Luis Bravo: ¡Viva Cadenas carajo!

Compartir

 

El poeta venezolano Rafael Cadenas ganó el Premio Cervantes 2022. Costadelsolfm.org

Sigue cayendo la producción de Pdvsa en Occidente. Costadelsolfm.org

Servicios públicos en Venezuela incrementaron 212,88% en un año, según Cenda. Lapatilla.com / La Ceiba

Inflación del mes de octubre se ubicó en 6,2%. La inflación anual se ubica en 155,79%. BCV. Descifrado

Precio del dólar paralelo cerró la semana cerca de los Bs. 10. Descifrado

Es muy riesgoso evaluar el doloroso incidente que ocurrió en el Colegio Humboldt con la información que se tiene. Pues sólo sabemos que ocurrió una desgracia que no tuvo que ocurrir, que impacto fuertemente a la opinión pública interesada en Educación y que la respuesta condenatoria del Ministerio Público fue  pasmosamente diligente si la comparamos con  la lentitud inepta que suele acompañar los casos de violación de los derechos humanos que castigan la vida política del país. O con la incapacidad  culposa que acompaña el doloroso hecho de que gran cantidad de escuelas de administración oficial no han comenzado el año escolar.

Esta semana agregamos tres referencias al caso,  que suman a las tres de la semana pasada,  como contribución a la comprensión de un evento que va a ensuciar la imagen que ofrece la iniciativa privada como opción de escolaridad de gran empuje cuando la iniciativa oficial muestra los signos de colapso que ofrece en la comunicación pública. De igual modo,  apreciamos más o menos lo mismo, respecto a la imputación a la directora de un Colegio de administración privada por “inducción al suicidio” contra adolescente que se quitó la vida bajo las ruedas del metro.  Caso que no conmueve a la opinión pública en el grado en que lo hizo la muerte de un niño en el Colegio Humboldt, pero sí a las personas que sospechan la diligencia del Ministerio Público,  como un intento para secundar izar el abandono vive la  infancia con necesidades especiales.

Se desvanece la sensación de alivio económico que llevó a algunos a exclamar: “Venezuela se arregló”. Nada que ver,  otra vez asoma la inflación más alta del mundo, sube el precio del aborrecido (pero codiciado) dólar imperial,  los servicios públicos crecen en precio y deterioro, entre otras calamidades que el discurso oficial declaraba como ya  superadas. Se desinfla la “economía de bodegón” sin que el auxilio de las empresas internacionales del petróleo den muestras de entusiasmo con la premura que reclama la proximidad de los torneos electorales.

925 Memoria Educativa Venezolana, paso a paso

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado