Carlos Ñáñez: Para que me leas, el lunes

Compartir

 

Escribo como pienso y como siento. Llevo a Venezuela en la sangre y en los huesos, me duelen sus dolores colectivos, y cuando se trata de hablar de ellos sería un farsante si jugara a la comedia de la imparcialidad. Rómulo Betancourt.

El día de mañana domingo se celebrarán las elecciones primarias, en medio del fragor y del cumplimiento de la máxima de Nietzsche que rezaba: “Quien lucha con monstruos termina por convertirse en uno de ellos”.

Es imposible que determine con meridiana claridad quien será el ganador pero serias encuestadoras y mi trabajo profesional, en materia de inteligencia electoral dan la ventaja a María Corina Machado. Hay quienes se han retirado, entre ellos Capriles, para evitar ser decuplicado en votos; la retirada de Superlano para dar apoyo a María Corina Machado fue una jugada estratégica, doblarse para no partirse y mantenerse en la arena política; y el retiro del candidato de COPEI, Roberto Henríquez, describen una inmensa madurez política. Sencillamente no alcanzaron ni las metas ni los lapsos.

Las acusaciones temerarias de un ala de Acción Democrática demuestran la absoluta carencia de principios éticos básicos, pues se habían suscrito acuerdos de mutuo respeto, empero acusar de que la comisión nacional de primarias era un órgano de SUMATE, es más que una temeridad, una vileza propia del chavismo, que es una actitud que este partido ha decidido seguir

¿Que diría Rómulo de estas conductas timoratas y gatopardianas? Supongo sentiría vergüenza de que ellos, los del 28, fueron unos muchachos poco informados pero muy bien formados. Ahora ocurre lo contrario en la modernidad líquida todo se permite, cualquier cosa se puede tolerar, hasta la infamia y la calumnia. Ustedes no son hijos de Rómulo Betancourt, el partido, reitero, ha hecho un esfuerzo inmenso, pero el candidato no reúne las cualidades mínimas y es, por el contrario, prepotente e ignorante, una combinación fatal.

Un político adeco me retó a que escribiera y aquí lo estoy haciendo. Lamentablemente no existe marco común de pensamiento y este importante partido solo sabe hacer escándalos, unos peores que otros y comportarse desde las vísceras.

Su candidato no reúne las cualidades para enfrentarse a Maduro y a su gansterilidad. Es, además, cercano en extravíos culturales, cognitivos y de habilidades, piden respeto y no son capaces de darlo, nos tratan como borregos y nosotros somos ciudadanos padecientes y con un criterio que los superó. Escribo por si no gana la opción que yo apoyo, sepan que tocará meterle el hombro y el pecho a la otra candidatura, pero las encuestas no mienten y los márgenes son muy amplios.

Es menester tener la templanza para escribir estas líneas sin ofender, prudencia para no revelar quienes han cohabitado con el tirano, justicia para censurar que, a horas de las primarias, se intente revertir el resultado y fortaleza para tolerar los ataques y entender que vienen de gente sin formación axiológica, filosófica y política alguna.

Mañana elegiremos un candidato unitario, sabemos que la lucha es contra el tirano en 2024 y debemos amalgamar esfuerzos y ser coherentes.

Allí tienes para que me leas, no lo hago como un reto sino en la tarea de educarte, pues para ser políticos se debe entender de politología, de sociología, de psicología y de economía y son materias que se tienen pendientes y les toca cubrir. Léame concejal Jiménez, la idea es debatir, sin fanatismos, pues cuando la actitud fanática se incorpora, el debate desaparece.

Dejo a su consideración leer y seguirme tratando, pues en este país pensar distinto está prohibido. Mis espacios estarán siempre abiertos y espero lea esta humilde columna, reviertan los desaguisados de su candidato y, si resulta favorecido, requerirá mucha humildad para aprender, pues reside en él una marcada carencia cognitiva, una limitación dialéctica inocultable y una vergonzosa ignorancia impropia de un candidato presidencial.

Finalmente pensar duele, en la medida en que se resistan a aprender y aprehender. La soberbia es capital pecado y causa de la ruina política de muchos, lean, prepárense, no podemos seguir gobernados por los peores, a su juicio mi sinceridad preclara.

¡Basta ya de escándalos! Y el chavismo es una actitud asumida por las ruinas de Acción Democrática, espero logren exorcizarse y volver al ruedo de la diversidad, la decencia, la transparencia, abandonando toda forma de argumentación aviesa y manida. ¡Quería leerme concejal Douglas Jiménez, he allí dos tazas de lectura!

Queda usted en la libertad de tratarme o no, en lo personal no me importa, yo no traiciono, ni me traiciono.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado