La inflación en la Argentina cerró el año 2023 en 211,4%

Compartir

 

Así, el ciclo K terminó con la inflación más alta del mundo en 2023. Javier Milei había dicho que si en el último mes del año el índice estaba cerca del 25%, lo consideraba un éxito tremendo. En Venezuela, la inflación del 2023 fue de 193% el mes pasado, según el Observatorio Venezolano de Finanzas, con sede en Caracas.

La inflación de diciembre fue de 25,5% según el índice de Precios al Consumidor (IPC) que informó este jueves el INDEC. Es la primera medición que se difunde desde que Javier Milei asumió al frente del Ejecutivo nacional el pasado 10 de diciembre. De esta forma, la inflación de 2023 cerró en 211,4% y se multiplicó por cuatro durante la presidencia de Alberto Fernández.

Así, el aumento de precios en Argentina está otra vez a niveles de récord mundial: el índice de inflación de 2023 sólo puede superarlo El Líbano, que aún no difundió los datos de diciembre.

El registro de diciembre en Argentina es el más alto desde marzo de 1990 y la inflación anual es la mayor desde mayo de 1991. El salto de los precios en 2023 fue potenciado por el aumento de la emisión monetaria y el gasto público durante la campaña electoral, en un contexto de dólar pisado, cepo cambiario, acuerdos de precios con congelamiento en varios rubros y retraso en las tarifas.

En diciembre, el IPC duplicó el registro de noviembre, que había sido de 12,8%. Esto fue consecuencia de la devaluación que aplicó Milei que llevó al dólar oficial de un día para otro de $ 365 a $ 800 a nivel mayorista. Junto con esto el flamante mandatario liberó los precios de productos clave, como los combustibles que acumulan un alza del 80% en el primer mes de esta gestión.

En diciembre varios rubros subieron por encima del IPC. Bienes y Servicios tuvo un salto de 32,7%, seguido por Salud con un incremento de 32,6% y Transporte con 31,7%. Pero claramente el rubro que más impactó en el índice y que anticipa que habrá un incremento marcado en la pobreza es Alimentos y Bebidas, que en diciembre una suba de 29,7%.

A lo largo del año pasado Alimentos fue el segmento que más trepó, con un avance del 251,3%.

Las estimaciones privadas habían anticipado que la suba de precios se ubicaría en un rango de entre 25% y 30%, lo que generó la celebración de Javier Milei. “Si es 30% es un numerazo, veníamos para 45%. Significaría que logramos abatir un tercio”, destacó el jefe de Estado en declaraciones radiales horas antes de que se difundiera el dato.

Después de la difusión del IPC desde el ministerio de Economía sostuvieron que “el número es claramente mejor al esperado por el consenso de los economistas privados, que proyectaban una inflación muy cercana al 30%”.

Desde el Palacio de Hacienda marcaron que esto “refuerza nuestro convencimiento de que vamos por el camino correcto. Sabemos que va a ser duro en el corto plazo, pero que esta vez vamos a salir adelante. El apoyo de la gente a las nuevas medidas es altísimo. Esperamos que la política esté a la altura de las circunstancias”.

Para Miguel Kiguel, “la inflación de diciembre está en línea con lo que esperábamos y muestra que estamos lejos de la tan temida hiper. De cualquier manera para que baje hay que ser muy cuidadoso con la política monetaria”.

“El impacto inicial del reacomodamiento de precios relativos fue menos traumático que lo que los agoreros del desastre vaticinaban. Igual el desafío es enorme. Enero va ser impactada por el arrastre estadístico y febrero debería verse una desaceleración importante”, señaló el economista de Econviews.

Desde C&T Consultores, Camilo Tisconia marca que “los datos de nuestro relevamiento de precios para lo que va de enero muestran al turismo como uno de los grandes impulsores del mes, junto con el aumento de 40% en las prepagas y el ajuste de 50% en el transporte público en la región GBA. Por el contrario, numerosos componentes con precios libres moderaron significativamente su ritmo de incremento ya desde la cuarta semana de diciembre, incluyendo especialmente a alimentos. La inflación de todo el mes podría ubicarse en torno al 20%, un escalón por debajo de la de diciembre”.

La consultora LCG apunta que “el año comenzó con el anuncio de algunos aumentos en regulados y en precios que habían estado congelados hasta el momento. Combustibles se incrementó 27% (luego de la suba de 82% de diciembre) con arrastre a otros precios en la economía. Se suman también las primeras autorizaciones a aumentos en Transporte y Prepagas. Esto le impone un piso de 15 puntos porcentuales para la inflación de enero. Aunque pueda verse una desaceleración respecto a diciembre, esperamos un registro alto también para este mes, en torno al 25%”.

El Clarín de Argentina

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado