Ezequiel Querales Viloria: Paredón judicial

Compartir

 

PAREDÓN JUDICIAL, así, en letras  mayúsculas , es el término que más se ajusta a la bochornosa y leguleya decisión, tomada el pasado 26 de enero 2024, contra las legítimas aspiraciones políticas, legales, constitucionales, de la heroína venezolana más importante, surgida en los últimos años, en la tan maltratada patria de Bolívar.

Tal vez, desde que irrumpiera en la escena independentista, la también caraqueñísima heroína, Luisa Cáseres de Arismendi, esposa del prócer, Juan Bautista Arismendi, no había aparecido en el país, una aguerrida dama, tan recia e inequívoca, en defensa de las libertades,  rescate de los derechos ciudadanos,  y amor por Venezuela, como valientemente, lo ha demostrado María Corina Machado.

Hablamos de PAREDÓN JUDICIAL, por la calle del medio, porque, obviamente, lo que se ha consumado con desvergonzada alevosía, en el máximo tribunal del país,  jamás merecerá el término jurídico de “sentencia”, porque, ni por mala praxis, se aproxima a tal mención. Solo a riesgo, de enlodar, el ejercicio del derecho en Venezuela, y de los miles de profesionales, que dignamente, ejercen la profesión en el país, podría ser objeto de un serio estudio.

Muy razonable, la advertencia del destacado jurista y catedrático universitario, Perkins Rocha, abogado y compañero de ruta, de María Corina, dirigida a los millones de seguidores de la actual líder de oposición,  de no replicar el lenguaje chavista, sobre una “inhabiltación” que no existe.  Al respecto, resumió en cinco puntos, el analizado fundamento jurídico, acerca del controversial tema, que los jerarcas del régimen, buscan desaparecer, a toda costa.

Reiteró, que a la candidata MCM, “no se la ha ratificado la inhabilitación, simplemente, porque ella no está inhabilitada”.  Seguidamente, aseguró, que la Sala Político Administrativa (SPA) del TSJ, “aún no ha dictado sentencia sobre su reclamo por vía de hecho y solo ha publicado, un irregular extracto de su página web”.

Adicionó, que “siendo la inhabilitación una pena accesoria a un delito, no puede la Sala Político Administrativa  del TSJ, condenar a MCM, a 15 años”, aduciendo que eventualmente, pudiera darse por parte de la Sala Penal del máximo tribunal,  “solo tras un juicio penal, conforme al debido proceso”. Insistió, en señalar,  que la Constitución venezolana,  es muy clara, al consagrar, que no puede privarse a ningún ciudadano de los derechos políticos por decisiones administrativas, “salvo un juicio penal donde se respete el debido proceso. “No la imposición de un paredón”, como lo denunciara  el negociador de la oposición, Gerardo Blyde, tras conocerse la vergonzosa decisión del TSJ, del pasado 26 de enero.

Por alguna razón, ligada a la “eternización” de las dictaduras comunistas en el poder, la narrativa del PAREDÓN JUDICIAL, venezolano, nos remite en directo, a los crueles episodios  de los paredones de ajusticiamientos cubanos, impuestos por los sanguinarios  hermanos Castro, contra los opositores a su nefasta egolatría, y que obviamente, le dieron los frutos, de un total dominio de la isla, por más de 64 años.

Deducimos, que sería lo que se busca, imponer en Venezuela, pero ya no, con los fatídicos paredones de ajusticiamientos cubanos, si con las novedosas fórmulas, de la judicialización de la protesta e irreverencia popular, a través, de una cadena de PAREDONES JUDICIALES en el país.

Es harto conocido, que las inhabilitaciones de la Contraloría “son por motivos de persecución política, por tanto, absolutamente nulas, por inconstitucionales”.

Viene como anillo al dedo, la sabia reflexión del libre pensador  y analista político, Simón García, nunca dado endilgar elogios acomodaticios, a personaje alguno, cuando señala en su excelente artículo “Una Esperanza Objetiva”, que “el activo personal más importante hoy de las fuerzas de cambio es María Corina”. Y abunda en argumentos razonablemente lógicos, en torno a su indiscutible liderazgo, actitud de cooperación y honesto desempeño, en su agitada carrera política.

Son tantas las razones que convergen en este momento en país, para ser irreverente, sacudirse el yugo opresor, derribar cualquier forma de chantaje, salir a conquistar la libertad. Y gritar, ¡NO, AL PAREDON JUDICIAL!

Con información de Tal Cual y Prensa Vente Venezuelae

zzevil34@gmail.com

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado