Los guyaneses no seremos pisoteados y no nos tomarán desprevenidos, dijo Irfaan Ali

Compartir

 

El presidente de Guyana se pronunció el domingo un encendido discurso ante decenas de guyaneses en el Estadio Nacional.

-Dice que todos los esfuerzos dentro del estado de derecho se desplegarán para proteger las fronteras de Guyana -se compromete a estar al frente de cualquier circunstancia que requiera su liderazgo.

Entre exhibiciones patrióticas de música, arte y danza, el presidente, Dr. Irfaan Ali, declaró el domingo que Guyana se encuentra sobre terreno sólido y no será pisoteada mientras Venezuela busca anexar la región del Esequibo del país.

Dirigiéndose a una multitud gigantesca en el Estadio Nacional, Providence, el Jefe de Estado en una carga audaz y directa, dijo, tanto él como su pueblo no se dejarán conmover.

Tengo un mensaje para el presidente Maduro y el vicepresidente, nada de lo que digan, ninguna cantidad de propaganda o mentiras generará miedo en mi corazón o en el corazón de cualquier guyanés.

El gobierno de Nicolás Maduro celebró el domingo un polémico referéndum. Esto hizo que los venezolanos acudieran a las urnas para votar sobre los reclamos del país sobre dos tercios del territorio de Guyana, a pesar de un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el viernes pasado que ordenó al Estado boliviano abstenerse de cualquier acción que pudiera cambiar el status quo. Es decir, Esequibo está gobernado por Guyana.

Gritando ‘El Esequibo es nuestro’, los guyaneses asistieron a una noche de reflexión patriótica mientras aumenta la tensión por los reclamos de Venezuela sobre una gran parte del territorio del país.

Tienen una responsabilidad, pueden honrar la orden de la CIJ, pueden demostrar que se preocupan por esta región, que se preocupan por la gente, que se preocupan por la paz y que se preocupan por la paz, dijo mientras las personas ondeaban sus banderas. .

Incluso cuando aumentan las tensiones, el presidente Ali instó a los guyaneses a mostrar empatía y amor hacia la población venezolana, especialmente hacia aquellos que habrían emigrado a Guyana.

Sin embargo, sostuvo que Guyana no sucumbirá ante ninguna amenaza y estará preparada para proteger a su pueblo y sus fronteras.

No estamos cerrando ninguna relación con el pueblo de Venezuela, pero déjenme ser muy claro, no vamos a ser pisoteados. No nos van a tomar desprevenidos.

Haremos todo dentro de los límites del derecho internacional. Haremos todo lo posible dentro de los límites de la dignidad humana para proteger lo que es nuestro, para proteger nuestras fronteras, para proteger el Esequibo, añadió.

El presidente señaló además que Guyana cuenta con el apoyo de muchos socios internacionales y permanece del lado correcto de la ley.

La mayoría de los guyaneses pueden tener la seguridad de que el propio presidente estará en primera línea.

Mis compatriotas de Guyana, están en terreno sólido. Estamos sobre terreno sólido… Estaré al frente de cualquier circunstancia que requiera mi liderazgo para Guyana y el pueblo de Guyana. No te equivoques al respecto.

Varios funcionarios de gobierno asistieron al acto patriótico

Patriótico

Guyanos de todos los sectores sociales se reunieron el domingo en el Estadio Nacional para una noche de reflexión y oración.

Entonando canciones nacionales y declarando El Esequibo es de Nosotros, muchos se pusieron de pie ondeando la bandera nacional del país, la Punta de Flecha Dorada.

Algunos permanecieron atentos con expresiones de celo en sus rostros mientras otros coreaban y cantaban.

Vestido con los colores de la bandera, no había ningún guyanés a la vista que se quedara quieto o en silencio.

El presidente elogió esta muestra, al tiempo que reiteró su compromiso y amor por su pueblo.

Quiero que todos sepan, sin importar las circunstancias, lo difícil que es, lo fácil que es, lo oneroso que es, lo peligroso que es, nunca me verán lejos de ustedes.

Estaré con ustedes en el frente, uno al lado del otro, dijo el presidente Ali entre fuertes aplausos y banderas ondeando.

Guyana Chronicle

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado