Dina Boluarte ahogada por los escándalos de corrupción busca oxigeno invocando a los opositores a establecer un pacto por la gobernabilidad

Compartir

 

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, invocó este domingo a sus opositores políticos a establecer «un pacto por la gobernabilidad» de su país que permita, según dijo, cumplir con «la responsabilidad histórica» de atender las necesidades de los 33 millones de peruanos. Dina Boluarte y su hermano Nicanor.

«Alejados de las voces que dividen, que esperan que claudiquemos, que retrocedamos en este camino por la lucha por el progreso de la patria, a ellos invocó a un pacto por el Perú, un pacto por la gobernabilidad, por la democracia», señaló Boluarte durante una ceremonia realizada en el Palacio de Gobierno de Lima.

La mandataria hizo este planteamiento dos días después de que el pleno del Congreso rechazó admitir a trámite tres mociones de vacancia (destitución) que habían presentado contra ella legisladores de oposición, en su mayoría de agrupaciones políticas de izquierda.

Boluarte agregó que «un país dividido, intolerante, así sea un grupo minoritario el que mueva estos aspectos que indico, afecta a la unidad».

«El país demanda la unidad de sus autoridades para seguir adelante», enfatizó.

La jefa de Estado remarcó, además, que «todos» los políticos tienen «una responsabilidad histórica con los más de 33 millones de peruanos y peruanas».

«Por ello, el trabajo en unidad, como siempre digo, en un solo corazón patriota, hará que nuestra patria sea más grande, y que dentro de ello los peruanos y peruanas tengan mayores derechos», concluyó.

El pasado viernes, el primer ministro de Perú, Gustavo Adrianzén, afirmó que el Ejecutivo «no permitirá que se quiera quebrar la gobernabilidad en su país», en referencia a las tres mociones de destitución presentadas contra Boluarte.

«A ese grupo reducido de bancadas y parlamentarios le decimos que no lo van a lograr, que no vamos a permitir que alguien quiera quebrar la gobernabilidad del país para conducirnos a la inestabilidad y el caos», declaró.

Las tres mociones, que fueron rechazadas por mayoría simple, pedían la destitución de Boluarte por una presunta incapacidad moral para ejercer la jefatura de Estado y exigían que ofrezca explicaciones por las últimas denuncias que se han hecho en su contra, que también son investigadas por la Fiscalía.

Entre los argumentos figuraba un presunto «abandono al cargo», que una denuncia periodística señaló que hizo Boluarte durante 12 días entre finales de junio y principios de julio de 2023 para someterse a supuestos procedimientos estéticos.

También, su presunta implicación en la investigación contra un de sus hermanos, Nicanor Boluarte, al desactivar un equipo policial que apoyaba a un grupo fiscal que persigue específicamente los delitos de corrupción cometidos por altos cargos públicos un día antes de su detención preliminar.

Por este caso, el Ministerio Público abrió una investigación preliminar a la presidente por la presunta comisión del delito contra la administración de justicia, en la modalidad de encubrimiento personal.

EFE – Perú

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado