El último virrey; Transición a la libertad

Compartir

 

Tres siglos de dominación británica sobre India concluyeron en 1947, cuando lord Louis Mountbatten arribó a Dehli con su esposa Edwina para servir a la Corona como el último virrey.

El último virrey es la película seleccionada para nuestro Cine Encuentro del 11 de julio a las 11:30 am, hora de Venezuela. El proceso de transición del dominio de Gran Bretaña a la libertad de India y la creación de Pakistán nos permitirá debatir sobre el necesario proceso de transición política que enfrentamos en Venezuela. Para participar vean el film en Netflix y luego ingresen a www.trasnochocultural.com para comprar la entrada al foro. Recibirán un correo electrónico con las coordenadas en Zoom y podrán participar en la discusión. Los ponentes seremos el embajador e internacionalista Sadio Garavini, el crítico de cine y realizador Luis Bond y Alfonso Molina, crítico y editor de Ideas de Babel. La moderación será de Trino Márquez, sociólogo y editor de Ideas de Babel Los esperamos.

Una película polémica que ha dividido las opiniones pero que ha regresado la mirada del mundo sobre un proceso histórico de transición política que tuvo muchas consecuencias, tanto para el Imperio Británico como para la partición de un amplio territorio en dos naciones, signadas por sus religiones. La liberación de India y la creación de Pakistán dio un giro importante en la geopolítica mundial. Los Aliados habían vencido sobre el nazismo en Europa y Churchill se sentía comprometido por la libertad de aquella colonia y por la implantación de la democracia, tras su reconocimiento a Gandhi. Pero también hubo intereses económicos importantes.

Este es el escenario donde se ubica El último virrey (2017), el antepenúltimo largometraje de la cineasta británica de origen indio Gurinder Chadha, de quien se ha estrenado en Venezuela Quisiera ser como Beckham (2002) y Ciego por la luz (2019), cuyo personaje principal es un inmigrante pakistaní, amante del rock y las canciones de Bruce Springteen. En la mayor parte de su filmografía se encuentran las visiones multiétnicas y multiculturales del Reino Unido de hoy. Su película debutó en el Festival de Berlín en febrero de 2017 y se estrenó en el Reino Unido en marzo de ese año. Cinco meses después llegó a la cartelera de India (doblada en hindi) bajo el título de Partición: 1947, tres días antes del 70 aniversario de la Independencia. Me parece muy curioso que el guion de El último virrey se inspiró en aquel viejo libro Libertad a la medianoche (1975), de Larry Collins y Dominique Lapierre.

Tres siglos de dominación británica sobre India concluyeron en 1947, cuando lord Louis Mountbatten arribó a Dehli con su esposa Edwina y su hija Pamela para servir a la Corona como el último virrey en aquel inmenso subcontinente cruzado por contradicciones y desafueros, tanto externos como internos. Mountbatten trató de mediar en los desacuerdos políticos entre Jawaharlal Nehru, quien quería mantener intacta a India después de la independencia, y Muhammad Ali Jinnah, quien deseaba establecer el Estado musulmán de Pakistán. Ya sabemos lo que pasó en la historia.

El último virrey  —excelente producción de la británica BBC Films, la francesa Pathé y la india Bendit Films— es la historia de una mediación política desde la mirada de aquel Imperio Británico que comienza a abandonar sus colonias más importantes tratando de conservar sus áreas influencia. El personaje de lord Mountbatten y de su esposa Edwina —soberbiamente interpretados por Hugh Bonneville y Gillian Anderson— son los motores dramáticos de ese proceso de transición hacia una nueva realidad, a partir de una conducta políticamente correcta. Asumen una transición inevitable de manera personal, más allá de los designios de la Corona. Los personajes de Gandhi, Nehru y Jinnah son operadores dramáticos de la trama, pero los dueños de la historia son esos emisarios británicos que han asumido la conducción del proceso. De forma paralela surge la historia romántica entre el joven hindú Jeet y el bella musulmana Alia como una forma de expresar la necesidad de la integración.

Es evidente que Chadha intenta mantener el equilibrio entre las fuerzas hindúes y las musulmanas, pero se siente un cierto sesgo hacia las posiciones de Nehru. De hecho, la célebre escritora pakistaní Fatima Bhutto, sobrina de la polémica ex primera ministra Benazir Bhutto, criticó el film como «una pantomima servil de la partición». A lo que la realizadora inglesa respondió que su película «lejos de ignorar la lucha por la libertad, la celebra».

El último virrey toma riesgos después de siete décadas de aquel proceso de transición que generó tantos conflictos. En tiempos de segregación religiosa, de discriminación racial, de intolerancia política, se torna saludable volver a discutir las formas como los seres humanos nos rechazamos mutuamente. Véanla en Netflix.

El Último Virrey (Viceroy’s House), Reino Unido, Francia e India, 2017. Dirección: Gurinder Chadha. Guion: Gurinder Chadha, Paul Mayeda Berges y, Moira Buffini, sobre la novela Libertad a la medianoche, de Larry Collins y Dominique Lapierre. Fotografía: Ben Smithard. Montaje: Victoria Boydell. Música: A.R. Rahman. Elenco: Hugh Bonneville, Gillian Anderson, Michael Gambon, Simon Callow, Lily Travers.

Alfonso Molina

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado