Fernando Rodríguez: María Corina, ahora sí

Compartir

 

Alonso Molero escribió un artículo necesario para analizar la ideología de María Corina Machado (La Gran Aldea), al parecer nuestra única ficha para combatir la dictadura madurista; aunque ficha inhabilitada, pero eso es para después. La encuentra de derecha, más no de extrema derecha. La salvedad es que le parece sensata, con sensibilidad social, demócrata y parecida a cualquier derecha de este mundo que no le ha dado por demolerlo o enguerrillarlo. Sí teme a bandas de seguidores bastante caníbales. Y, por último, nos da de gratis un paseo por la Venezuela contemporánea. No es demasiado precisar, pero abre una puerta importante.

La verdad es que yo no conozco el plan de gobierno, sobre todo el económico, solo fragmentarias afirmaciones. Pero antes de entrar en el tema de mis impresiones sobre lo que he leído, quiero recordar que mi posición ante estas posibles elecciones del 24 se puede resumir en tres palabras: salir de Maduro. Es decir como sea, el Conde del guácharo u algún otro extraviado y exótico incluido. De manera que si nuestra dama de hierro lo logra, aleluya.

Ahora bien yo la tildé una vez de candidata imprevista. Paradójicamente no por novedosa sino por lo contrario, porque tenía decenios ahí, en el mismo lugar, la intransigente, sin despertar mayores efusiones. Que recuerde, al principio propiciaba una invasión, básicamente gringa. Lo cual era un desvarío, no sólo porque no se quisiera la planta insolente pisando nuestra tierra, sino porque los gringos no invaden ya ni a Trinidad por las palizas recibidas, posteriormente a la extremadamente vergonzosa de Afganistán. Cuando los gringos dijeron veinte veces no y hasta se rieron de esa propuesta, se plantó frente a la tiranía y no aceptó eso que llaman hacer política, o practicar el realismo, o la vagabundería (alacranismo), dialogar, acercarse de alguna manera a los que mandan. A eso ella dijo no y fue no. De repente eso motivó a muchos que odiaban al régimen que había destruido sus vidas, su trabajo, su familia, su destino. Y bienvenida sea frondoso árbol en ese desierto que hemos vivido. (Yo solo voy a permitirme una manía sin consecuencias, voy a votar por Andrés Velásquez).

Perdonen lo largo del entreacto. Respecto a su ideología al parecer es sí radicalmente liberal, no sé si eso podrá llamarse derecha o extrema derecha. No habla sino de privatizar, hasta Pedevesa y todo lo demás. Neoliberalismo A lo Pérez 2, a lo Carlos Blanco, por lo poco visto.  Es fórmula peligrosa, el mismo Pérez decía que solo Pinochet por dictador y él por campeón de la popularidad podían intentarlo. La verdad que puede que exagere y María Corina, que es buena persona repito, también piense al menos como Keynes y haga una buena síntesis. Pero no olvidemos que por ahora la cosa es salir de Maduro para que haya vida y movimiento.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado