Inicio > Opinión > Román Ibarra: La receta Abrams

Román Ibarra: La receta Abrams

 

Elliot Abrams, representante del gobierno de los Estados Unidos para Venezuela en rueda de prensa on line, respondió preguntas a diversos medios y periodistas esta semana, en la cual, señaló de manera categórica que la postura de su gobierno frente a la crisis en nuestro país, pasa por el establecimiento de más sanciones, y la búsqueda de negociaciones que conduzcan a una salida política.

Dijo de manera reiterada que no está planteada la posibilidad de una invasión militar, sino una salida negociada para llegar a la celebración de elecciones libres.

¨Cada dictador en  Latinoamérica salió por negociaciones: Perú, Ecuador, Brasil, todos (…) con la excepción de Panamá. Ahora si alguien quiere proponer una invasión, propóngala, pero eso no va a pasar¨.

De esta forma, el gobierno norteamericano deja claramente expuesta su posición en cuanto al tema Venezuela, y es un mensaje para quienes en el oficialismo viven haciendo declaraciones estridentes contra una supuesta invasión ampliamente desmentida. Para ellos, es el mismo escenario utilizado por Fidel Castro en Cuba para victimizarse y tener al enemigo externo perfecto para justificar su tropelía, incompetencia, y corrupción en el manejo de los asuntos públicos. Lo mismo que hace el oficialismo en nuestro país, copiado de sus amos cubanos.

Pero de igual forma, es un mensaje para quienes en la oposición jugaron de manera exclusiva, la carta de la solución externa a un problema que merece atención prioritaria en lo interno. Es decir, no se debe seguir postergando la posibilidad de buscar salidas negociadas con el oficialismo en el poder, nos guste o no, toda vez que ello solo sirve para prolongar la agonía de la gente por la imposibilidad de resolver la crisis socioeconómica y política.

Ya es hora de pasar la página de la negación, y pasar a la realidad cotidiana para entender que sin una negociación coherente, con la participación del oficialismo no hay chance para avanzar.

Lo cierto es que siguen al frente del poder, sostenidos por la FAN y eso es una realidad inocultable. Casi 21 años ininterrumpidos en el ejercicio del poder, y no se les ha podido sacar, entre otras cosas por la adopción de errores y caminos inciertos, contrarios al interés democrático, que solo atornillaron a los comunistas en el control de todas las instituciones públicas. Nos referimos  a todas las formas fracasadas anteriormente, como: El paro petrolero; La huelga indefinida; la plaza Altamira (2002); la abstención 2005; la salida; los trancazos; la abstención 2018; la abstención en Alcaldías, Gobernaciones. En fin, un largo rosario de errores que  pretende prolongarse con la discusión inútil de si vamos a no a elecciones parlamentarias este año (si el Coronavirus lo permite, claro está).

La oposición tiene hoy un inmenso reconocimiento internacional, gracias al triunfo inequívoco del 6D/15 en las parlamentarias, y es precisamente lo que posibilita que Guaidó esté al frente de la AN. Así pues, tenemos la obligación de contribuir de acuerdo con nuestras posibilidades, a la solución de la crisis que introdujo la pandemia del coronavirus, y luego dedicarnos a resolver los grandes problemas nacionales.

Ya lo hemos sugerido, es impostergable que oficialismo y oposición se reconozcan mutuamente, y de inmediato dediquen todos los esfuerzos para solicitar conjuntamente a los organismos internacionales bajo su administración estricta, los recursos para atender con suma urgencia: el coronavirus, y la crisis que plantea no solo en salud, sino en materia de desempleo y su atención prioritaria; la electrificación del país; la crisis de las hidrológicas; telefonía e internet para que todos los niveles de la educación lleven a cabo el año escolar hasta su culminación.

Todo lo demás tendrá que esperar un poco más, tristemente.

@romanibarra

 

Traducción »