Eumenes Fuguet: Monseñor Jesús Manuel Jáuregui Moreno

Compartir

 

Preocupado por las ambiciones inglesas en nuestro territorio Esequibo. Escritor, políglota, docente, científico, formador de excelentes ciudadanos.

Preclaro sacerdote cuyo apostolado lo dedicó al servicio y progreso de la iglesia, a la formación educativa de juventudes con la creación de institutos, y a las actividades en beneficio de los más necesitados.

Nació en Niquitao, estado Trujillo el 28 de septiembre de 1848, hijo de Don José Jáuregui y Doña Carmela Moreno. Realizó los estudios elementales en Mucuchies bajo la tutela de su tío el sacerdote Pedro Pérez Moreno.

A los dieciséis años ingresó al Seminario de San Buenaventura de Mérida, (futura Universidad de los Andes en septiembre de 1810). Ordenado Sacerdote el 19 de noviembre de 1871, en la Santa Iglesia Catedral de Mérida.

Inició su apostolado en la parroquia de Milla y secretario de monseñor Juan Hilario Bosset.

A los dos años de fecunda labor es enviado a Mucuchies, donde tuvo excelente misión pastoral por diez años, allí construyó la iglesia.

Realizó investigaciones sobre yacimientos de minerales; igualmente sobre la Etnografía y de Etnología. También diseñó una vía entre Mucuchies y el puerto de Bobures.

En 1877, escribió: Apuntes estadísticos del estado Guzmán Blanco. Ese año fue nombrado Miembro de la Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales de Caracas. Designado en 1879, Diputado al Congreso Nacional por el Gran Estado Guzmán Blanco, hoy estados Miranda y Aragua.

Los superiores eclesiásticos lo destinaron en 1883, Vicario Foráneo de La Grita, donde continuó su infatigable labor en pro de los ancianos con la creación de un asilo y en la atención de los niños abandonados.

El 6 de agosto de ese año, realizó la Procesión de la Imagen del Santo Cristo de La Grita. En esa población tachirense, inspirado en los reglamentos y actividades educativas de San Juan Bosco, fundó el 1 de enero 1884, el Seminario Colegio Sagrado Corazón de Jesús, donde trabajó durante quince años. (Instituto forjador de grandes personalidades, funcionó hasta 1917).

Monseñor Jauregui incluyó en su colegio: La Física Moderna del físico y matemático inglés Isaac Newton.

Monseñor Jesús Manuel Jáuregui Moreno

El Colegio dejó honda huella por su excelente labor; con gran mística pudo realizar importantes estudios de física y matemáticas, reconocidos por la Universidad de Nueva York y por la Universidad Gregoriana de Roma.

En 1885, el presidente Joaquín Crespo le confirió la máxima condecoración nacional Orden Busto del Libertador. Ese año fue recibido Miembro de la Academia de Minas de París.

Viajó a Roma en donde pudo entrevistarse con Su Santidad León XIII y en junio de 1885, conocer al futuro Santo Don Bosco en Turin.

En 1887, publicó: Apuntes estadísticos del estado Mérida

En 1889, escribió: La Sultana del Zulia.

En 1891: Tratado de Urbanidad para los Seminaristas.

En 1892, instaló una imprenta en el Colegio Corazón de Jesús en La Grita, utilizada en el recien fundado periódico quincenal El Misionero.

Ese año publicó: Manual de Geometría Elemental.

Fue columnista de varios medios impresos en Caracas, Zulia, Mérida y Táchira.

En 1895, fundó en La Grita un instituto para niñas, de los primeros en Venezuela.

Con sentido nacionalista, en 1896, ante la usurpación inglesa en nuestro territorio Esequibo, monseñor Jáuregui, fundó y presidió en La Grita: La Junta Patriótica Defensora de la Integridad Nacional

En 1898, fue designado: Hijo Benemérito de La Grita.

El general Cipriano Castro líder de la Revolución Liberal, avanzó desde Cúcuta con sesenta soldados el 23 de mayo de 1899, con el propósito de derrocar al general Ignacio Andrade Presidente de la República.

Durante su exitoso avance se le incorporaron jóvenes tachirenses algunos de ellos discípulos de monseñor Jáuregui, entre ellos Eleazár López Contreras, quien egresó a los quince años Bachiller en Filosofía y Letras.

Cipriano Castro tildó a sacerdote Jauregui de traidor y espía

Con la idea de viajar a Roma, se trasladó en 1900 a Maracaibo, donde trabajó con monseñor Francisco Marvez, quien aspiraba asignarle el cargo de Dean de la Catedral

El presbítero Jauregui, en mayo de 1900, es detenido y llevado al castillo San Carlos, cercano a esa ciudad. Gracias a las diligencias de militares y sacerdotes, fue liberado en agosto de ese año.

Se trasladó a Roma en 1901, siguió a París y por último en 1903, a México, donde se dedicó a la educación de los seminaristas.

Ejerció el importante cargo de Vicario General del Obispado de Huajuapan.

En febrero de 1904, regresó a Roma para ingresar como religioso del Convento de los Carmelitas Descalzos del Monte Carmelo.

Entregó su alma al Supremo Creador en Roma el 6 de mayo de 1905, cuando era intervenido de Cálculos Urinarios. Fue enterrado provisionalmente en el Colegio Pío Latino de Roma.

Los restos fueron traídos a Mucuchies en abril de 1910, por instrucciones del Presidente. Juan Vicente Gómez, siendo Inhumado según su voluntad en la iglesia de esa población, donde están sus padres.

El Congreso Nacional había dispuesto el 10 de julio de 1943, el traslado de sus restos al Panteón Nacional.

La población de La Grita es desde 1909, capital del municipio Jáuregui, allí se encuentra una plaza y un monumento de Pie colocado en agosto de 1914; También se encuentra el Liceo Militar Monseñor Jáuregui, decano de los institutos de su categoría.

Una parroquia en Trujillo, promociones de bachilleres, Sellos Postales e instituciones, se honran llevar el nombre de este servidor de Dios y maestro de juventudes.

La Grita, es bien denominada: La Atenas del Táchira

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado