La Shell esperara antes de invertir en el proyecto de gas en Venezuela

Compartir

 

La mayor petrolera Shell está buscando una licencia a largo plazo de EE.UU. antes de tomar una decisión final de inversión en el proyecto de gas natural Dragon en Venezuela, dijeron cuatro personas familiarizadas con el asunto.

Shell busca una licencia más larga de EE.UU. antes de invertir en el proyecto de gas en Venezuela.

El yacimiento Dragon se encuentra en aguas venezolanas, cerca de la frontera marítima con Trinidad y Tobago, y contiene hasta 4,2 billones de pies cúbicos de gas. Trinidad necesita el combustible para abastecer sus industrias de gas natural licuado y petroquímica, y Venezuela quiere abrir una nueva fuente de ingresos con las exportaciones.

En enero de 2023, Washington concedió a Trinidad una licencia de dos años para negociar y desarrollar Dragon, con Shell como operador y las empresas estatales PDVSA de Venezuela y la Compañía Nacional de Gas (NGC) de Trinidad como participantes en el proyecto.

Estados Unidos enmendó la licencia en octubre de 2023, ampliando su validez hasta octubre de 2025 y permitiendo a Venezuela recibir los ingresos de las ventas de gas en efectivo. El gobierno venezolano, por su parte, dio luz verde en diciembre al proyecto mediante una licencia de 30 años, concediendo a Shell y NGC los derechos para producir el gas y exportarlo a Trinidad.

Trinidad espera que la decisión final de inversión (FID) para Dragon, el último paso para determinar si se sigue adelante con su sanción y construcción, llegue el año que viene. Para cuando expire la actual licencia estadounidense, la FID y el primer gas podrían no estar listos, lo que crearía la necesidad de una nueva autorización.

Shell presiona ahora para tener una licencia estadounidense más larga para realizar la FID y codesarrollar el yacimiento con NGC. Shell ha propuesto inicialmente una licencia de 15 años, dijeron dos de las personas.

Una de las fuentes dijo que Shell espera que EE.UU. conceda la licencia, aunque no sea este año, porque los funcionarios de Washington no esperarían que la compañía invirtiera más de 1.000 millones de dólares «sin la certeza de esa inversión».

Un portavoz de Shell declinó hacer comentarios. PDVSA, NGC, el ministerio de Petróleo de Venezuela y el Departamento del Tesoro estadounidense no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios. El Departamento de Estado estadounidense declinó hacer comentarios.

El ministro de Energía de Trinidad, Stuart Young, se ha comprometido con Venezuela y Estados Unidos sobre el asunto, y se reunió con el subsecretario de Estado estadounidense para Recursos Energéticos, Geoffrey Pyatt, el mes pasado, según declaró Young a Reuters al margen de la conferencia CERAWeek en Houston.

«Obviamente, una licencia de dos años tiene una ventana y ésta es una transacción que llevará más de dos años», dijo Young.

Se espera que Dragon y otro proyecto de gas de Shell en aguas de Trinidad, Manatee, compitan por inaugurar la producción y suministrar el gas a Trinidad.

Reuters

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado