Inicio > El pizarrón de Fran opinión > José Manuel Rodríguez: A los que les molesta la crítica

José Manuel Rodríguez: A los que les molesta la crítica

 

A esos les recomiendo que lean los aforismos chinos, tienen mucha sabiduría. Se apoyan en más de 4 mil años de maduración cultural. Uno de estos dice: no culpes al que hable, antes bien, toma sus palabras como una advertencia… En política el objetivo de la crítica, es poner en claro los enfoques que la determinan y los errores que pueden haber en su ejecución. No busca molestar a sus ejecutantes. Menos aún si se trata de una crítica en el seno de aquellos con los que se comparten afanes.

Pero, esas afinidades compartidas no pueden ser la razón para obviar la crítica, menos aún siendo evidente que la molestia no deriva de los argumentos sino el cuestionamiento mismo. Lo digo sin pretender que de mis breves escritos se derive verdad alguna, sólo  trato de fundarlos en las certezas de los hechos y no en las intenciones. Hablo de políticas no de sagrarios, aunque no deja de resultarme una curiosidad que tal sacralidad vengan del espacio “socialista”.

Engels decía, allá por el 1880, refiriéndose a las causas de toda revolución, que ellas no deben buscarse en la cabeza de los hombres (y las mujeres) ni en las ideas que ellos se forjen de la verdad eterna ni de la eterna justicia, sino en las transformaciones operadas en el modo de producción y de cambio… Pues bien, más allá de la elegancia, lo que nos está diciendo Engels es que no se trata de filosofía sino de economía. Es decir, los procesos políticos agudos buscan cambiar las relaciones económicas de la sociedad, no mantenerlas con promesas de quehaceres imaginados.

Ahí está el verdadero punto de inflexión que separa el pensamiento crítico del credo. Por eso repetiré lo que ya afirmé anteriormente: una revolución sólo lo es en la medida que mantiene la lucha (no la intencionalidad) por transformar las estructuras políticas, económicas y sociales, para avanzar a una sociedad consciente, libre e igualitaria en sus derechos y deberes. Es decir, socialista. Es eso y no cualquier otra cosa que los conductores que las han tutelado, hayan considerado como posible dadas las circunstancias.

 

Traducción »