Venezuela agota su gasolina y ¿Cuál es la maniobra de Nicolás Maduro?

Compartir

 

La petrolera estatal venezolana PDVSA ha visto reducida sus reservas de gasolina a sus últimas gotas, y busca llenar los tanques de almacenamiento con combustible diésel, aprovechando un vacío en las sanciones estadounidenses y la estructura desigual del mercado local de combustibles, reportó la agencia energética Argus.

AlbertoNews – Primer Informe: Venezuela agota casi por completo sus reservas de gasolina: ¿Cuál es la maniobra de la dictadura?

Las existencias mayoristas de gasolina, el principal combustible para motores en Venezuela, se han agotado principalmente en la refinería Cardón, que se ha convertido en un centro de combustible de facto en un momento de escasez crónica. Según un informe confidencial de combustible del 15 de julio visto por Argus, Cardón tenía existencias de sólo 15,140 barriles de gasolina de 91 octanos, y 1,890 bl de grado de 95 octanos.

Las existencias de gasolina han regresado a niveles críticamente bajos después de que PDVSA agotara los envíos iraníes que llegaron con fanfarria a fines de mayo y principios de junio, enfrentando sanciones estadounidenses que están diseñadas para ahogar el suministro como parte de una campaña de «presión máxima» para expulsar al dictador Nicolás Maduro.

PDVSA produce solo alrededor de 25,000 b / d de gasolina en Cardón, donde las reparaciones ayudadas por Irán y China han tenido resultados limitados hasta ahora. Pero el alquilato de material de mezcla que también fue proporcionado por Irán también se ha agotado, y el informe muestra que el material de mezcla de VGO está casi agotado. Un informe de la petrolera venezolana por separado obtenido por Argus, indica que la producción del aditivo de gasolina MTBE en su planta Super Octanos, en el complejo petroquímico de Jose, ha disminuido desde febrero, principalmente debido a la falta de isobutano.

Antes de que Estados Unidos impusiera sanciones petroleras en enero de 2019, PDVSA solía importar gasolina y componentes de EE.UU. para complementar la producción nacional de sus refinerías, la mayoría de las cuales ahora están fuera de servicio.

La escasez de gasolina fresca en Venezuela se evidencia en las largas colas de vehículos en un número cada vez menor de estaciones de servicio que permanecen abiertas, incluidas las estaciones que venden combustible subsidiado y otras que la ofrecen a precios dolarizados, bajo un nuevo sistema de precios y racionamiento presentado por el gobierno a fines de mayo.

En el caso del diesel, el informe de combustible muestra las existencias de Cardón en 217,060 bl, incluyendo 20,730 barriles con un contenido de azufre de 0.1pc y 83,050 bl con azufre de 0.7pc.

 

PDVSA está recibiendo importaciones ultra bajas de diesel a través de crudos y canjes de deuda con Repsol de España y Eni de Italia, bajo una excepción no escrita a las sanciones petroleras de Estados Unidos. Esta alternativa, que está atrayendo un escrutinio creciente de la administración de los EE. UU., está destinada a satisfacer las necesidades de distribución de alimentos, actividad agrícola y generación de energía. Se espera que llegue otro cargamento de diesel desde España a finales de este mes, según las fuentes de envío.

A diferencia de la gasolina, el diesel todavía se vende a precios de obsequio en la bomba, pero su uso en carretera sigue siendo limitado, incluso entre las empresas de distribución que a menudo usan pequeños camiones o automóviles que funcionan con gasolina. Un distribuidor asediado que se vio obligado a comprar gasolina costosa en el mercado negro le dijo a Argus que los camiones diesel serían ideales en esas circunstancias, pero sólo los usados ​​están disponibles para la venta a precios exorbitantes.

Suministro vital

Particularmente en el contexto de la pandemia de Covid-19, el diésel se considera vital para las pequeñas unidades generadoras de energía, incluidas aquellas que aseguran el suministro a los hospitales durante apagones frecuentes en la red.

Esa solicitud humanitaria es la base para que Indian Reliance regresara a comerciar el crudo venezolano a principios de este mes a cambio de diesel luego de solicitar con éxito una licencia a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Tesoro de EE.UU., la agencia que administra las sanciones. Varias compañías navieras, recelosas de las sanciones estadounidenses, también han reclamado la exención humanitaria.

Antes del colapso de la economía de Venezuela, la demanda de gasolina rondaba los 350,000 b / d, mientras que el diesel se situó en 200,000 b / d, incluida la generación de energía.

 

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...
Logotipo de Costa del Sol FM

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...

Costa del Sol FM necesita de tu solidaridad, para asegurar las noticias sin censura. Esto es vital para recuperar la libertad y la democracia.

Jornada de búsqueda y recolección de donativos para Costa del Sol 93.1 FM


 
Compartir
Traducción »