Luis Manuel Aguana: Recomendaciones con 32,4%

Compartir

 

La más reciente encuesta de intención de voto para las elecciones del 28J de la encuestadora Meganalisis, le da a Edmundo González Urrutia más de 21 puntos de ventaja sobre Nicolás Maduro Moros. En efecto, en su fotografía del 25 al 28 de abril de 2024, la encuestadora muestra al candidato de la oposición en 32,4%, sobre un 11,2% de Nicolás Maduro Moros (ver Encuesta Flash, Meganalisis Verdad Venezuela, en:

Este número resulta consistente con el 38,5% que midió la misma encuestadora para la Dra. Corina Yoris Villasana al ser postulada por María Corina Machado (MCM). Si tenemos en cuenta que Edmundo González Urrutia salió del acuerdo con la Plataforma Unitaria, que, como ustedes saben, no suma, sino resta votos, entonces una baja de algo más de 6 puntos tiene sentido, tomando como referencia a la Dra. Yoris Villasana.

Pero aun así, no creo que sea todavía para celebrar, y aunque el apoyo de MCM al acuerdo unitario dio todavía más que suficiente para aventajar a Maduro, no estamos ante un sistema electoral limpio y transparente, y el régimen tiene todavía un mejor margen de maniobra que con la Dra. Corina Yoris Villasana para el posible fraude que el CNE nos tiene preparado.

Soy de la línea de pensamiento que una diferencia de 21,2% todavía es manejable por el régimen, si se tiene en cuenta que el CNE podrá manipular a su antojo y su favor a los electores ausentes de la diáspora, más los inflados que se arrastran en un Registro Electoral que no ha sido auditado debidamente desde el año 2005. De allí que me atreva a hacer algunas recomendaciones para una oposición que tiene hoy “solo” el 32,4% de intención de voto.

Los electores de la diáspora siguen apareciendo en el Registro Electoral como electores válidos en Venezuela, y atendiendo a la política de creación de nuevos centros de una mesa del régimen, que asciende hasta la elección del Referendo Esequibo a 58,79% de todos los centros del país, esto es, el 20,71% de la población electoral, se puede concluir que esos millones de emigrados se moverán en la misma proporción a esos nuevos centros de una mesa bajo control del régimen. En otras palabras, esos votos se encontrarán migrados en centros de difícil acceso opositor y sin poder ser adecuadamente protegidos

En un reciente mensaje de video de la Plataforma Unitaria, de acuerdo a ellos, el problema “no se encuentra en las máquinas” aludiendo que “en el 98,8% de los casos estos números (los de la verificación ciudadana) coinciden y luego cada partido político se lleva su comprobante para sus cómputos internos y para tener un registro de lo que pasa en cada centro. Hasta allí todo bien. ¿Dónde radica el problema? Cuando no tenemos coordinadores en los centros electorales y no hay testigos en la mesa, la manipulación no se hace en la máquina, se hace en los cuadernos de votación donde ese espacio que dejas en blanco por no ir a votar es usurpado por otra persona, se abren las máquinas y se empiezan a generar los votos. Un voto, tras voto, tras voto, y cuando vienes a ver son 100 votos aquí, 100 votos acá, 100 votos allá, y al final hay una tendencia irreversible y la victoria del madurismo…” (Ver exposición del video en el 3er. Programa de la Serie Venezuela, elecciones y apartheid, Voto electrónico y transmisión de resultados, en

 

La confesión pública de ese video, que rueda viralmente por las redes sociales, indica que si la oposición no está en los centros de votación, los testigos del oficialismo “abrirán” las máquinas y votarán por los renglones que se encuentran vacíos del cuaderno electoral. Esto confirma una falla increíble y de proporciones gigantescas en el sistema, que la misma MUD/PU ha aceptado elección tras elección, al permitir sin protestar que una máquina se abra sin la presencia de la huella dactilar del elector. ¿Cómo es que el problema no está en las máquinas? ¡Si es precisamente la máquina y su captahuella la que permite votar sin el elector presente! ¿Qué manipulación es esa?

En otras palabras, que el Presidente de la Mesa tenga la posibilidad de abrir una máquina sin la presencia del elector y su huella correspondiente, es, por decir lo menos, suicida. Y efectivamente lo será si tenemos no menos de 4,2 millones de electores en centros de una mesa donde la oposición efectivamente no estará para el 28J, con al menos 4 millones de personas ausentes por la diáspora.

Pero hay otro mensaje que subyace en ese video. Los comprobantes de verificación ciudadana coinciden en las urnas que efectivamente se abren para verificación con la máquina, pero ¿y en aquellas que no se abrieron? No lo pueden saber por qué esas cajas no se abren. Y menos aún si los resultados en esas máquinas, cuyas urnas no se abrieron, no se pueden efectivamente constatar. Y allí existe efectivamente la siguiente trampa en las máquinas, en especial en aquellos centros cuyas máquinas fueron sorteadas antes del cierre efectivo de las mesas, en violación abierta del Artículo 441 del Reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPE). Les invito a ver la explicación completa de este fenómeno en el 3er. Programa de la Serie Venezuela, elecciones y apartheid, Voto electrónico y transmisión de resultados, en

 

Entonces, son contar con el fraude pasado por alto de la MUD/PU en sus auditorías guiadas y procedimientos en las mesas permitiendo el voto en las máquinas y sus capta huellas, sin el elector presente, sumado al fraude en las máquinas producto de la violación del Artículo 441 del Reglamento de la LOPE, tenemos un cuadro de cuidado para el 28J, lo que haría al régimen pasarle por arriba a ese 32,4%.

El primer problema podría resolverse técnica y procedimentalmente si la oposición exige al CNE que la máquina no se abra bajo ninguna condición si el elector no pone su huella. Eso excluiría a personas de edad avanzada cuyas huellas se han borrado con el tiempo, para lo cual debería existir un procedimiento manual con firma de todos los testigos.

Por otro lado, cabe recordar que en los centros de una sola mesa, se debe verificar la máquina siempre. Aquí no cabe sorteo porque solo hay una máquina. En otras palabras, además de que no sea posible técnicamente que nadie pueda votar sin su huella, la máquina debe auditarse, en presencia de los testigos y electores, como lo indica el Artículo 440 del Reglamento de la LOPE. Aquí la gente tiene una importancia vital, debe exigirlo ahora más que nunca frente a las autoridades. Eso requiere de la determinación de un pueblo, y creo que ya existe en todo el país.

En el caso de la violación del procedimiento establecido en el Artículo 441 del Reglamento de la LOPE, los ciudadanos deberán instrumentar un plan de vigilancia a nivel nacional con presencia de la observación internacional en cada municipio del país, porque las amenazas para que se realice el sorteo de las mesas antes del cierre no son solo de los agentes y testigos del régimen, sino de la GNB armada. De esta manera podemos garantizar que no se aplique cualquier procedimiento alternativo que el régimen tenga escondido para las máquinas que no serán objeto de verificación ciudadana.

Estas recomendaciones complementan las ya discutidas en el 3er. Programa de la serie “Venezuela, elecciones y apartheid”. En esta elección no está solo en juego un posible triunfo de la oposición, sino el bienestar de los venezolanos, si el régimen permanece en el poder. A estas alturas, la elección del 28J dejo de ser responsabilidad de unos partidos que no representan nada para los venezolanos, por lo que todos deberemos hacernos presentes como el 22 de octubre. Solo eso hará la diferencia de quien aplica lo necesario para asegurar el triunfo. Estamos en manos de nosotros mismos…

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado