Apareció el nombre de un venezolano implicado en el caso Koldo de España y es propietario de una clínica en República Dominicana

Compartir

 

Cajas con mascarillas defectuosas en España Covid-19

Se trata de un personaje multifacético, vinculado al Sebin, empresario y con lazos en la mafia rumana en Quintana Roo, México. Se le relaciona como propietario de la clínica Pronalab en Santo Domingo, que se benefició de al menos un contrato valuado en 30 millones de euros para la instalación de carpas destinadas al tratamiento de pacientes afectados por Covid-19, en el marco de la pandemia global.

El nombre de Jorge Brizuela Guevara, también conocido como “El Venezolano”, ha vuelto a resonar en los medios de comunicación, esta vez en relación con el caso Koldo, un entramado de corrupción que sacude al Partido Socialista Español (Psoe) y tiene ramificaciones en el Caribe, especialmente en República Dominicana y Venezuela, recoge Diario Libre.

Según reportes del medio español El País y archivos de inteligencia de la CIA y la Secretaría de Defensa Nacional de México, Brizuela Guevara es un personaje multifacético, vinculado al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), empresario y con lazos en la mafia rumana en Quintana Roo, México.

Su presencia en el caso Koldo no pasa inadvertida. Se le relaciona como propietario de la clínica Pronalab en Santo Domingo, que se benefició de al menos un contrato valuado en 30 millones de euros para la instalación de carpas destinadas al tratamiento de pacientes afectados por Covid-19, en el marco de la pandemia global.

Pero Brizuela Guevara, de nacionalidad venezolana, no está solo en esta trama. Se menciona a Aránzazu Granell Barbadillo, empleada de la clínica, quien habría sido la encargada de trasladar sumas importantes de dinero desde Santo Domingo hasta Madrid, distribuyendo miles de euros en República Dominicana.

Las conexiones de “El Venezolano” no se detienen aquí. Se presume que estableció asociaciones con Víctor Aldama, figura clave en el negocio de las mascarillas, y con Ignacio Díaz Tapia, ambos vinculados al caso Koldo y parte de un grupo conocido como “Los cuatro mosqueteros”, intervenido por la Guardia Civil de España en la “Operación Delorme”.

No es la primera vez que Brizuela Guevara se ve envuelto en controversia. En el 2023, fue señalado en la investigación “Boricua Papers” como agente de inteligencia de Nicolás Maduro y enlace con la mafia rumana en Quintana Roo, México. Los documentos de este caso, filtrados mediante hackeo a la Secretaría de Defensa Nacional de México, desencadenaron el caso “Guacamaya Leaks”, revelando contratos millonarios entre Brizuela y el ex gobernador de Quintana Roo y actual embajador de México en Canadá, Carlos Joaquín González.

A pesar de estas revelaciones, tanto la Sedena como el gobierno mexicano parecieron minimizar las actividades de Brizuela Guevara, según investigaciones llevadas a cabo en Estados Unidos. Incluso enfrentó acusaciones de estafa y sobrevivió a un intento de asesinato, calificado por las autoridades como un “ajuste de cuentas”.

El historial de “El Venezolano” incluye también su presunta participación en el asesinato de otro empresario argentino en Riviera Maya en 2022, Federico Mazzoni, ejecutado por sicarios profesionales.

Las conexiones entre Brizuela Guevara y la red de Koldo García se establecen a través de Víctor de Aldama, con quien se le ha visto en varias ocasiones en México, Madrid y Zamora, según reportes de El Español. En sus redes sociales, el agente secreto chavista compartió numerosas imágenes con Aldama, a quien describió como “embajador del Gobierno de España para las Américas”.

El nombre de Jorge Brizuela Guevara continúa siendo sinónimo de intrigas, corrupción y conexiones internacionales, revelando una red de influencias que abarca desde América Latina hasta Europa.

Versión Final

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado