El conflicto dentro de la Comisión Nacional de Primarias es irrelevante para los venezolanos, afirmó Pablo Quintero

Compartir

 

Para el politólogo Pablo Andrés Quintero la renuncia de María Carolina Uzcátegui a la vicepresidencia de la CNdeP, tiene sentido, ya que faltan menos de 100 días para el 22 de octubre y no están dadas las condiciones necesarias para que la Primaria sea robusta, confiable e inclusiva.

En primer lugar, Quintero destacó que el éxito de la elección opositora no dependerá de quién conforme la comisión, es decir que si renuncia otro de los miembros esto no definiría o no que se diera la elección en el tiempo estipulado.

Sin embargo, estimó que este tipo de noticias, la segunda renuncia tras la del historiador Rafael Arraiz Lucca hace un mes, tiene un impacto negativo en la opinión pública. «Genera más desconfianza y empaña aún más la credibilidad en este proceso. La renuncia tiene un efecto negativo inmediato en la opinión pública ya que si una persona renuncia es porque las cosas están mal», declaró vía telefónica a ND.

El director de LOG Consultancy, indicó que la explicación de Uzcátegui coincide con lo que argumentó Arraiz Lucca. «Esta primaria al no ser organizada por el CNE no cuenta con las condiciones para darse como debería ser en todo el país. Esa es una realidad».

En este sentido, tildó de «atrevido» y «peligroso» que José María Casal afirme lo contrario y justificó «a escasos cien días de la realización de la Primaria, todavía no están listos los procesos para que esto se desarrolle con éxito. Desde el punto de vista logístico, trabajar en todos los estados requiere una alta formación para las personas que estarán allí trabajando, conexión a internet, financiamiento y organización».

Además, es fundamental que se establezca un plan de contingencia en caso de que la elección no pueda llevarse a cabo por saboteo por parte del Gobierno.

«Ese mismo día podría darse la situación de que esos centros no estén habilitados por haber recibido algún tipo de amenaza. Tiene que haber plan b y hasta c. No se está dando en un escenario electoral normal sino de mucha hostilidad. No hay garantías ni respuestas sólidad hoy que indiquen que el proceso tendrá éxito», insistió.

Es decir, tiene que haber algún plan b y c y se debe contemplar porque no se están dando en un escenario normal sino de bastante hostilidad altamente copetitivo. «No hay garantías de que tenga éxito si a menos de cien días no tienes sólidas respuestas para darle a la opinión pública».

A su juicio, es importante que la CNdeP mantenga su imparcialidad y que combata aspiraciones personales de ciertos factores políticos que buscan hacer de la Primaria su estrategia política.

«Sería un grave error que la Primaria solamente esté a la orden o se haga en función a objetivos políticos de ciertos sectores. La Primaria debe ser amplia, democrática y rigurosamente organizada porque sino está destinada a ser un fracaso».

Tras la renuncia de Uzcátegui, la CNdeP informó este jueves que su lugar sería ocupado por la abogada Mildred Camero, pero para Quintero esto no tiene relevancia en el ámbito nacional.

«Ocho de cada diez ignora la conversación política sobre la Primaria porque está atendiendo sus problemas cotidianos. Servicios públicos, economía, salud, son los temas que dominan la agenda de la gente. Los que están pendiente de esto son un reducto de personas hiperinformados de la política y estas decisiones no merman hacia la Venezuela desconectada o desinformada», sentenció.

«Es muy poco transcendental que una persona renuncie o no; así como es irrelevante lo que diga la CNdeP porque el país está ocupado en temas sensibles y de supervivencia y no está procesando ni siquiera quiénes son los candidatos, sus ofertas políticas, etc. En Venezuela, hay desánimo, desilusión, aislamiento y este clima de conflicto dentro de la CNdeP es absolutamente irrelevante para la ciudadanía»

Anaisa Rodríguez. – Noticiero Digital

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado