Venezuela tuvo la más alta  tasa de homicidios en América Latina durante el 2022

Compartir

 

Cinco de los siete estados con las tasas más altas se ubican en la zona centro-norte del país, donde se encuentran algunas de las regiones más afectadas por la violencia de pandillas de Venezuela

Con un promedio de 26 muertes violentas por día, durante 2022 Venezuela registró nueve mil 367 homicidios en 2022, para liderar la estadística en América Latina, de acuerdo al balance de la organización InSight Crime.

Los datos de este reporte se basan en el trabajo documental del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que dan cuenta de que en Venezuela hay 40,4 homicidios por cada 100 mil habitantes, incluyendo desapariciones.

Cinco de los siete estados con las tasas más altas se ubican en la zona centro-norte del país, donde se encuentran algunas de las regiones más afectadas por la violencia de pandillas de Venezuela, como Aragua, lugar de origen del Tren de Aragua; Miranda, donde existen pandillas ultraviolentas dedicadas a secuestros y extorsiones, que se han apoderado de franjas de territorio, y Caracas.

El balance anual de InSight Crime resalta que gran parte de la violencia no está siendo causada por los grupos más grandes del crimen organizado, sino por depredadoras pandillas callejeras de menor tamaño, como informó el OVV.

La dolarización de facto del país ha creado enormes oportunidades para las pandillas, ya que tanto individuos como empresas utilizan dólares estadounidenses para transacciones en efectivo, pero no pueden depositarlos en cuentas bancarias nacionales, por lo que quedan en posesión de grandes cantidades de efectivo y expuestos a ser atracados.

Organismos de seguridad como victimarios

De las más de 10 mil muertes violentas registradas el año pasado, aproximadamente el 13% fueron el resultado de intervenciones policiales. Esta alta tasa quizá esté relacionada con la violencia indiscriminada desplegada durante las operaciones de seguridad en Venezuela, en las que la policía ya es señalada por cometer ejecuciones extrajudiciales, como han documentado las agencias internacionales de derechos humanos.

El reporte revela que, en tres de los cinco estados con las tasas más altas de muertes como resultado de intervenciones policiales, Aragua, Miranda y Guárico, hubo grandes operaciones de seguridad en 2022, que estuvieron acompañadas de denuncias generalizadas de violaciones a los derechos humanos, lo que incluye ejecuciones extrajudiciales.

Además, en 2022 hubo 1.370 denuncias de desapariciones vinculadas a actividades criminales, sobre todo la región minera de Bolívar, donde bandas fuertemente armadas, conocidas como sindicatos, se disputan el control del comercio de oro. Se ha sabido que estos grupos desaparecen a sus víctimas, como lo demuestra el descubrimiento de varias fosas comunes a fines de 2022.

Después de Venezuela el balance lo completan Honduras, Ecuador, México y Belice, seguidos de Brasil, Guatemala, Guyana, Costa Rica, Panamá, Uruguay, El Salvador, Surinam, Paraguay, Nicaragua y Chile.

Tasa de homicidios America Latina 2022
Tasa de homicidios America Latina 2022

Otras revelaciones

El informe de InSight Crime incluyó este año a los países del Caribe, con el fin de incluir varios países y territorio del Caribe, muchos de los cuales experimentaron un fuerte aumento en los asesinatos en 2022. Si bien somos conscientes de que tanto sus poblaciones como sus cifras de homicidios son comparativamente más pequeños, los incluimos en este balance con el fin de mostrar que los patrones de violencia están afectando a toda la región.

El Caribe se convirtió en una zona crítica en cuanto a los asesinatos. La tasa de homicidios de Jamaica aumentó una vez más, dado que el tráfico de armas hacia la isla permitió que las pandillas se abastecieran de armas para cometer sus crímenes; por su parte, las Islas Turcas y Caicos se convirtieron en el país más violento per cápita de la región, dado que los asesinatos registraron un aumento de más del doble.

En general, los países de América Latina y el Caribe continuaron registrando altas tasas de homicidios en 2022, a medida que la producción de cocaína alcanzó nuevos máximos, los grupos criminales continuaron fragmentándose y el flujo de armas en toda la región siguió creciendo.

En Ecuador, la situación fue verdaderamente catastrófica con los niveles históricos de cocaína que ingresaron al país que intensificaron la violencia, y los asesinatos se dispararon, en tanto que los ataques contra funcionarios judiciales y los asesinatos de policías por parte de las bandas criminales alcanzaron niveles récord.

En El Salvador, la ofensiva directa del gobierno contra las pandillas causó una drástica reducción en las tasas de homicidios, aunque presuntamente a costa de violaciones sistemáticas a los derechos humanos. Y en Haití, una falta casi absoluta de capacidad política llevó a un aumento de la violencia, en tanto las pandillas paralizaron la capital del país, Puerto Príncipe.

El Carabobeño

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado