La agricultura vuelve la vista al estudio de la genómica

Compartir

 

La sequía y la crisis climática empujan la divulgación de estas técnicas y fuerzan una revisión de la legislación. El aumento de cada grado centígrado se traduce en una pérdida de la producción mundial de trigo del 6%.

Melones que duran más tiempo sin estropearse, variedades de cereal más resistentes a la sequía o melocotoneros y arroz inmunes a ciertos hongos. Estas son algunas de la nuevas variedades agrarias en las que están trabajando los investigadores del Centre de Recerca en Agrigenòmica (Crag) con el fin de ayudar a la agricultura a afrontar el gran reto de alimentar a una población mundial en aumento sin comprometer la salud del planeta.

No se trata de técnicas de modificación ni de edición genética, que cuentan con una regulación muy restrictiva en la Unión Europea, sino de utilizar la genómica para acelerar el proceso de selección de aquellas variedades que mejor se adapten a las necesidades del sector agroalimentario, explica Marta Pujol, investigadora del Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (Irta) adscrita al Crag. Esta selección de las mejores semillas, que los agricultores han realizado desde tiempos ancestrales, se convierte así en un método eficiente y altamente profesionalizado, que es llevado a cabo en el laboratorio.

Debido a las grandes restricciones existentes en la Unión Europea en materia de modificación genética, su aplicación en la mejora y selección de nuevas variedades es prácticamente la única herramienta actual que puede ayudar a la agricultura europea a hacer frente a las duras condiciones climáticas a las que se ve sometido el campo. Se espera, por ejemplo, que la producción de aceite de oliva de esta campaña sea la mitad de la media de los últimos 15 años, debido a las olas de calor durante el periodo de floración y cuajado del fruto, así como a la sequía sufrida durante el 2022 y parte del 2023.

Con el doble objetivo de dar a conocer las necesidades de mejora genética de los cultivos y de divulgar la agrigenómica y sus ventajas, Pujol lidera un proyecto financiado por la Generalitat de Catalunya para el que ha organizado una serie de mesas de diálogo y charlas formativas por las cuatro provincias de Catalunya. La agrigenómica es muy conocida por las grandes empresas del sector, pero no por los pequeños y medianos agricultores, entre los que todavía hay mucha confusión sobre las diferencias entre transgénicos, edición genética o selección genética, señala Pujol. La primera de las mesas de diálogo tiene lugar el 27 de septiembre.

Las nuevas técnicas genómicas fueron también uno de los temas centrales de la reunión informal mantenida por los ministros de Agricultura de la Unión Europea entre el 3 y el 5 de septiembre, en Córdoba. La reunión supuso un impulso a la propuesta legislativa sobre nuevas variedades de plantas producidas mediante nuevas técnicas genómicas, presentada por la Comisión Europea el pasado 5 de julio.

El documento abre las puertas a que los agricultores europeos se puedan beneficiar de los avances científicos en materia de edición genética. En la actualidad, la legislación europea considera que los organismos editados genéticamente son equivalentes desde el punto de vista legal a los organismos modificados genéticamente (conocidos como transgénicos) y se les aplica una regulación muy restrictiva. No así en países como Japón o Estados Unidos.

La edición genómica es un tema clave para obtener nuevas variedades vegetales que ayuden en el desafío del cambio climático y en la reducción de fitosanitarios y fertilizantes. Hay consenso sobre la necesidad de dar a los consumidores la máxima información y seguridad en relación con las técnicas de edición genómica, con referencia particular a la agricultura ecológica. También hay consenso en el tratamiento de patentes de las nuevas variedades para que acceder a ellas no esté fuera del alcance del agricultor, declaró el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, en el marco del encuentro europeo.

La Vanguardia España

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado