El 45 % de los hogares venezolanos están presentando inseguridad alimentaria, según Provea

Compartir

 

Esto es especialmente alarmante considerando que los salarios en el país son extremadamente bajos. Solo el 16 % de los hogares venezolanos tiene acceso a una dieta adecuada. La falta de políticas efectivas para abordar la crisis alimentaria y la incapacidad para garantizar un acceso equitativo a los alimentos son aspectos que requieren una acción urgente.

La Organización No Gubernamental Provea lanzó este lunes su Informe Anual 2023, que arroja luz sobre el estado de los derechos de venezolanos durante una década de gobierno bajo Maduro. Este informe revela una situación preocupante en cuanto a la seguridad alimentaria en el país, evidenciando el impacto devastador de las políticas gubernamentales en la calidad de vida de la población.

Según el informe de Provea, más del 45% de los hogares venezolanos enfrenta inseguridad alimentaria, lo que significa que no tienen garantizado el acceso a una alimentación adecuada en cantidad y calidad.

Esto es especialmente alarmante considerando que los salarios en el país son extremadamente bajos, rondando los 4 dólares mensuales, lo que resulta insuficiente para cubrir incluso las necesidades básicas de una familia.

Dieta inadecuada y prioridades económicas

Solo el 16 % de los hogares venezolanos tiene acceso a una dieta adecuada, lo que evidencia la grave escasez de alimentos nutritivos en el país. Además, más del 50% de los hogares destinan la gran mayoría de su presupuesto a la compra de alimentos, lo que refleja la difícil situación económica que enfrentan las familias venezolanas.

En este contexto, no es sorprendente que el 45,2% de los hogares sufra de inseguridad alimentaria, lo que aumenta el riesgo de malnutrición y enfermedades relacionadas con la falta de alimentos.

Responsabilidad gubernamental

El informe de Provea pone de relieve las consecuencias directas de la crisis socioeconómica en la población venezolana y señala la responsabilidad del gobierno en la vulneración de derechos fundamentales, como el derecho a la alimentación.

La falta de políticas efectivas para abordar la crisis alimentaria y la incapacidad para garantizar un acceso equitativo a los alimentos son aspectos que requieren una acción urgente por parte de las autoridades.

En vista de los alarmantes hallazgos presentados por Provea en su Informe Anual, es imperativo que el gobierno venezolano tome medidas inmediatas y efectivas para abordar la crisis alimentaria que afecta a casi la mitad de la población del país. Se requiere una estrategia integral que no solo garantice el acceso a alimentos nutritivos y asequibles, sino que también aborde las causas subyacentes de la inseguridad alimentaria, como la crisis económica y la escasez de alimentos. Además, es crucial que se promueva la cooperación entre el gobierno, la sociedad civil y la comunidad internacional para encontrar soluciones sostenibles a esta crisis humanitaria.

Versión Final

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado