la ilustre Universidad del Zulia.

En el estado Táchira, se radicó por un tiempo en la ciudad de San Cristóbal. Nunca la olvidó, por razones poderosas, que solamente sus latidos del corazón lo sabía;   aquí fue enganchado por su eterno amor  su compañera Elisa, hasta su último momento de despedida a la eternidad. Recordaba con mucho afecto las pléyades amistades de poetas radicados en la ciudad de la Cordialidad.  Entre ellos siempre le venía a su memoria, Don Rafael María Rosales, J J Villamizar Molina, Aurelio Ferrero Tamayo, J, M, Rodríguez Uribe, Rafael Osorio Velazco, cesar Casas Medina, Luis Suarez, Manuel Felipe Rugeles, Pedro Pablo Paredes, Elvira Santos Stela y muchos más.  A unos pocos días a su despedida al más allá. Hizo llegar a la poetisa, Carmen Teresa Alcalde, un regalo literario significativo: Antología del Táchira. Tomos I, II y III.

El Poeta Camilo Balza Donatti, fue mi mentor en tres libros de mí autoría: Voluntad y Alternativa, ya publicado y dos dedicados a la poesía, inéditos: Travesías, Primaveras y Libertad;  y  también Otras Cosechas de Esperanzas. Siempre altamente agradecido  por sus loables conceptos emitidos en esos bellos y significativos prólogos. 

Para concluir, en este breve escrito sobre la valiosa y perdurable  vida del poeta Camilo Balza Donatti, debo significar, que él nos pertenece como insigne e íntegro civilista, por sus valores éticos que sembró para generaciones  por venir de Venezuela. Paz a sus restos y gracias, mil gracias a mi Maestro por sus enseñanzas sabias que nos dejó. Vaya mis condolencias a sus familiares, qué en Paz Descanse y a la literatura venezolana que está de luto.

Profesor Títular. Jubilado de la UNET. Egresado del Iaeden

forlandormontoya@hotmail.com

Traducción »